Festival de Cannes 2022: el esperado regreso de George Miller es un cuento romántico lleno de fantasía y pasión por las historias
Críticas

Festival de Cannes 2022: el esperado regreso de George Miller es un cuento romántico lleno de fantasía y pasión por las historias

Siete años llevábamos esperando una nueva película de George Miller. Tras la fenomenal 'Mad Max: Fury Road', las expectativas estaban muy altas con el regreso del cineasta australiano, que ha presentado en el Festival de Cannes un singular drama fantástico titulado 'Tres mil años esperándote' ('Three Thousand Years of Longing').

Érase una vez...

En la línea de películas como 'The Fall' (Tarsem Singh, 2006) o 'La vida de Pi' (Ang Lee, 2012), el último trabajo de Miller vuelve a reivindicar el valor de las historias con una narración llena de elementos extraordinarios, mágicos, donde la verdad y la fantasía se entremezclan de tal forma que va a depender del espectador interpretar qué es real y qué no. O simplemente dejarse llevar y quedarse con la moraleja.

La protagonista, Alithea (Tilda Swinton), se presenta como una mujer analista e independiente que comienza a tener extrañas visiones durante un viaje en Estambul. Experta en el arte de contar historias, Alithea compra una extraña botella de la que surge un "djinn" (Idris Elba), el clásico genio de la lámpara de 'Las mil y unas noches' que se ofrece a conceder tres deseos a todo aquel que le libere de su prisión.

Lógicamente escéptica al principio, Alithea decide saciar su curiosidad y pregunta al djinn por su historia. Un punto de partida que permite a George Miller desplegar toda clase de situaciones asombrosas e imágenes espectaculares, mientras nos cuenta el origen de sus protagonistas y sus necesidades, estableciendo una peculiar relación de beneficio mutuo. Y es que Alithea, pese a la fría superficie, tiene un deseo que no quería reconocer...

'Tres mil años esperándote': un maestro cuentacuentos llamado George Miller

George Miller en el rodaje

Desde el inicio, Miller propone un salto de fe. Pronto aparecen criaturas increíbles y la entrada de Elba con sus orejas puntiagudas y sus poderes sobrehumanos deja muy clara las intenciones de la película. Es un cuento tradicional lleno de magia, romance, aventura, tragedia y advertencias, inspirado por las leyendas orientales. Eso sí, no esperes una película para adultos: Miller se dirige a todos los públicos así que tiene cuidado al mostrar violencia o sexo. Una pena. Solo cabe esperar que algún djinn nos ofrezca un montaje del director...

Si aceptas la propuesta, si te relajas y no entras en pánico con una lectura fantástica de conflictos humanos (con efectos especiales más cercanos a dibujos animados que a un blockbuster de acción real), Miller no decepciona. Vuelve a demostrar que es un maestro de la puesta en escena, un habilidoso narrador con todas las herramientas que necesita para despertar las emociones que busca en su público. Entre ellas, dos actores carismáticos entregados al divertido juego del cineasta.

Presentada en Cannes fuera de concurso, el mayor problema de 'Tres mil años esperándote' puede ser llegar tarde, o en mal momento, con los cines sufriendo por la competencia de las plataformas, con tantos fans del director ansiando ver la siguiente de 'Mad Max'... ofrecer una película cargada de romanticismo y tradición en un momento de cinismo. Ya veremos qué tal funciona en taquilla, ojalá triunfe, y si no, tiene madera de título de culto.

Three Thousand Years of Longing

Temas
Inicio