Publicidad

'The Boys' 2x06: un excelente episodio generoso en revelaciones que ahonda en el pasado de Frenchie
Críticas

'The Boys' 2x06: un excelente episodio generoso en revelaciones que ahonda en el pasado de Frenchie

‘Las putas puertas abajo’ es el comienzo del fin para la segunda temporada de ‘The Boys’. Quedan dos capítulos más por delante antes de tener que despedirnos de la serie de Amazon -temporalmente, eso sí, que hace tiempo que está confirmada la tercera temporada- y el showrunner Eric Kripke tenía claro que había llegado el momento de las grandes revelaciones sin por ello tener que sacrificar ninguna de las virtudes de la serie.

Además, ‘The Boys’ se ha permitido hacer eso centrando el episodio en el pasado de Frenchie, uno de los integrantes de Los Chicos que hasta ahora había cumplido más una función como complemento tanto para la historia como para el resto de personajes. En ‘Las putas puertas abajo’ nos han confirmado algunos detalles que intuíamos, compaginándolo con la visita a esa especie de manicomio para superhéroes que no se ajustan a lo que Vought necesita.

Rico y variado

Escena The Boys
Cuidado con los spoilers del capítulo a partir de aquí.

Eso nos permite conocer mejor al personaje interpretado por Shawn Ashmore, un antiguo miembro de Los Siete cuya vida quedó marcada por un suceso que también dejó una huella imborrable en Frenchie. La serie lo hubiese tenido muy fácil para plantear una especie de arco de redención al uso que ayude a ambos a superar su pasado, pero el dolor tras la masacre cometida por el “superhéroe” es demasiado grande y ‘The Boys’ siempre ha sido una serie sobre personajes imperfectos, por lo que una improbable alianza en lugar de una ejecución puede dar muchísimo juego.

Sin embargo, me estoy adelantando demasiado en el episodio, ya que esa trama tiene una serie de jugosas derivaciones que no conviene pasar por alto. Por un lado vemos cómo Frenchie se vio obligado a acabar colaborando con Los Chicos a través de una serie de flashbacks diseminados con mucho acierto a lo largo del episodio. Nunca está de más profundizar en alguno de tus personajes regulares, pero chapeau si encima lo haces evitando caer en pausas innecesarias que podrían haber jugado en contra de la serie.

Además, ‘Las putas puertas abajo’ es también el capítulo en el que Starlight cambia oficialmente de bando, una progresión inevitable viendo la evolución que estaba teniendo el personaje interpretado por Erin Moriarty, ya que no está dispuesta a seguir siendo mangoneada. Como era de esperar, eso le lleva a chocar de lleno con Butcher, pues la serie en todo momento le ha mostrado como la otra cara de la moneda de Homelander. Y genial que lo haga para apoyar al “bien”, pero su actitud es igual de tóxica.

Hughie Herido

Pese a que al final del episodio acercan posturas, está claro que poner a Hughie al borde de la muerte no deja de ser una forma de aplazar la inevitable confrontación entre ambos -y también para reírse un poco del personaje interpretado por Jack Quaid mientras él se recupera-. En ‘Las putas puertas abajo’ empezamos a ver las chispas en las diferencias entre ambos y huele a que ese choque puede acabar teniendo graves consecuencias.

Por lo pronto, podría ser cuando sus caminos se crucen con los de la fugada del hospital psiquiátrico. Es cierto que llega a ser neutralizada momentáneamente por Stormfront, pero también que exhibe una serie de temibles poderes que llevan a pensar en que no desentonaría en un enfrentamiento directo con Homelander, y eso no es decir precisamente poco.

El frente “superheroico”

Homelander Stormfront

Curiosamente, uno de los detalles que llaman la atención de ‘Las putas puertas abajo’ es que el capítulo no sufra por la escasa presencia de Homelander, cuya complicada relación con el público se deja por ahora de lado para que su romance con Stormfront vaya un paso más allá, la cual sufre un pequeño traspié cuando él se siente engañado, lo cual lleva a que ella revele la verdad sobre su pasado. Si Homelander ya era un quebradero de cabeza para Vought en términos de relaciones públicas, lo de que su gran amor sea una superheroína nazi es una bomba de relojería destinada a estallar más temprano que tarde. Que no me imagino que la serie vaya a soltar algo así para que quede luego olvidado, sino para ir siempre a más.

Eso ha sido lo más importante en el frente de los superhéroes, pero no conviene olvidar otras dos tramas, menores en minutos en pantalla pero esenciales para el progreso de la serie. Por un lado, A-Train sigue estando un poco perdido tras su salida de Los Siete, lo cual le lleva a aceptar la oferta de Profundo para conocer esa Iglesia que supuestamente le ha salvado, pues su líder con la cara de Goran Visnjic empieza a dejar claro que nos esperan grandes cosas por aquí, pero por el momento es más una promesa que una realidad.

Por último, ‘The Boys’ recupera uno de los momentos más censurables de Los Siete cuando dejaron morir a todos los pasajeros de un avión que iba a estrellarse. Esto en su momento se sintió como una forma de incidir que los superhéroes de la serie distaban mucho de ser personajes admirables, aunque ya entonces quedaba claro que Homelander y Maeve estaban en niveles muy diferentes y en ‘Las putas puertas abajo’ queda claro que ella está dispuesta a hundirse a sí misma para intentar conseguir que él las deje en paz a ella y su nuevo amor.

En resumidas cuentas

Stormfront

La segunda temporada de ‘The Boys’ sigue creciendo con ‘Las putas puertas abajo’, en el cual se ofrece mucha información clave al espectador y al mismo tiempo se van plantando las semillas de cara a que la serie se despida por todo lo grande hasta la tercera temporada.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios