Publicidad

'The Punisher' regresa con fuerza en su notable temporada 2
Críticas

'The Punisher' regresa con fuerza en su notable temporada 2

Publicidad

Publicidad

Todo apunta a que la segunda temporada de ‘The Punisher’ será la última de la serie. Netflix ha ido cancelando todas sus series de superhéroes basadas en personajes de Marvel y parece bastante claro que tanto la que ahora nos ocupa como ‘Jessica Jones’ siguen con vida porque había en marcha nuevas tandas de episodios antes de que la plataforma decidiera prescindir de ‘Iron Fist’, ‘Luke Cage’ y ‘Daredevil’.

Eso quizá provoque que muchos pierdan el interés en lo que todavía está por llegar, ya que no es lo mismo enfrentarse a una temporada que estaba preparada como la final de la serie que hacerlo ante una en esta situación. Ahí ya dependerá de cada uno hasta qué punto se involucra en una propuesta sin serie de caducidad, pero yo ya he podido ver los dos primeros episodios y he quedado bastante satisfecho con ellos.

Una nueva aventura para Frank Castle

Frank Castle

Quien espere ver a Frank Castle dejándose llevar por sus arrebatos de violencia nada más empezar la segunda temporada de ‘The Punisher’ se van a sentir un poco decepcionados. Primero le vemos como Pete, un tipo intentando pasar desapercibido que inicia una relación con una mujer con un hijo a su cargo.

Resulta inevitable acordarse entonces del pasado del personaje y cómo eso ayudó a convertirle en lo que hoy es, algo que el primer episodio aprovecha para establecer ciertos ecos con esa felicidad pasada que se cortó en seco de forma trágica, ¿hay alguna posibilidad de encontrar eso que perdió en su momento? La respuesta, al menos por el momento, tiene que ser no obligatoriamente -de lo contrario no tendríamos una nueva temporada-.

Escena Punisher The

Y es que en paralelo se van presentando las que apuntan a ser las otras líneas maestras de esta segunda temporada. La primera no tarda en involucrar al personaje interpretado por Jon Bernthal en una orgía de violencia que empieza ya por todo lo alto, apuntando todo a que no va a dejar de ir a más.

Eso sin duda saciará a los fans que disfruten especialmente con el lado más visceral del personaje -la sangre no escasea cuando eso sucede y uno realmente siente los golpes en lugar de ser meras coreografías más o menos conseguidas, una de las consecuencias de su enfoque algo más realista-, pero no dejan de ser momentos más o menos puntuales en una nueva misión que por ahora solamente se está perfilando. No nos olvidemos de que son 13 episodios.

Un buen arranque para ‘The Punisher’

Punisher Escena

No obstante, por ahora en ningún momento ha surgido la sensación de situaciones de relleno o estirar innecesariamente algunas, un fallo más o menos recurrente en las series de este universo. A ello quizá ayuda que los diferentes frentes han ido evolucionando por separado. Por un lado tenemos a un villano de corte religioso que nos ha dado un aperitivo de sus habilidades, estando claro que su confrontación con Castle ha de ser uno de los puntos álgidos de esta segunda temporada.

Por otro lado se recupera a dos personajes esenciales en la primera temporada en una prolongación lógica y bien llevada de la situación en la que quedaron. Ahí sí preveo cierto peligro de acabar alargando lo que nos van a contar, pero por ahora se le ha dado el peso adecuado en la historia y no se ha dado en ningún momento vueltas sobre lo mismo.

De todas formas, la auténtica clave es que los responsables de la serie han planteado una historia interesante que encaja con la naturaleza del personaje, han respetado lo que le hace especial y no se han olvidado de su bagaje anterior. Ahora les queda el reto de saber desarrollarlo sin altibajos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir