Compartir
Publicidad
The Lonely Island, los tres californianos que se convirtieron en reyes de la comedia norteamericana
Directores y guionistas

The Lonely Island, los tres californianos que se convirtieron en reyes de la comedia norteamericana

Publicidad
Publicidad

A lo largo de la historia de la comedia han sido muchos los nombres de agrupaciones de comediantes dispuestos, con mayor o menor fortuna, a sacarnos un puñado de carcajadas con sus ocurrencias. El gordo y el flaco, los Hermanos Marx, Los Tres Chiflados, Monty Python, Second City, Broken Lizard... pero puede que ninguno haya sido tan perfeccionista y a la vez desmadrado como The Lonely Island.

El origen de la comedia soleada

Los tres miembros de The Lonely Island se conocieron a principios de los años 90, en la Willard Junior High School de Berkeley, California. Akiva Schaffer y Jorma Taccone ya eran amigos de antes, y acogerían al más joven (un año) Andy Samberg poco después para formar parte de su clan y así llegar a la formación definitiva de la banda. Su pasión por el skate, muy anterior a sus ganas de comedia, los uniría para siempre

Con apenas veinte años las tres futuras estrellas cambian de residencia y se dirigen a Los Angeles, donde iniciarán su historia de amor con el sketch y la música en su serie 'The Lonely Island' en un formato precario donde se intuía que este tridente humorístico estaba destinado a la libertad y el libertinaje más cool.

Como siempre en este desagradecido mundo del show business, lo chicos no lo tuvieron fácil y pasaron por los obligatorios malos momentos antes de conocer la fama revolucionando una apuesta legendaria de la televisión norteamericana. En 2005 Fox encargó el piloto de 'Awesometown', una mezcla al más puro estilo TLI de surrealismo absurdo y parodia musical y bastante post-humorístico que definía perfectamente su estilo. El piloto no estaba nada mal, pero no llegó a ninguna parte. Los chicos empezaban a preocuparse.

Fiebre del sábado noche

Sería un histórico de ‘Saturday Night Live’ como Jimmy Fallon quien salvó la vida de el grupo. Con el piloto de su serie desechado, los chicos tuvieron su última oportunidad cuando fueron contratados para escribir los chistes de los MTV Movie Awards de 2005 que presentó Fallon. Impresionado por sus habilidades para la comedia, los recomendó al capo de SNL, Lorne Michaels. Los chicos hicieron una audición poco después, con Samberg haciéndose pasar por un corredor de los años 80. 

Andy fue contratado como miembro del elenco, mientras que Jorma y Akiva pasaron a recibir su nómina como escritores para las temporadas 2005/06. Los tres pelearon duro al principio, consiguiendo únicamente un par de sketches en directo que no fueron mal, pero nada comparado con su próxima idea, la que cambiaría sus vidas, el programa y el Internet que conocíamos entonces.

Lazy Sunday, el temazo que Samberg interpreta mano a mano con el cachondo de Chris Parnell (una de las voces protagonistas de 'Archer'), fue el primer Digital Short y revolucionó el programa y reventó Youtube. La plataforma pronto se convertiría en una compañía multimillonaria y The Lonely Island en superestrellas. A partir de ahí el grupo no solo se vio sobrepasado en el buen sentido: no descansaría hasta cumplir su otro sueño.

El primer disco de The Lonely Island, 'Incredibad', tardaría otros cuatro años en salir, pero la espera mereció la pena. Todos los hits de su sección concentrados en un disco fastuoso. Y lo mejor de todo es que aún estaba lejos de ser su mejor trabajo. A pesar de contar con temazos como 'Boombox'.

Jugando a las películas

Era cuestión de tiempo. Tras más de cien sketches para SNL, donde incluso contaron con Steven Spielberg, y hacer historia semana sí y semana también (ahí está por ejemplo 'Dick in a box', que incluso tiene su propio set de  Funko), la ambición del grupo los llevaría a crear una de las comedias más asombrosas y libres del milenio. En España se conoce (poco) como 'Flipado sobre ruedas', pero para nosotros siempre será 'Hot Rod'.

Toda la cultura popular, del humor y de su manera de trabajar se encuentra concentrada en los menos de noventa minutos de hilaridad de la película que dirigiría Akiva con un guión que, oh sorpresa, era ajeno y venía firmado por la veterana Pam Brady. Cuesta creer que un vehículo (je) así no naciera de la imaginación de los Island, porque además de ser 100% personal, es una reunión de colegas de primerísimo nivel. Además de Samberg y Taccone, en la película desfilan Isla Fisher, Bill Hader, Danny McBride, Ian McShane,  Sissy Spacek, Will Arnett o Chris Parnell. La primera fiesta gorda.

En el cine, The Lonely Island se mueve mucho mejor cuando tiene el control de la producción. Pasó aquí, pasará en 'MacGruber', dirigida por Taccone y pasará en 'Popstar', otro vehículo personal, y 'Brigsby Bear', donde únicamente ejercen como productores. Por eso producciones ajenas dirigidas por Akiva Schaffer, como 'Los amos del barrio', no terminan de funcionar. En el mundo discográfico también cuentan con plena libertad de movimiento y cuatro excelentes álbumes, sobre todo el último. 

Y justo ahí llega la magia. Cuando The Lonely Island son capaces de mezclar sus dos pasiones bajo la supervisión de Judd Apatow, el resultado es una comedia musical satírica que ejerce de sucesora espiritual de 'This Is Spinal Tap' para el nuevo espectador/oyente.

'Popstar', estrenada lastimosamente en España en dvd (tienes el bluray "europeo" a buen precio y en castellano), es el resultado de años de canciones y chistes. Además de radiografía ejemplar del mundillo habitado por ídolos de quinceañer@s con demasiados pájaros en la cabeza, The Lonely Island van y se sacan de la chistera gorra un repertorio de primer nivel. Tanto que incluso un tema tan redondo como 'Fuck off' se queda fuera del corte final. Afortunadamente, están los extras del blu ray.

Acostumbrados a trabajar bajo el mayor secretismo posible, aún es pronto para adivinar por dónde irán los tiros del próximo proyecto conjunto. Mientras siguen aportando horas de comedia televisiva juntos o por separado ('Brooklyn Nine Nine', 'I think you should leave'), mientras Taccone y Forte preparan la esperadísima 'MacGruber 2', siempre nos quedarán sus discos para pasar las horas muertas de largas colas y viajes en transporte público. O sus vídeos de Youtube.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio