"Con 'El desorden que dejas' tenía el incentivo de hacer un personaje diferente, que juega en territorio resbaladizo, muy sexual". Bárbara Lennie
Entrevistas

"Con 'El desorden que dejas' tenía el incentivo de hacer un personaje diferente, que juega en territorio resbaladizo, muy sexual". Bárbara Lennie

Este próximo viernes llega a Netflix 'El desorden que dejas', adaptación de la novela homónima de Carlos Montero en forma de miniserie. Hace unos días compartimos con vosotros la entrevista que hicimos al propio Montero y a Arón Piper, uno de sus protagonistas, y hoy es el turno de la conversación que mantuvimos con Bárbara Lennie, Inma Cuesta, Roberto Enríquez y Tamar Novas, los otros grandes protagonistas de la función:

Su llegada a la serie

¿Qué fue lo que os hizo querer participar en la serie?

Bárbara Lennie: Yo recibí la noticia de que se iba a rodar esta historia basada en la novela de Carlos y que él iba a ser el responsable de adaptarla y dirigirla, y me reuní con él. Me pareció un hombre con un nivel de entusiasmo y de ganas de contar esta historia muy apetecible. Después devoré la novela y además tenía el incentivo de hacer un tipo de personaje que no había tocado, que jugaba mucho en territorio resbaladizo, tenía mucho de sexual y sensual, que era una especie de personalidad un poco autodestructiva, a la vez que una mujer interesada básicamente en los placeres y gozárselo. Esa ambivalencia me gustaba mucho. Aparte me interesó hacer un proyecto así como grande para una plataforma como Netflix, algo que no había hecho hasta ahora, y también el reparto que se estaba eligiendo.

Roberto Enríquez: Yo accedí a este proyecto por una prueba. Cuando me llamaron para proponérmelo, la verdad es que desconocía la novela, así que lo primero que hice fue comprarla y leérmela. En principio me lo compré por un interés obvio, pero me arrebató la historia. Me gustó muchísimo, sobre todo cómo estaban escritos los personajes. Y luego cuando me enteré de cuál era el posible reparto, me interesó muchísimo más.

Tamar Novas: La historia era muy atractiva y cuando me enteré de que Inma iba a ser el personaje de Raquel pues me atrajo inmediatamente. Fundamentalmente es la historia, que conocía la novela, y hay una sensación el proyecto, por quien lo encabeza y el reparto, que era muy goloso estar.

Inma Cuesta: Yo leí la novela en 2016, la encontré en verano, y fue un flechazo, tanto que quise comprar los derechos para interpretar el personaje de Raquel. Ya estaban reservados y no pudo ser, pero tres años después Carlos me hizo este regalo. Me dijo “Oye, vamos a hacer esta serie y ya me enteré de que tú estabas detrás y quiero que seas Raquel”.

El acento gallego

Rodando Lennie
Bárbara, en la gran mayoría de los personajes, sean los actores gallegos o no, se nota bastante su acento, pero eso no sucede en el caso de Viruca, ¿fue eso algo intencionado?

Bárbara Lennie: Lo que hicimos fue más neutralizar los dejes madrileños que puedo tener para que no te sacara mucho, suavizarlo. Y adaptar algunos pequeños matices finales, pero es verdad que decidimos no hacer un acento gallego. Pensábamos que es un personaje que es como una extranjera en su propia tierra, que seguramente haya viajado y se haya formado fuera para volver luego. Que haya tenido una información emocional más internacional que otros personajes de la serie. De ahí que tenga un acento menos apegado al lugar.

Inma, en tu caso sí se nota bastante que tu personaje tiene acento gallego y compartes muchas escenas con Tamar, así que se iba a notar más si algo fallaba ¿cómo lo trabajaste?

Inma Cuesta: Fue un gran reto para mí, porque claro, una andaluza haciendo de gallega. Es verdad que ya me había enfrentado a algún personaje que tenía que trabajar el acento, pero la verdad es que en lugar de tener miedo porque Tamar sea gallego, era una tranquilidad, porque sabía que estaba bien arropada. Imagínate que él, por ejemplo, fuera de Cádiz. Ya íbamos mal. Yo afronté este reto con mucho respeto y mucho cariño y espero que así se reciba desde allí. Y con un coach que nos ayudó muchísimo a todos.

Qué tiene de especial

Roberto Enriquez Desorden Dejas
Roberto, Tamar, últimamente os hemos visto en muchas series, ¿qué tiene de especial 'El desorden que dejas' respecto a las demás?

Tamar Novas: Yo no tengo la sensación de estar en multitud de series. Intento no pensar si es una serie o una película. Algo particular de esta serie es tener la novela que conoces de antes, el autor que va a dirigir dos capítulos y estar ahí en todo el proceso, y esa sensación de arco que puedes llenar de muchas cosas, de mucha información. Y sobre todo la adaptación de una historia que mucha gente conocerá por la novela y va a encontrar una forma de narrar que pone en valor el lenguaje de los ocho capítulos. Creo que está muy bien medido. Y como actor tengo la sensación de haber estado en un thriller que ha permitido contar una intimidad, que tiene un tempo difícil de abordar.

Roberto Enríquez: Para empezar que suponía un reto y me apetecía. Trabajar con un acento que no es el tuyo es una complicación, es meter toda tu interpretación en un corsé y lo limita. Por otro lado, me sedujo mucho la historia y me parece que lo que tiene de diferente es que estamos muy acostumbrados a ver una ficción que transcurre en lugares más reconocibles. Madrid, Barcelona, etc. Esto era llevarlo a un pueblo del interior de Galicia, que tampoco es el lado más conocido de Galicia, y este hecho diferencial le daba un carácter especial a la serie. Empezando por el acento, continuando por la luz, las piedras, el clima, todo. Eso le daba una entidad a la serie bastante potente y la convertía en una serie especial.

Tamar Novas: Yo creo que es lo novedoso lo que nos llama de una historia y que un atractivo de la serie es que funciona de forma espectacular para el thriller. Esa luz, ese carácter gallego tiene mucho de misterio y creo que eso lo ha aprovechado de Carlos. Y también ha vuelto a sus raíces como gallego que es.

Tamar Novas Inma Cuesta
Tamar, Inma, ¿cómo trabajasteis la cercanía entre vuestros personajes?

Inma Cuesta: Veníamos de casa con la cercanía. Desde el primer momento había mucha complicidad. Tenía muchas ganas de trabajar con él y después nos divertimos mucho, incluso en secuencias complejas como una escena que tenemos de sexo. Era muy complicada no por ser de sexo, sino porque tenía que ser muy cotidiana.

Tamar Novas: Desde el principio es verdad que era fácil, como mirar y encontrar lo que hay que hacer, pero además un síntoma de que íbamos bien es que vamos profundizando cada vez más en la relación. Y luego lo personal, como hablas con tu compañera, y quieres estar mucho tiempo compartiendo ese viaje es que las cosas van bien, pero ojo, no siempre caerse bien significa que luego llegas a un buen resultado.

Los paralelismos entre Viruca y Raquel

Inma Cuesta Desorden Dejas
Los personajes de Viruca y Raquel están vinculados, casi da la sensación a veces de que el camino que siguen es el mismo, ¿trabajasteis esto previamente para intentar acercar vuestras interpretaciones?

Inma Cuesta: No, en realidad más que Bárbara conmigo es yo con ella. Soy yo la que me obsesiono con ella. En ese sentido sí hay algo pensado por montaje, incluso escenas que funcionan prácticamente como espejo, con muchos paralelismos. A mí lo que me da mucha rabia es no haber coincidido con Bárbara. Yo sí estuve un poco más en ese sentido, porque el motor de mi personaje es ese, descubrir qué le pasó a Viruca.

Bárbara Lennie: La verdad es que no hicimos un trabajo conjunto. Cada una cogió su personaje como consideró y creo que esa parte también tiene que ver con la puesta en escena de Carlos y cómo él nos estaba conduciendo a cada una. Me parece que a partir de la elección de las actrices ya marca mucho, porque Inma y yo somos dos mujeres y actrices diferentes. Tal vez haya algo en lo que sí que nos podamos encontrar y de ahí pudo Carlos aprovechar.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio