Publicidad

Cine y baloncesto: las 13 mejores películas con jugones, mates y canastas en el último segundo
Listas

Cine y baloncesto: las 13 mejores películas con jugones, mates y canastas en el último segundo

Publicidad

Publicidad

La celebración de la Copa Mundial de Baloncesto 2019 en Japón China ha devuelto a primera línea al deporte de la canasta. España y Argentina se disputarán la corona este domingo en un choque que se presenta apasionante y en Espinof hemos querido aprovecharlo para ver cómo ha sido tratado este deporte en el séptimo arte.

A continuación encontraréis una selección de las 13 mejores películas sobre baloncesto de la historia. Como siempre pasa en estos casos, se trata de una selección personal en la que he preferido centrarme en títulos en los que el baloncesto tenga bastante peso y en el cine de ficción -aunque algunas de ellas parten de una historia real-, de ahí que el mítico documental 'Hoop Dreams' se haya quedado fuera.

'Camino a la gloria'

'Camino a la gloria' usa de forma muy eficiente el poder del baloncesto durante una época en la que el racismo en Estados Unidos era un tema de candente actualidad. Utiliza para ello una jugosa historia real que su debutante director sabe manejar con soltura. No es una gran revelación en ningún aspecto, pero todo está donde debe.

'Campeones'

Una historia de superación personal que conquistó al público español. Un simpático relato dirigido por Javier Fesser que tiene su principal fortaleza en un muy conseguido trabajo de casting liderado por un notable Javier Gutiérrez. 'Campeones' compensa lo previsible que es con el encanto que desprende en todo momento y el buen humor que transmite al espectador.

'Coach Carter'

Una asombrosa historia real abordada con un filtro que recuerda al popularizado por títulos como 'Mentes peligrosas'. La cuestión es que aquí tienen a su disposición a Samuel L. Jackson, quien casi siempre hace todo más disfrutable de lo que es sobre el papel. Algo tópica para el que busque un giro de tuerca, pero no por ello menos disfrutable.

'Diario de un rebelde'

Una de las primeras demostraciones del talento de Leonardo DiCaprio, varios años antes de que su popularidad estallase gracias a 'Titanic'. Eso sí, aquí el baloncesto acaba pasando a un segundo plano cuando su protagonista cae en el infierno de las drogas en este biopic de Jim Carroll en el que la pérdida de la inocencia se erige como tema principal.

'Ganar de cualquier manera'

Se queda lejos de los grandes trabajos de William Friedkin, director de la película, pero 'Ganar de cualquiera manera' ofrece una interesante visión del baloncesto universitario en Estados Unidos. Sin dejar de lado temas espinosos como los partidos amañados, quizá podría haber dado más de sí en todos los frentes. A modo de curiosidad, Shaquille O´Neal y Penny Hardaway se dejan ver a lo largo del relato, aunque la verdadera estrella de la función es un inspirado Nick Nolte.

'High Flying Bird'

La cinta dirigida por Steven Soderbergh para Netflix quizá no sea del agrado de aquellos que quieran vibrar con lo que sucede dentro de la cancha. ¿El motivo? Aquí todo gira alrededor de un cierre patronal que pone en peligro la carrera de una joven estrella. Rodada íntegramente usando iPhones, es un estimulante análisis de cómo funciona este negocio y los principales implicados en el mismo en la sombra.

'Hoosiers, más que ídolos'

Probablemente la película más mítica sobre este deporte que jamás se haya hecho. Vista hoy en día quizá confía en mecanismos narrativos desgastados por haber sido vistos en tantas películas, sobre todo por su tendencia a usar una enfoque moral muy propio de cierto cine norteamericano. Su reparto, liderado por Gene Hackman y Dennis Hopper, es el principal responsable que hasta cierto punto sepa captar la magia propia de una hazaña deportiva.

'Los blancos no la saben meter'

Una simpática comedia apoyada en la química entre Wesley Snipes y Woody Harrelson. Personalmente disfruto más con su colaboración posterior en la hoy algo olvidada 'Asalto al tren del dinero'. Detrás de ella está Ron Shelton, director especializado en cine deportivo que aquí sabe cómo crear un buen pasatiempo sin demasiado fondo pero que uno puede disfrutar tanto como una pachanga con colegas.

'Love & Basketball'

El baloncesto como hilo conductor de la evolución de la relación entre una joven pareja. Una propuesta ideal para los amantes del cine romántico a los que además les interese este deporte. Recuerdo una escena especialmente inspirada en la que ella (Sanaa Latham) intenta conseguir su sueño dentro de la cancha y la película adopta su punto de vista.

'Play Off (Above the Rim)'

Jeff Pollack fue uno de los creadores de 'El príncipe de Bel-Air', la muy popular serie liderada por Will Smith en la que en el baloncesto ya tenía presencia. Para su debut en la gran pantalla optó por un relato más dramático alrededor de un joven talentoso pero problemático que ansía una beca universitaria, pero no está precisamente muy bien rodeado.

Un drama adulto sin grandes subrayados en el que los sueños rotos -una antigua estrella juvenil de ese deporte también tiene una importante presencia en la trama-, los problemas con la droga y las actividades fuera de la ley son solamente alguno de los temas abordados de forma quizá no brillante pero sí bastante efectiva. Además, cuenta con una de las escasas apariciones en la gran pantalla de Tupac Shakur.

'Space Jam'

Uno de los pasatiempos más míticos de los años 90. Eso lleva asociado que es una película muy hija de su tiempo que quizá el público actual no disfrute tanto como los que crecimos en esa época. Apoyada en el innegable carisma de Michael Jordan, es una película que invita a dejarse llevar con su humor accesible. Además, en 'Space Jam' hay algún cameo de lujo, está Bill Murray por ahí y también los Looney Tunes en la película que mejor partido les ha sacado hasta ahora.

'Teen Wolf (De pelo en pecho)'

Una mítica película de los años 80 protagonizada por Michael J. Fox en la que da la casualidad de que el deporte que practica es el baloncesto y no cualquier otro. Bueno, igual el hecho de convertirse en hombre lobo no le valía de tanto en otros. Una propuesta a tener en cuenta para pasar el rato sin pedirle peras al olmo, especialmente recomendable para ver acompañado.

'Una mala jugada'

Una de las mejores películas de Spike Lee aunque algunos quizá la dejasen pasar de largo. Acertó de lleno a unir a Denzel Washington, todo un seguro de vida, con Ray Allen, quien acabaría convirtiéndose en una estrella de la NBA pero es una pena que nunca incidiese más en su faceta interpretativa. Una joven estrella en ciernes y la problemática relación con su padre, que cumple condena, es el eje dramático de la función.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir