Compartir
Publicidad

Netflix acusa a los cines de ignorar a los espectadores al hacerles esperar "seis u ocho meses para ver una película"

Netflix acusa a los cines de ignorar a los espectadores al hacerles esperar "seis u ocho meses para ver una película"
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que estos días hayas estado buscando 'Roma' entre las novedades de la cartelera o en el catálogo de Netflix. La nueva y premiada película de Alfonso Cuarón se estrenó en cines este miércoles y llegará a todos los hogares suscritos a Netflix el próximo día 14; sin embargo, lo más probable es que no puedas elegir dónde verla porque la mayoría de exhibidores han decidido vetar el film.

Las cadenas de cines se oponen a la idea de la plataforma, que apuesta por acortar el tiempo entre el estreno tradicional en salas y el lanzamiento en VOD y servicios de streaming. Ted Sarandos, jefe de contenido de Netflix, cree que su sistema puede coexistir con el de los exhibidores y los acusa de estar anclados en el pasado, perjudicando a la industria con su intransigencia y alejando al público de películas que podrían interesados en ver.

Ted Sarandos

"Han desconectado a la gente de las películas, en cierto modo. No creo que sea muy adaptado al consumidor hacer que, los que no viven cerca de un cine, esperen seis u ocho meses para ver una película".

"No niego que ir al cine a ver una película sea una experiencia genial. No creo que emocionalmente sea una experiencia diferente a ver una película en Netflix. Es una experiencia física diferente, por supuesto."

Recordemos que el Festival de Cannes se ha enfrentado a Netflix obstaculizando su acceso a la sección oficial: no puede competirse por la Palma de Oro sin distribución en los cines franceses. La trampa es que la normativa francesa establece que hay que esperar tres años desde el estreno en cines para que una película se lance en streaming; los franceses no habrían podido ver lo nuevo de Cuarón en Netflix hasta el año 2021. Evidentemente, a la compañía no le interesa lo más mínimo y no aceptó que 'Roma' compitiese en Cannes a pesar de las súplicas del certamen.

Tanto por su objetivo de lograr nominaciones en la temporada de premios como por su deseo de atraer cineastas de prestigio, Netflix está probando con diferentes fórmulas para acercar al público a sus películas también en pantalla grande, y jugar de acuerdo a las reglas. Ya han aceptado programar estrenos en salas de Estados Unidos previos al lanzamiento en su plataforma; comenzaron con 'La balada de Buster Scruggs', lo nuevo de los hermanos Coen, y ahora es el turno de 'Roma'.

El mismo camino seguirá 'The Irishman', el esperado próximo trabajo de Martin Scorsese. Sarandos afirma que cuando los directores les piden estrenar en cines, piensa que "están diciendo: quiero que mi película sea parte de la cultura. Quiero que la gente hable de mi película en la cola del Starbucks". El ejecutivo cree que "probablemente el 80% de la gente que va al cine también son suscriptores de Netflix", por lo que considera que no debería haber problema en tener las películas en ambos espacios. ¿Qué opinas?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio