Publicidad

Un productor de 'Green Book' confirma lo que ya sabíamos: la ganadora del Óscar se hizo para abuelos blancos

Un productor de 'Green Book' confirma lo que ya sabíamos: la ganadora del Óscar se hizo para abuelos blancos
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Vimos cómo Peter Farrelly y su equipo recogieron el Óscar a la mejor película. Vimos cómo Spike Lee se cabreaba como si los Knicks acabasen de perder un partido de play-offs en el último segundo. Pero ahora, el productor ejecutivo Jonathan King, nos ha iluminado para hacernos descubrir el —nada sorprendente— hecho de que 'Green Book' es una película dirigida a un público de edad avanzada y raza blanca.

"El público para ese tipo de películas es en gran parte de avanzada edad y ampliamente blanco. Si creéis que la gente mayor blanca no necesita que les enseñen a ser menos racistas en la actualidad porque ese es un problema del pasado, mirad a vuestro alrededor, porque lo necesitan. De vez en cuando necesitas hacer una película que esté dirigida a personas mayores y blancas".

Estas palabras, pronunciadas por King durante un panel sobre diversidad e inclusión en el marco de la Milken Global Conference, nos llegan tras no pocas críticas y polémicas —e, incluso, mofas— a la película y al punto de vista de su historia, en el que, para muchos, el hombre blanco, personificado por Viggo Mortensen, parece ser el gran salvador de su compañero de viaje de raza negra.

King parece que siempre fue consciente de que las críticas podrían llegar en cualquier momento, escudándose tras las naturalezas opuestas de los protagonistas de 'Green Book' para justificar los derroteros de la narración.

"¿Nos van a criticar porque de la casualidad de que el director sea un tío blanco? Puede. Ningún director representaría las vidas y las experiencias vividas de esos dos personajes principales, porque ellos procedían de puntos de vista radicalmente diferentes".

La co-directora ejecutiva de Bad Robot, Katie McGrath, también presente en el panel, respondió al productor, posicionándose al respecto argumentando que historias como la de 'Green Book' deben ser contadas más a menudo desde el punto de vista de la persona "de color"

"Esas historias deben ser contadas mientras también contemos historias de protagonistas de color. Necesitamos hacer un hueco en nuestra industria para contar historias que se centren en gente en la gente que no ha podido tener la oportunidad de que su perspectiva conduzca la narrativa".
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir