Publicidad

Así se está gestando Disney+, el nuevo gigante del streaming que gastará más que Netflix
Proyectos

Así se está gestando Disney+, el nuevo gigante del streaming que gastará más que Netflix

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Desde su confirmación a finales del año pasado, Disney + se ha convertido en la comidilla de la industria. Creativos, inversores, star system... todos tienen en su radar el siguiente movimiento de la empresa más grande del mundo, que reventará el streaming antes de que finalice este año

Una cuestión de prisa

Bob Iger, presidente de Disney desde el año 2000, se ha referido a la plataforma en repetidas ocasiones como la "máxima prioridad" de Walt Disney Co. Disney ha rediseñado sus operaciones y reorganizado sus rangos y gestores para prepararse para su rompedor servicio de transmisión. El gigante de los medios de comunicación de Burbank ha realizado grandes inversiones en infraestructura técnica, además de la tremenda sacudida que supuso la adquisición de Fox hace unos meses.

Con esos puntos cerrados, el punto de mira está puesto en la presión que podría acumularse en chez Disney para lidiar con fuerza a través de varios frentes (muy gordos) abiertos al mismo tiempo. Ahora mismo Disney tiene por delante la hercúlea tarea de aumentar su producción general, tanto cinematográficamente (con los personajes que se irán añadiendo tras la recuperación de los derechos de Fox, además de los distintos planes marvelitas), como en un servicio doméstico de calidad. Casi nada.

Iger, del que se rumorea que podría renunciar cuando expire su contrato en 2021, ha apostado por demostrar que su imperio puede contraatacar a Netflix y demás osados emprendedores que han asestado un golpe letal en el viejo orden de Hollywood.

Una cuestión de pasta

Las preguntas sobre cómo gestionará la transición de sus (históricos) modelos de distribución tradicionales al terreno de combate de los servicios de streaming son numerosas, y Disney ha programado una presentación sobre el tema para el próximo 11 de abril. La compañía también espera deslumbrar con una demostración del servicio y un primer vistazo a algunas de sus producciones.

A nivel económico, Disney deberá arrojar luz sobre tres puntos clave en su presentación a los inversores: cuánto gastará en contenido, cuánto se perderá de los ingresos de licencias tradicionales al mantener un mayor contenido streaming y cuánto tiempo pasará antes de un retorno económico. Además, Disney + está tirando la casa por la ventana con los presupuestos de sus contenidos, mucho más elevados (lógicamente) que los títulos con los que podría mercadear en otros servicios.

Disney Plus Loki

A nivel logístico destacan dos nombres con grandes responsabilidades. Ricky Strauss, quien pasó los últimos seis años como director de marketing de Disney, ha sido nombrado presidente de contenido y marketing de Disney Plus. Agnes Chu, vicepresidenta ejecutiva de desarrollo de franquicias e historias en Disney, fue elegida para supervisar el contenido del servicio. Chu fue directora de programación en ABC.

Strauss y Chu son ejecutivos exitosos respetados dentro y fuera de Disney, pero ninguno de los dos tiene experiencia en la gestión de producciones de alta gama. Strauss trabajó como jefe de producción de Participant Media antes de Disney mientras Chu se encontraba en la producción de documentales antes de unirse a Disney en 2008 para desarrollar contenido digital.

El próximo martes cinco de febrero, la compañía desglosará por primera vez sus finanzas. A primeros de este mes, Disney reveló que la unidad registra una pérdida para los primeros nueve meses de 2018 de 738 millones en ingresos operativos de los algo más de tres mil millones de inversión prevista.

Según Steven Cahall, analista senior de medios de RBC Capital Markets, Disney está a la altura de los enormes desafíos que se avecinan, y estima que la compañía dedicará unos 500 millones a la programación original de Disney Plus a lo largo de 2019. "Disney gasta más en contenido que nadie en el mundo. Tiene décadas de experiencia en crear contenidos excelentes, un enorme balance y es una marca conocida en todo el mundo", afirma.

Su investigación identifica a Disney como el mayor inversor entre los gigantes en cuanto a contenido, con una proyección de casi veinticuatro mil millones para 2019, dieciséis mil millones, si excluimos las propiedades relacionadas con los deportes. El gasto total de Disney asciende a casi la cuarta parte del 22% de los ciento siete mil millones en gastos de contenido global que suman las compañías de medios más grandes. AT&T y Netflix son los siguientes en la lista con 14.3 mil millones y 14 mil millones, respectivamente, según RBC.

Una cuestión de programación

Disney Plus Pedro Pascal Mandalorian

Por su parte, Iger ha estado trazando los planes de proyectos tan importantes como ‘The Mandalorian’, la primera serie ‘Star Wars’ en imagen real, y que seguramente será uno de los puntos clave y "ganchos" para Disney Plus.

Aunque Disney ha declarado que su servicio de transmisión no intentará igualar a Netflix en términos de volumen total de originales, algunas fuentes afirman que Iger ha empujado últimamente a su equipo para avivar el desarrollo y asegurar un flujo constante de contenido nuevo que colocar en Disney + durante los meses posteriores a su lanzamiento.

Además, la suma de Marvel, Lucasfilm y Pixar, así como FX, Fox Searchlight o National Geographic apuntan a ser una fuente inagotable de contenido original. Las películas originales deberían ser, lógicamente, el otro gran valor de la compañía.

Los primeros rumores indicaban que lo que se pretendía era encontrar conceptos para películas con un presupuesto modesto. Más tarde se habló de presupuestos de entre 20 y 60 millones de dólares. Sean Bailey, presidente de producción de películas para Disney Studios, está desempeñando un papel importante en la estrategia cinematográfica, mientras que muchos otros proyectos provienen del experimentado equipo de Disney Channels Worldwide, con una casi infinita experiencia en el formato de telefilm.

En el lado "oscuro" queda aguardar por el baile de ejecutivos y la montaña rusa que vendrá con la fusión definitiva con Fox mientras el resto de la industria, la que se reparte las migajas, espera y observa cómo maneja Disney su potencia de fuego en la era del streaming.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir