Compartir
Publicidad
Publicidad

El bombazo de Gran Hermano

El bombazo de Gran Hermano
Guardar
33 Comentarios
Publicidad

España es el único país del mundo en estrenar la octava edición de Gran Hermano. El mérito de llevar tantos años se lo deben, sobretodo, a los encargados de cásting. La idea siempre ha sido encontrar a especímenes que den juego, que den que hablar, que sorprendan, con ese punto freakie que tanto gusta a los espectadores,... Esto los convierte en el gran reclamo del programa. Pongámonos a recordar y veremos como en cada edición ha habido un par de concursantes que dieron (y mucho) la nota. Pues en esta edición no va a ser menos.

Por el momento están dando mucho bombo a una de esas normas nuevas, que se inventan cada año para ofrecer algo distinto que enganche a la gente. Los responsables de la ratonera han decidido escoger el último concursante al azar. De entre la gente que acuda a la casa el día del estreno (el jueves que viene) se sorteará una plaza para vivir durante tres meses en la casa con los demás concursantes. Realmente la idea es buena e innovadora. Pero volvamos al cásting.

En el Gran Hermano de Holanda, se les ocurrió coger a una embarazada para que tuviera el niño dentro de la casa. ¿Qué se le habrá ocurrido esta vez a Zeppelin, la productora detrás del concurso en España? Mis fuentes me han confirmado un bombazo que aún no puedo desvelar. Algo que supera con creces la idea del concursante al azar. Algo que a los de Gran Hermano aún no les interesa hacer público, porque chafaría la gran sorpresa de esta temporada. Algo que ya se ha probado en otros países.

De momento, sólo puedo decir que van a jugar con los ratones de esta ratonera como nunca antes lo habían hecho. En las siete ediciones han entrado en la casa ex parejas, ex prostitutas, transexuales, gays, lesbianas, legionarias,... Pensad, ¿qué tipo de concursantes nunca han entrado en la casa?

En ¡Vaya Tele! | A Gran Hermano por sorteo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos