'Pesadilla en El Paraíso': el tercer episodio nos trajo un concurso de pedos, el lado oscuro contra Xavier Font y confirmó la leyenda negra con su expulsión
Reality Show

'Pesadilla en El Paraíso': el tercer episodio nos trajo un concurso de pedos, el lado oscuro contra Xavier Font y confirmó la leyenda negra con su expulsión

Una semana más en la granja de Telecinco. 'Pesadilla en El Paraíso' siguió con un tercer episodio lleno de dramas (¿y cuál no?), empezando por la reiterada derrota del programa ante la serie 'La esposa' de Antena 3. Esto es lo que pasó en la última gala del reality.

"Incapataz"

Si pensabais que por haberse ido Pipi Estrada se iban a acabar los conflictos, craso error. Dos han sido los concursantes que han dado la matraca pero bien y se han convertido en las dos nuevas personas non gratas del programa.

Por un lado Xavier Font, cuyo papel como Capataz todo el mundo cuestionaba y le valió más de una bronca con Gloria "Camorra": "Lo único que ha aprovechado como Capataz es la cama". "Tengo ganas de volver a ser Capataz, a ver si aprenden" se sonreía Xavier, señalando al grupito de Gloria Camilia, Steisy & CIA como "el lado oscuro" (lo que Pipi bautizó como "chupipandi" el capítulo anterior, vaya).

La otra ha sido Mónica Hoyos, convencida de que ser amiga de Xavier le iba a afectar y hacer que la nominaran. Quizás, y solo quizás, haya influido más la bronca que venía arrastrando con Steisy sumado a que todos los concursantes se han cabreado con ella por querer "camelarse a Israel".

Esto ha sido porque Mónica le ha intentado traer un café a Israel (que vuelve a estar nominado en el Refugio y, por tanto, no puede recibir visitas: "Para lo que me queda en el convento, me cago dentro" ha sido su opinión). Y claro, sus compañeros lo han visto como un movimiento estratégico para mejorar su imagen, incluso el propio vidente: "Tía, eres muy falsa". Para sorpresa de nadie, el asunto acabó con Mónica y Steisy discutiendo a grito pelado.

Quien también la está liando es Lucía Dominguín que, desde que puso un pie en la granja, se ha atrincherado en la cocina para que no le manden a cuidar animales. No ha tardado en recibir quejas por la comida que prepara (que si demasiada sal, que si "a mí me has dado el que tiene menos") y Alyson tiene muy claro que la va a mandar al establo, aunque sea a rastras.

Llega la primera prueba para decidir el segundo nominado: "Los zorros", que consistía en arrastrarse por debajo de una estructura, ir sacando huevos de un corralillo con las manos y traerlos de vuelta intactos a una cesta. Omar, Dani y Víctor se salvaron y Steisy fue la perdedora, eligiendo obviamente a Mónica como tercera nominada.

¿Fantasmas?

Marina y Omar siguen por ahí con su "tórrido romance" (del que nos hemos olvidado más de medio capítulo porque... ¿cómo decirlo?... nos importa entre 0 y nada). La parejita se ha visto acechada por un grave problema: los gases de Marina. Cuando esta se lo contó a Gloria Camila y Daniela, la cosa degeneró en las tres en cuclillas, a ver quién liberaba antes sus flatulencias. Ganó Daniela.

Cuando vino Antonio a revisar qué tal la prueba semanal, le llamó la atención a Xavier porque no se había regado el huerto correctamente, pero se la dio por válida. Lara le ofreció a Xavier dos recompensas: las verduras del mismo huerto o unos abanicos de Locomía. Después de mucho pensar (???), Xavier eligió las verduras.

Al volver con sus compañeros, y después de que Xavier le recriminara a Lucía la "putada" de haber regado mal, todos parecieron olvidar los reproches hacia su labor como Capataz al enterarse del éxito de la prueba (nunca subestiméis el poder de un estómago vacío: "Esto es lo más parecido al sexo que he tenido desde que estoy aquí" decía Dani tras meterse un pimiento entre pecho y espalda).

Por la noche, los concursantes salieron a dormir a la intemperie (ya son ganas, luego se quejarán en el Refugio) y hablaron de "la silla maldita", en la que se sentó Mónica y después fue nominada. Más tramas sobrenaturales, con Mónica y Steisy dejando atrás sus diferencias para asustar a Israel: "¡Dejadme dormir, coño!".

En el Duelo Final, los compañeros salvaron a Steisy, y Mónica e Israel se serraron mutuamente (la tabla de madera, ya sabéis, el que caiga antes pierde). Mónica fue la que besó el suelo y, por consiguiente, la segunda eliminada del reality.

Hasta aquí la tercera gala de 'Pesadilla en El Paraíso'. No sabemos cuánto le queda al programa en antena, vistos sus decepcionantes datos de audiencia, aunque ojalá esto hiciera que se replantearan su duración (o quitar el debate... soñar es gratis).

Temas
Inicio