Compartir
Publicidad
Publicidad

Una tróspida para un doble del Príncipe Harry, el nuevo reality de FOX

Una tróspida para un doble del Príncipe Harry, el nuevo reality de FOX
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Desde que los granjeros empezaran a buscar esposa, en esto de los reality-show hemos visto prácticamente de todo: madres que buscan nueras, hijos que buscan padrastro, catálogos de pretendientes (frikis, guapos, interesantes) para una wannabe Paris Hilton... Pero por mucho que quisieran rizar el rizo, nunca han llegado al nivel de bizarrismo de 'I Wanna Marry Harry', el nuevo reality que pronto podrá verse en FOX.

Y es que el Harry al que hace referencia el título no es ni más ni menos que el mismísimo Príncipe de Gales, el hijo menor de Lady Di y Carlos de Inglaterra, el nietísimo de la Reina Isabel. Sí, sé que es imposible de creer. Y aún así, doce candidatas americanas han viajado hasta un castillo en Inglaterra creyendo que, efectivamente, podían ligarse al Príncipe Harry y convertirse en princesas gracias a la magia de la televisión. Sin embargo, no hay tal príncipe ni tal recompensa, sólo un tal Matt Hicks, un pelirrojo con un cierto aire al auténtico Harry que se ha prestado al experimento.

¿En qué consiste, precisamente, este "experimento"? ¿Qué punto intentan probar? ¿La estupidez de algunas personas? ¿Hasta dónde nos lleva la ambición? ¿El daño que, como comentaban en el artículo de The Guardian, ha hecho Disney en los últimos 20 ó 30 años con su ideal de príncipe azul, amor verdadero, castillos y perdices? ¿O que a algunas mujeres sólo les motiva la cartera, como ya intentaron demostrar con Joe Millionaire, en realidad, un albañil haciéndose pasar por ricachón?

Lo que puede ser de traca es presenciar ese momento en el que estas doce almas de cántaro descubran que su cuento de hadas no es más que un fraude, que se han intentado ligar a un tío que probablemente ni siquiera les guste cuando ni siquiera se jugaban la tiara de princesa y que la telerrealidad hace tiempo que dejó de ser real. Aún con todo el jugo tróspido que se le puede sacar a algo tan bizarro, parece que a los americanos no les ha hecho mucha gracia la idea y 'I Wanna Marry Harry' se ha estrenado con un triste 0,7 de rating y un 2% de share en el demográfico de 18 a 49 (1,91 millones), convirtiéndose en la última opción de este martes de los telespectadores americanos.

Vía | The Guardian
Imagen | FOX

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos