Compartir
Publicidad
'Imagen reflejada': el episodio de 'The Twilight Zone' que inspiró 'Nosotros' (y gran parte del género reciente)
Series de ficción

'Imagen reflejada': el episodio de 'The Twilight Zone' que inspiró 'Nosotros' (y gran parte del género reciente)

Publicidad
Publicidad

Si hay una serie que ha inspirado y nutrido al cine fantástico de los últimos cincuenta años, es 'The Twilight Zone'. La deuda que Jordan Peele mantiene con ella se saldará el próximo mes de abril, pero de momento su cine sigue recordando el ambiente fantástico tradicional de la creación de Rod Serling.

Espejito mágico

La serie de Rod Serling algo sabía de espejos, ya fuera para un trucaje de composición de plano o para sostener el argumento de la historia. Uno de los más recordados, al menos viendo algún título de género de los últimos diez años, es 'Imagen reflejada', episodio 21 de la primera temporada de la serie.

Vera Miles protagonizó un episodio que parte de una historia "real" que vivió Rod Serling. Mientras se encontraba en el aeropuerto creyó verse a sí mismo unos metros delante de él. Misma ropa, misma altura, mismo maletín... obviamente se trataba de otra persona, pero de ahí el bueno de Serling te sacaba una historia. El veterano de la televisión John Brahm se encargó de la puesta en escena de una historia corta que, como veremos, no solo ha inspirado el último trabajo del director de 'Get out'.

Una mujer se encuentra en una estación de autobuses mientras espera la salida del suyo, pero de repente verá que su equipaje desaparece y que a su alrededor comienzan a suceder cosas extrañas. La idea del doppelgänger en la estación de autobuses, ante todo, nos lleva a la estupenda 'Los Parecidos', de uno de los cineastas más interesantes que ha ofrecido el fantástico mexicano en la última década, Isaac Ezban.

Dimensiones desconocidas, paralelas, experimentos del gobierno en los subsuelos de las ciudades del norteamérica... uno nunca sabe a qué atenerse cuando el doble juega una mala pasada al original. Si es que tenemos claro quién es quién. Mike Flanagan, cada vez más presente en el asunto aterrador, también ofreció la interesante 'Oculus: El espejo del mal' hace unos pocos años

Jordan Peele solo ha sido el último en utilizar una fórmula que lleva desde el siglo XVIII provocando pesadillas y rumorologias diversas y retroalimentando literatura y cine, como demuestra la socorrida obra de Jack Finney que tanto gusta de utilizar el productor medio de Hollywood. Desde Poe hasta 'Nosotros', el mismísimo J.J. Abrams ha sostenido toda una serie sobre el asunto del doble en 'Fringe'. 

Si algo bueno tenía la serie de Rod Serling era que no necesitaba dar demasiadas explicaciones a los asuntos extraños que narraba episodio tras episodio, algo de lo que (tal vez) peca el director Jordan Peele en su segunda (exquisita) demostración de poderío visual a la hora de abordar el fantástico.

Peele ha reconocido abiertamente que su última película se inspira en parte en este episodio, aunque más por el espíritu y el punto de partida. El contenido sociopolítico del episodio, aún funcionando, está lejos de la bomba de neutrones social que lanza Peele, pero sabía jugar con una ansiedad habitual. Y es que quién no se ha sentido tan mal como para pensar que  un impostor ha suplantado su identidad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio