Publicidad

'Trackers': un enérgico thriller en HBO que funcionaría mejor con menos elementos
Críticas

'Trackers': un enérgico thriller en HBO que funcionaría mejor con menos elementos

Es curioso el cóctel de elementos que posee 'Trackers', la serie de acción que podemos ver en HBO España. Es una serie de vocación tan internacional (coproducción entre Estados Unidos, Alemania y Sudáfrica) como amante de una cultura (o un país) que no estamos acostumbrados a ver. Al menos en este rincón del mundo.

Basada en la novela de Deon Meyer, este thriller de cinco episodios está ambientado en Sudáfrica, en Ciudad del Cabo en concreto y nos hace una pequeña radiografía de un país que aun hoy, carga sobre sus hombros con las secuelas de la segregación racial y el postcolonialismo europeo.

Para plasmarlo en la pantalla, Meyers cuenta con ayuda en el guion de Robert Thorogood, quien durante años ha estado al frente de 'Crimen en el paraíso' donde distinguía una serie de misterio y asesinato de toda la vida gracias a la pequeña exploración de la vida en una ficticia isla de las otrora Antillas británicas. Así tenemos ciertos intereses comunes que se trabajan en estos primeros episodios de la serie.

Un thriller en el corazón de Sudáfrica

Pero vayamos a la historia. 'Trackers' mezcla varias tramas que se van entrelazando y que van del contrabando de diamantes al tráfico de rinocerontes negros pasando por un complot terrorista que amenaza un gran evento deportivo en el corazón de Ciudad de Cabo.

La serie comienza entonces con Lemmer (James Gracie), quien se embarca en una operación de contrabando; por otro lado la Oficina Presidencia de Inteligencia lanza una investigación encubierta después de descubrirse una reunión entre islámicos extremistas locales y un alto cargo de Al Qaeda.

En el reparto nos encontramos con James Gracie, Rolanda Marais, Ed Stoppard, Sandi Schultz, Brendon Daniels, Trix Vivier, Thapelo Mokoena y Sisanda Henna.

Una realización europea para sumergirnos en las calles de Ciudad del Cabo

Trackers Critica

El finés Jyri Kähönen es el encargado de dirigir íntegramente la serie, dándole en la realización un toque europeo familiar pero sin renunciar al sabor propio sudáfricano. Ayuda a esta mezcla exótica que esté rodada principalmente en afrikáans y que fluye por el inglés y el sotho entre otros idiomas.

El primer episodio de 'Trackers' es abrumador por la cantidad de frentes que abre, todos los personajes que se nos presentan y una ligera sensación de que hemos llegado in media res de todo el asunto. En el guion de Thorogood no parece haber tiempo para la pausa y vamos saltando de frente a frente sin apenas un momento para que podamos pensar en qué está pasando exactamente.

Lo que sí que nos deja claro desde el principio es que es un thriller de espías tan estándar como relleno de tantos ingredientes que cuesta un poco procesarlo. Por lo menos en su presentación. Poco a poco en sus siguientes episodios (he podido ver tres) uno ya se va situando. Aunque, en este sentido, he de reconocer que todavía no sé cómo encajan ciertos elementos en la narración global.

En líneas generales, 'Trackers' es un thriller enérgico que logra genuinos momentos de tensión pero que se pierde en la sobreabundancia de subtramas y giros. Tiene los suficientes elementos a favor como para ser una serie para ver en un par de tardes pero se queda ahí.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios