Al Capone, con Tom Hardy como el famoso gánster, como nunca antes lo habías visto desde ya mismo en Filmin

Al Capone, con Tom Hardy como el famoso gánster, como nunca antes lo habías visto desde ya mismo en Filmin
1 comentario

Alphonse Gabriel Capone, Al Capone para sus amigos —y enemigos—, fue considerado en vida el gánster más famoso de su generación. Durante los años 20 y 30 del siglo pasado, este delincuente de poca monta escaló posiciones hasta figurar en la lista de los criminales más buscados del FBI. Perseguido por Los Intocables, el equipo comandado por el agente Eliot Ness le dio caza por un delito de evasión de impuestos hasta que fue condenado a 11 años de prisión. Y no en cualquier prisión: Alcatraz.

Filmin estrena este viernes 16 de abril, en exclusiva en España, la película ‘Capone’, el más reciente trabajo del director Josh Trank con Tom Hardy como protagonista. Pero el intérprete encarna a un Capone gravemente enfermo que pasa sus últimos días víctima de una neurosífilis que lo mantiene absorto en alucinaciones y en un evidente deterioro físico y mental. La persona y el personaje se funden en el epílogo de una figura de la cultura popular muy alejada de la que hemos “conocido” siempre.

El biopic más inusual

Capone Poster

Decían que cuando Capone entró en Alcatraz nadie se atrevía a molestarlo mientras paseaba solitario por los pasillos ante la mirada atenta de todo el mundo. El sanguinario Alphonse llevaba entonces varias decenas de cadáveres a sus espaldas. Un buen día, alguien intentó apuñalarlo con un cuchillo de cocina. Allí, en un soleado patio, Capone le quitó el cuchillo y, en apenas dos movimientos, derribó a su rival y lo dejó postrado sangrando.

Sirva esta anécdota para ilustrar la “indestructibilidad” de alguien convertido en mito. Sin embargo, arruinado, exigiendo que nadie lo pinchase —padecía de tripanofobia, miedo a las agujas—, murió aterido de neumonía y hoy yace bajo una lápida que reza lo siguiente: “Jesús mío, ten compasión”. El rey del mundo en el abismo.

Fonzo 07983

Ambientada entre el verano de 1946 y 1947, ‘Capone’ huye del biopic manido, de la etapa más convencional mil veces ya vista —incluso, tangencialmente, en series como ‘Boardwalk Empire’ o ‘Peaky Blinders’—, donde un villano de segunda se convierte en el mismísimo Scarface, mote que arrastraría toda su vida por las cicatrices del lado izquierdo de su rostro, causadas por navajazos en una reyerta callejera.

En su lugar, el director de ‘Chronicle’ bucea en el periodo más olvidado y doloroso del criminal, analizando sus debilidades, su arrepentimiento, frente a una familia que lo ha visto pasar de líder y patriarca a ser un simple anciano con sífilis. Capone ya no grita a voz en cuello, apenas croa débil; ya no escupe sangre, sino que vomita con dificultad, mientras intenta combatir con su enfermedad a duras penas, cuidado por un puñado de asistentes en su finca de Palm Island, en Florida.

Una actuación vital

Fonzo 01075

Pero abordar un papel así nunca es fácil. Tom Hardy asume el rol de Al Capone en su más amplia dimensión. Durante los eventos que se retratan en el filme, en la vida real Capone apenas contaba con 47 años. Sin embargo, Josh Trank, renovador del género superheroico con la cinta indie ‘Chronicle’, opta por construir escenas familiares en descomposición, en una extraña mezcla entre el fetichismo estilístico de Kubrick bajo la sutileza de David Lynch y el pulso rítmico, nervioso y atiborrado de frases del gran genio Martin Scorsese.

Dicen que Hardy se leyó el guion y contestó 24 horas después de recibirlo con un rotundo “Estoy dentro”. Un papel donde la caracterización es clave y donde recurrieron a la voz del cantante Jimmy Durante —de origen italiano y criado en Brooklyn— para emular ciertos tonos e inflexiones, ya que no hay registros de voz del auténtico Al Capone.

Fonzo 06203

El casting lo completan Linda Cardellini (‘Green Book’), quien interpreta a la esposa del gran capo; Matt Dillon (‘Todo por un sueño’, ‘La casa de Jack’), que hace de Johnny, el mejor amigo del mafioso, o Kyle MacLachlan (‘Terciopelo azul’, ‘Dune’), en el papel de su médico personal... y su confidente.

El resto del elenco lo forman Al Sapienza —uno de esos grandes secundarios, conocido por sus roles de Mikey Palmice en ‘Los Soprano’ y Marty Spinella en ‘House of Cards’—, así como el joven Noel Fisher, Gino Cafarelli, Rose Bianco y Christopher Bianculli, interpretando este último al mismísimo hijo de Caracortada.

Fonzo Ss 00507

Bajo esta luz presenta Filmin este relato íntimo que va de lo popular a lo personal y que aborda la decadencia del líder desde un ocaso inexplorado.

Y solo hace falta recordar el final de otro gran capo de la mafia, el patriarca Michael Corleone, sentado en una silla de mimbre en la más absoluta soledad, o revisar el gran éxito ‘El Irlandés’, del citado Scorsese, para entender que aquel dicho —“El dolor es temporal, pero la gloria es eterna”— no aplica para todos. Que las cicatrices vitales son algo más que una muesca superficial.

Imágenes | Filmin

Inicio