Publicidad

Cinco personajes que deben volver a sus series para que la televisión sea un lugar mejor

Cinco personajes que deben volver a sus series para que la televisión sea un lugar mejor
22 comentarios

A los actores les gusta pasar página, pero los espectadores muchas veces nos quedamos a cuadros. Nunca es agradable que un personaje que apreciamos se largue porque prefiere cambiar de aires. Pero desde que se ha anunciado que Isaiah Washington volverá a ‘Anatomía de Grey’ para un episodio, se ha abierto la Caja de Pandora. Nadie imaginaba que esto pudiera ocurrir, sobre todo por las condiciones en las que se fue, así que demuestra que todo es posible. Entonces, ¿qué personajes podrían regresar a sus series para hacer de la televisión un mundo mejor?

Izzie Stevens (‘Anatomía de Grey’)

Cuando salió la noticia del regreso del doctor Burke a ‘Anatomía de Grey’, mi primera reacción fue: ¿Y qué pasa con Izzie Stevens? Ya se sabe porqué se fue. La actriz Katherine Heigl quería centrarse en su carrera cinematográfica tras encadenar tres éxitos consecutivos en taquilla y encima hizo algunas declaraciones que pusieron los pelos de punta a la creadora Shonda Rhimes. Tuvo las santas narices de contar en una entrevista que las jornadas de rodaje eran inhumanas cuando todo el equipo trabajaba de forma intensa para adecuarse a su otra agenda, la cinematográfica, y encima un buen día dejó de presentarse al rodaje. Pero olvidémonos de estas anécdotas sin importancia. Al fin y al cabo, pongamos en una balanza el caso de Katherine Heigl y el de Isaiah Washington. No sé vosotros, pero yo siempre me quedo con la chica impresentable y bocazas antes que con un tipo homófobo y agresivo.

¿Y por qué estaría bien que Izzie volviera? Pues por una razón muy simple: puede que viera fantasmas pero también es la protagonista de los momentos dramáticos más efectivos de toda la serie (Denny, su propia boda) y a ‘Anatomía de Grey’ le falta corazón. El tontito de O’Malley fue arrollado por un autobús y Izzie se largó, así que nos quedamos con los cirujanos más ambiciosos y desalmados de la primera generación, Christina, Alex y Meredith. No le iría mal, por lo tanto, un poquito de buena fe y buenas intenciones (April y Avery jamás tendrán el estatus de los originales). Lástima que Shonda le tenga tanta manía a Heigl que probablemente antes traería de vuelta a Erika Hahn, que todavía debe estar buscando el coche en el párquing del hospital.

Gil Grissom (‘CSI’)

Gil Grissom.
¿Todavía no me habéis encontrado sustituto?
De momento los analistas de los escenarios del crimen de Las Vegas no tienen pinta de retirarse. Pero si lo hicieran, que ya llevan catorce temporadas en antena, la mejor forma de despedirla sería trayendo a Gil Grissom de vuelta. El actor William Petersen se cansó de coger insectos con pinzas en la penumbra de su despacho, pero esto no significa que nosotros nos cansáramos de él. Le daba mucha personalidad a ‘CSI’ con ese carácter apacible y muy recto, que luego se hiperbolizaría en otras series de televisión que optarían por dibujar protagonistas directamente con leves signos de autismo.

Grissom era profesional, era un jefe razonable y permitía que el equipo estuviera unido. Sólo hace falta ver qué ocurrió cuando se fue y Catherine Willows ocupó su puesto: su mala leche salió a la luz y trabajar en el turno de noche dejó de ser tan complaciente. Y, hablando de Willows, tampoco estaría mal que contrataran de nuevo a Marg Helgenberger, teniendo en cuenta que su última serie ‘Intelligence’ probablemente no verá una segunda temporada. También valía la pena. ¿Qué no mola tanto? Ted Danson como protagonista. O Laurence Fishburne, que también pasó sin pena ni gloria. Vuelve, Grissom. Si tú lo haces, yo también me subo al carro de ‘CSI’ otra vez.

Charlie Harper (‘Dos hombres y medio’)

Charlie Sheen
Esta nariz tiene mucho trabajo.
Desprecio a Charlie Sheen, a él y sus adicciones, él y las actrices porno que tiene como esposas. Tampoco me entusiasma ‘Dos hombres y medio’, una de las series más machacadas de esta web y de cualquier página americana que hable de televisión. Despierta mucha manía, supongo que por el éxito desmedido que llegó a tener cuando Sheen era el protagonista. También porque todas las bromas tienen un punto machista. Pero, reconozcámoslo, Sheen soltaba esas líneas con una naturalidad que Ashton Kutcher jamás olerá, ni que sea porque Charlie Sheen era Charlie Harper.

Kutcher es el peor actor de su generación y Sheen será el mayor caradura, pero también fue quien permitió que ‘Dos hombres y medio’ fuera el éxito que fue, por la que cobraba más de un millón y medio de dólares por episodio. Pero el actor descubrió que había alguien todavía más influyente en esa serie, su creador Chuck Lorre, y cuando el canal tuvo que elegir entre uno y otro se quedó con el guionista que también es el responsable de ‘The Big Bang Theory’. Sea como sea, ahora mismo la serie se beneficiaría con su vuelta. Sé de gente que prefiere vivir en el anonimato por miedo a represalias y que se mueren de la risa con Sheen. Para ellos la televisión sería un mundo mejor si el actor dejase ese bodrio de 'Anger Management' y volviese al clan Harper.

Amelia Pond (‘Doctor Who’)

Amelia Pond.
Un poco más adorable y se cuelga el servidor.
Este caso es un poco tramposo porque ‘Doctor Who’ se esforzó en contarnos que Amelia Pond no podía volver ni en broma al universo del Doctor. Pero, al igual que hay que coger con pinzas todas las paradojas temporales de Steven Moffat, también podríamos hacerlo con la despedida de la pelirroja. Tampoco tiene mucho sentido que abogue por su vuelta cuando ella y Rory tuvieron un precioso arco argumental que quedó bien cerrado con esa conclusión tan emotiva. Pero ‘Doctor Who’ era otra cosa cuando estaban ellos. Algunos hasta podrían argumentar que directamente no era ‘Doctor Who’, que la dinámica con la companion se le fue de las manos al showrunner. Pero se echa de menos a Amy. Después de ella, las aventuras por el espacio-tiempo no son lo mismo. Saben a poco. O que le hagan un spin-off al personaje. Amelia era tan vital que hasta podría verla comprando tomates en el mercado y discutirse con el campesino.

Charlie Dattolo (‘Girls’)

Christopher Abbott.
'Girls' 1 - Christopher Abbott 0
Christopher Abbott se llevaba tan mal con Lena Dunham que prefirió dejarla en la estacada a ella y al resto del equipo y abandonó ‘Girls’ entre la segunda y la tercera temporada, justo cuando Dunham había dado un especial protagonismo al personaje de Charlie. Una de las mayores curiosidades de este año ha sido ver cómo los guionistas trataban esta marcha y les salió de maravilla. Lo que podía ser una condena acabó siendo utilizado a su favor y el personaje de Marnie ha brillado. La serie ha sobrevivido. Sin embargo, esto no quita que Charlie fuera importante, tanto para Marnie como para el equilibrio de la serie.

A menudo se analiza la brújula moral de las chicas protagonistas de ‘Girls’. Todas son bastante egocéntricas y egoístas y cometen muchísimos errores. A Dunham le gusta explorar los individuos a partir de sus defectos. Y los chicos que quedan, Ray y Adam, también tienen su ración de peculiaridades (el primero es un tipo asocial y mancado de gracia natural, Adam es auto-destructivo). Por esto Charlie era necesario: era un chaval mono y era innegablemente una buena persona. Era muy interesante verle en comparación con el resto de la gente, ver como un tipo tan normal se veía afectado por su amor por Marnie. Y, incluso ahora que han sabido aprovechar su abandono, sería provechoso que volviera. ¿Qué ocurriría con toda esta nueva filosofía de vida de Marnie, ahora que está madurando? ¿Implosionaría el universo de ‘Girls’ si mostrara una relación sana? He aquí la cuestión.

¿Qué opináis vosotros? ¿También queréis que estos tipos vuelven a la televisión o preferís que Katherine Heigl siga en el paro?

En ¡Vaya Tele! | Cinco actores que deberían regresar a la televisión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios