'A través de mi ventana' es la 'Cincuenta sombras de Grey' adolescente de Netflix: una fogosa película que mezcla sexo y romance con vocación de fenómeno
Críticas

'A través de mi ventana' es la 'Cincuenta sombras de Grey' adolescente de Netflix: una fogosa película que mezcla sexo y romance con vocación de fenómeno

Netflix ha conseguido ya varios éxitos con películas románticas orientadas al público adolescente. Los dos ejemplos más representativos de ellos son 'A todos los chicos de los que me enamoré' y 'Mi primer beso', dándose la casualidad de que ambas tenían orígenes literarias y su buena acogida por el público llevó a que acabasen convirtiéndose en una trilogía.

No me extrañaría lo más mínimo que sucediera lo mismo con 'A través de mi ventana', ya que este nuevo largometraje de Netflix adapta la novela de Ariana Godoy con la que comenzaba la Trilogía de los Hermanos Hidalgo. En ella se sigue una estrategia similar a 'Los Bridgerton' de centrar cada libro en un integrante diferente de una familia pero con un enfoque que, al menos en su primera entrega, recuerda más a un cóctel de 'Cincuenta sombras de Grey' con '3 metros sobre el cielo'.

Huele a éxito

Tengo bastante claro que 'A través de mi ventana' lo tiene todo para convertirse en el nuevo bombazo de Netflix. Orientado claramente al público adolescente, es una película que juega por encima de todo con la idea de un romance imposible y la posibilidad de redimir a ese chico malo con un atractivo sin parangón. También soy consciente de que mucha gente no va a entrar en ningún momento en lo que propone, y me temo que yo soy uno de ellos.

Que 'A través de mi ventana' iba a tirar de multitud de lugares comunes para construir un romance que mezcla la inconsciencia del primer amor con ciertas mecánicas propias de una relación tóxica es algo que daba por sentado. Las propias raíces de la historia apuntan en esa dirección y muy poco tiempo pasa antes de que quede claro que no vamos a tener ninguna sorpresa por ese lado.

A Traves De Mi Ventana Escena Protagonistas

Por un lado tenemos a Clara Galle, a la que pronto veremos en la segunda temporada de 'El Internado: Las Cumbres', como Raquel, una joven de clase humilde con una obsesión evidente y reconocida hacia Ares Hidalgo, el joven adinerado y torturado que parece acostumbrado a hacer lo que quiere  cuando interactúa con otras chicas de su edad y que casualmente es su vecino.

A partir de esa premisa es fácil ir atando cabos, pero a favor de 'A través de mi ventana' conviene destacar que no estira artificialmente las fases de su historia de amor que todos esperamos. Otra cosa es lo estúpidas que resulten algunas reacciones o el mensaje que pueda transmitir a quien idealice (aún más) este relato por su salto a la gran pantalla. Que algo tenga éxito no quiere decir que sea recomendable.

Poco que rescatar

A Traves De Mi Ventana Escena

Teniendo en cuenta esos cimientos tan discutibles, hay cosas que funcionan mejor que otras en ese nocivo ecosistema. Aquí lo más destacable sería Galle, quien consigue dotar de cierta verosimilitud a un personaje con contradicciones muy marcadas -¿al mismo tiempo muy inocente y una acosadora?- gracias a que algo de frescura si aporta a su personaje.

Es verdad que eso va diluyéndose -como también sucedió en el caso de Dakota Johnson en 'Cincuenta sombras de Grey'-, sobre todo cuando los diálogos empiezan a pecar cada vez más de una alarmante de naturalidad. Llega un punto en el que levantar eso y los vaivenes de su personaje se convierte en algo directamente imposible. Pero al menos hay algo que rascar ahí, ya que con Julio Peña poco hay que destacar más allá de su presencia física, que tampoco resulta tan apabullante como la película nos quiere hacer creer.

Es cierto que al menos no es convidado de piedra y que 'A través de mi ventana' va maniobrando para que su chulería inicial acaba sacando poco a poco una faceta más vulnerable, pero es todo tan evidente y plano -y ahí creo que pesa más lo que impone el guion que el que Peña tengo más o menos talento- que creo que es imprescindible que tú también te obsesiones con Ares para pasar todas esas limitaciones por alto.

Más detalles sobre 'A través de mi ventana'

A Traves De Mi Ventana Hidalgo Familia

Tampoco es que el resto del reparto anime demasiado el cotarro, pero es que sus personajes tampoco están para eso, sino para cumplir una función muy específica en el romance entre Raquel y Ares. Una pena que por ejemplo no se aproveche mejor a Pilar Castro, una actriz que ha demostrado en varias ocasiones que puede dar bastante más de sí.

Por lo demás, 'A través de mi ventana' es visualmente inocua, tanto en lo referente a la fotografía como al trabajo de puesta en escena de Marçal Forès. Es cierto que no cae en un look artificial que la acerque más a un telefilm venido a más que a cualquier otra cosa, pero aquí parece que lo único que importa es dar un toque juguetón a las escenas románticas, como si se quisiera coquetear con el soft porn pero tratándolo con algo más de tacto.

Al final, esta película no deja de ser un producto cuidadosamente diseñado, buscando la inconsciencia e intensidad del romance adolescente al mismo tiempo que le da un toque erótico menos visto en este tipo de obras. Me consta que la saga 'After' debe ya ir por una línea similar, pero me atraía tan poco que nunca le he dado una oportunidad. Con 'A través de mi ventana' quizá debería haber hecho lo mismo.

En resumidas cuentas

A Traves De Mi Ventana Ares

'A través de mi ventana' lo tiene todo para arrasar en Netflix y ser el inicio de una saga muy exitosa para la plataforma. Eso sí, lo hará principalmente con el segmento del público al que va dirigida -aunque me queda la duda de si quizá no hubiesen preferido que el lado romántico tuviera más presencia, pues la pasión y el sexo parecen tener más importancia-, quedando al menos el consuelo de que su lado más tóxico se concentra sobre todo en sus primeros minutos. Luego no esperéis más que un mal cuento de hadas juvenil pasado por el filtro del sexo adolescente.

Temas
Inicio