Publicidad

Atlàntida Film Fest 2020: 'Last and First Men': la película póstuma de Jóhann Jóhannsson es un apabullante ejercicio narrativo
Críticas

Atlàntida Film Fest 2020: 'Last and First Men': la película póstuma de Jóhann Jóhannsson es un apabullante ejercicio narrativo

Publicidad

Publicidad

Antes de morir a los 48 años, el compositor islandés Jóhann Jóhannsson ya había demostrado su inquietud por el vídeo experimental. Su cortometraje 'End of the Summer', filmado en Super 8, indicaba el camino a seguir. Esa pasión por el retrato paisajista e inquietante llega a su máxima expresión con 'Last and First Men'. Su obra maestra y por desgracia, póstuma, es uno de los grandes reclamos del Atlàntida Film Fest 2020.

Más allá de las estrellas

La historia de la evolución de la humanidad en los próximos dos mil millones de años que Olaf Stapledon ideó hace casi cien se vuelve realidad. A través de la impresionante fotografía en 16mm y blanco y negro de Sturla Brandth Grøvlen observamos parajes tan inhóspitos como los que su autor ponía en palabras hasta llegar a pensar si el director no habrá salido al espacio exterior para lograr semejantes panorámicas.

Como no podía ser de otro modo, el portentoso uso de la música es uno de los grandes alicientes de la película. Durante poco más de una hora asistimos atónitos a una historia narrada por Tilda Swinton y protagonizada por un sinfín de objetos inanimados de abrumadora belleza.

2020 está siendo muy extraño en líneas generales, pero el cine, por la razón que sea, ha vuelto a formatos y colores primigenios. Tres de las mejores películas de este año, 'El faro', 'Bait' y este 'Last and First Men' optan por ratios cuadrados y fotografías orgánicas. El poder del celuloide, de los 8 a los 35mm, cobra una dimensión majestuosa en tiempos digitales. Es tal su fuerza que si las comparamos con el resto de películas de la temporada lucen como si estuviéramos hablando de las grandes películas David Lean en 70mm.

La belleza en pausa

Entre la ficción y el documental, recordando mucho al trabajo de Saul Bass en su 'Phase IV', curiosamente también la única película de un artista que no es director, y también de ciencia ficción de arte y ensayo, Jóhannsson filma los spomeniks, esos monumentos levantados en la vieja Yugoslavia para conmemorar las batallas de la II Guerra Mundial, como si estuviera en otro planeta. Estos edificios de memoria que simbolizan la unificación sirven de sustento visual e inanimado para la narración definitiva sobre el fin de los tiempos.

Last And First Man

El cineasta aprovecha su tamaño y futurismo para adentrarnos en un mundo desconocido sin necesidad de efectos especiales ni más fantasía que el poder de la imaginación. Apoyándose en la novela homónima, el trabajo del compositor islandés combina a la perfección música y video hasta lograr la comunión perfecta con la narración de la actriz ganadora del Oscar.

Fallecido antes de poder terminar la obra, el compositor Yair Elazar Glotman y el director Sturla Brandth Grøvlen ayudaron con el remate final para que la película al fin pueda llegar a nuestro radar. Sin duda alguna, la inesperada desaparición de Jóhannsson logra que el impacto emocional amplifique la propuesta de una película extrañamente optimista sobre la extinción. 'Last and First Men' ya es, por derecho propio, una de las grandes películas del año de la plaga.

ATENCIÓN: la película estará disponible del 31 de julio a las 22.00h al 1 de agosto a las 00.00h.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios