Publicidad

'Dime quién soy': la serie de Movistar+ es un solvente drama histórico de espías al servicio de Irene Escolar
Críticas

'Dime quién soy': la serie de Movistar+ es un solvente drama histórico de espías al servicio de Irene Escolar

Las series españolas de Movistar+ nos han dado grandes estrenos a lo largo de 2020 con títulos como 'La línea invisible', 'La unidad' o, sobre todo, 'Antidisturbios'. Ahora llega el momento de cerrar el año y la plataforma ha concedido ese título honorífico a 'Dime quién soy', adaptación a la pequeña pantalla de la novela homónima escrita por Julia Navarro que se estrena este viernes 4 de diciembre.

'Dime quién soy' propone un repaso a la historia del siglo XX a través de los ojos de Amelia Garayoa, papel interpretado por la ascendente Irene Escolar, una actriz a la que llevábamos sin ver en un papel regular de una serie de televisión desde que dio vida a Juana I de Castilla en la tercera temporada de 'Isabel'. Su prestigio ha crecido de forma exponencial en estos años y quizá por ello hay no pocos momentos en los que da la sensación de que este solvente drama histórico de espías está a su servicio.

Variedad

Escena Dime Quien Soy

Sabía que Bambú no estaba detrás de 'Dime quién soy', pero son tantas las series a priori de un corte similar que ha hecho que mi primer miedo era encontrarme otra serie con un look visual similar y una forma de abordar la historia que normalmente tiende a ir por el camino que menos me interesa. En lo primero es inevitable que haya mínimos parecidos, pero la serie de Movistar+ tiene un aspecto más cinematográfico desde el primer momento pese a ser una miniserie y es algo que mantiene a lo largo de los cinco episodios que he tenido la oportunidad de ver hasta ahora.

Con esto no quiero decir que 'Dime quién soy' tenga un acabado técnico arrebatador, ya que una vez sentadas las bases opta por una continuidad clara que le impide llegar a despuntar realmente, pero sí que se preocupa en no asemejarse más de la cuenta a otras producciones similares. Otro aspecto clave es su tendencia a no estancarse en lo narrativo, algo sin duda heredado de la novela original, porque muchas otras hubiesen estirado de lo lindo el conflicto tras lo que sucede al final del primer episodio, pero en 'Dime quién soy' encontraremos un retrato mucho más variado de la personalidad e inquietudes de su protagonista, en buena medida por su componente de historia de espías.

Además, es algo que se hace manteniendo un sentido de la progresión, por lo que el cambio de actitud de Amelia, más activa e inocente en primera instancia para luego ir desplegando las alas y volando cada vez más por libre, no es algo que resulte chocante. La interpretación de Escolar también sabe cómo ir transmitiendo esa evolución de una forma sutil. No esperéis grandes gestos por su parte, sino reacciones basadas en sus convicciones, incluso cuando sus emociones también están de por medio.

Luces y sombras de 'Dime quién soy'

Imagen Dime Quien Soy

Es cierto que eso puede llevar a que la serie resulte algo fría en diferentes fases, ya que en ese aspecto todo resulta tan medido que puede costar ponerse en la situación de Amelia, pero al mismo tiempo es un factor clave para equilibrar el conjunto. Y es que es cierto que la protagonista evoluciona de forma lógica, pero a lo que sucede a su alrededor quizá le falta un punto extra de profundidad por parecer más pensado todo para ver qué va a aportar a su protagonista que en su efectividad por sí mismo.

De esta forma, por un lado resulta algo acelerada y por otro difícil de discutir. Es una sensación peculiar en la que personalmente tiene más importancia lo segundo. Acostumbrado a series de este estilo con un ritmo moroso en las que apenas pase nada en varios episodios, se agradece encontrar algo diferente. Además, tampoco es algo tan grave como para que uno se llegue a salir de lo que sucede, porque no deja de ser el reflejo de una vida repleta de grandes vivencias en la que hay tanto que abarcar que no hay apenas espacio para la pausa.

Por lo demás, se agradece un relato lo suficientemente variado como para que cada espectador encuentre algo que encaje más con sus gustos, una cuidada selección de reparto en el que nadie desentona -aunque más allá de Escolar tampoco nadie tiene una oportunidad real para brillar- y una solvencia incuestionable a todos los niveles. Personalmente, 'Dime quién soy' no es el tipo de (mini)serie que más me atrae a priori, pero justo es reconocer cuando una destaca.

En resumidas cuentas

'Dime quién soy' es una interesante adaptación de la popular novela de Julia Navarro. Una serie en la que todo está bastante medido y que no tiene miedo a evolucionar con más rapidez de lo habitual en producciones así, porque además tiene mucho que contar. Destaca sobre todo el trabajo de Escolar, quien apuesta por un enfoque sutil y más matizado para sus interpretación.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio