'Loki' 1x03: el príncipe de Asgard revela su verdadera sexualidad en un vistoso episodio lleno de fantasía galáctica
Críticas

'Loki' 1x03: el príncipe de Asgard revela su verdadera sexualidad en un vistoso episodio lleno de fantasía galáctica

Tras la relativa mejora sobre el primer episodio que supuso 'La variante', el capítulo 3 de 'Loki' ha llegado a Disney+ y funciona mejor como bisagra de la temporada con un episodio de 40 minutos más centrado en la aventura y los puntos fuertes que han hecho funcionar siempre el Universo Cinematográfico Marvel, e incluso otra serie de Disney como 'The Mandalorian'.

Uno de los problemas que se percibían en la serie era la duración excesiva de sus episodios. Pese a ser una temporada en solo seis partes, un primer acto de dos horas resulta excesivo sin un conjunto equilibrado de escenas de acción y la torpeza narrativa que ha desplegado para tratar de hacer interesante como protagonista a un personaje que funciona bien como aderezo o recurso cómico secundario. De ahí que su extraña mezcla de travesuras y bagaje sentimental funcione solo en momentos, pese a la voluntad de Tom Hiddleston. 40 minutos es una duración que le beneficia.

SPOILERS del episodio

El ministerio de las variantes

En el primer episodio de la serie tuvimos una sobredosis de exposición que tenía a Loki mirando una colección de dvds de las películas de Marvel, especialmente de la plomiza 'Thor: un mundo oscuro' (2013), tratando de resucitar el interés en los eventos de aquella, porque después de todo es la peli más de Loki de todo el universo. También volvíamos a los momentos de 'Infinity War' y 'Endgame' en los que aparece el personaje, en una especie de "previously on Marvel" de una hora que también usaba literalmente tutoriales animados y pizarras para explicar su mitología.

El problema no era tanto la cantidad de verbalización de conceptos, o el centro de control de variantes que parece una mezcla de los espacios de 'The Good Place' (sin su chispa surrealista) y 'El ministerio del tiempo' (sin su ingenio costumbrista a lo Ibáñez), sino su falta de timing para el tono de comedia que pretende acometer la serie. Las gracias y ocurrencias aparecían forzadas, porque el personaje debe ser un bribón gracioso, y el contrapunto con Owen Wilson no crea una química especialmente memorable entre ambos, pese a que los actores son estupendos.

Detalles de dirección sin brío o incapaces de hacer funcionar un gran tema de Bonnie Tyler con el ritmo del montaje son problemas menores, pero que hacen de 'Loki' la más ordinaria de las series Marvel, especialmente tras la criminalmente infravalorada 'Falcon y el soldado de invierno', pese a que estén espolvoreando referencias a Fincher o 'Seven' que tan solo deja ver las carencias para un producto con un presupuesto que ya quisieran muchas películas de estudio actuales.

Doctor Loki

Loki Episode 3

El Episodio 3 de 'Loki', titulado 'Lamentis-1', dirigido por Kate Heron, resuelve el cliffhanger del anterior, cuando Sylvie llega a la TVA para matar al guardián del tiempo, con Loki persiguiéndole a través de la puerta del tiempo para llegar al planeta Lamentis-1, en donde entre escenas de peleas cuerpo a cuerpo y algún momento que podría estar en la serie 'The Mandalorian' (engaños a lo jedi a una suerte de guardianes del imperio, el diseño digital del planetas desértico a punto de ser evacuados) tenemos amplias escenas de conversación entre Loki y su variante que nos dejan unas cuantas revelaciones jugosas que dan otro carácter al nudo de la temporada.

Sabemos que Sylvie es realmente una versión de Loki, y en una de sus conversaciones, en las que hablan de sus madres, de cómo fueron adoptados y del amor. Loki revela y confirma de forma elegante que es bisexual, algo que el actor había apuntado recientemente pero que no estaba claro que fuera a plasmarse en pantalla. Un nuevo movimiento de Marvel hacia la diversidad en el mes del orgullo LGTBI+. La otra gran revelación es que Sylvie abre los ojos a Loki sobre la TVA, de la que afirma que es una organización fascista y donde en realidad todos son una variante como ellos, aunque no lo saben, arrojando nueva luz sobre las intenciones de Mobius, Ravona y el resto.

Mandaloki

Loki y Sylvie buscan el arca, en un final más frenético que cambia el diseño de producción del planeta desértico, en donde se notaban mucho los cromas, por una ciudad de neones a lo Coruscant, donde no desentona tanto el basto filtro morado que tiene el episodio, que acaba con otro Cliffhanger con sentido del humor negro que firma una dinámica más interesante para 'Loki'. Entre un episodio de 'Doctor Who' y la space ópera más trekkie, las aventuras extratemporales/dimensionales de "planeta de la semana" le dan una apertura necesaria, pero aún ve hipotecado su ritmo a la monotonía de las escenas de exposición, aquí lastradas por guijarros estáticos de conversación esperando desbloquearse en la siguiente escena de acción.

Temas
Inicio