'Secretos de un matrimonio': Jessica Chastain y Óscar Isaac deslumbran en una encomiable pero poco genuina actualización de HBO
Críticas

'Secretos de un matrimonio': Jessica Chastain y Óscar Isaac deslumbran en una encomiable pero poco genuina actualización de HBO

HOY SE HABLA DE

En lo personal, tenía muchas ganas de ver 'Secretos de un matrimonio' ('Scenes From a Marriage'), el remake de la clásica serie de Ingmar Bergman. La apuesta de HBO prometía un trabajo de primera de la mano de Hagai Levi ('The Affair') con Óscar Isaac y Jessica Chastain encarnando a esta pareja en crisis.

Un proyecto ambicioso porque no es fácil meter mano a un material tan influyente en la historia del cine y de la televisión. Desde Woody Allen hasta, más recientemente Noah Baumbach, pasando por Aziz Ansari y 'Master of None: Momentos de amor' que parece una versión no oficial de la miniserie de 1973.

Compuesto por cinco episodios, 'Secretos de un matrimonio' nos cuenta la historia de Jonathan (Isaac) y Mira (Chastain). Él un profesor de filosofía en la universidad; ella, una ambiciosa ejecutiva de una empresa tecnológica; será una decisión vital (que no desvelaremos) la que dinamite el deterioro de su relación.

Así, a lo largo de la serie nos meteremos en completa faena en una profunda exploración de esta pareja. Sus puntos fuertes y sus puntos flacos, sus obsesiones y, sobre todo, sus intimidades. Lo oculto sale a la luz, sus deseos y sus cosas reprimidas desbordan la pantalla.

Una serie que se queda corta

Podríamos decir, sencillamente, que 'Secretos de un matrimonio' es pretenciosa en el sentido de que no consigue demostrar que era necesario este remake. Si bien es algo que podríamos decir de tantas y tantas obras en la actualidad, la serie de Bergman ha sido tan influyente y sigue siendo tan demoledoramente actual y realista que ver la versión de Hagai Levi se siente rara. Poco genuina.

Y ojo, que lo de Levi no es fácil. El guionista israelí se reimagina a esta pareja en deterioro con óptica contemporánea. Ya no estamos en esos años 70 en el que la voz del hombre era la dominante. Las relaciones han cambiado en estos 50 años y eso se nota en cómo hablan las cosas Mira y

Llama la atención la decisión artística de Hagai Levi de comenzar los episodios desde fuera del escenario, con la cámara siguiendo bien a Jessica Chastain (en el primero) o bien a Oscar Isaac (en el segundo, por ejemplo) en lo que entran en el escenario, se ponen los últimos detalles de sus personajes y se transforman en ellos en lo que el director grita acción.

La fábula del matrimonio

Chastain Secretos

El showrunner justifica esa decisión como un aviso para el espectador de que lo que va a ver (o lo que ha terminado de ver, porque el final del quinto son los actores yéndose al camerino después de un magnífico trabajo) es más una fábula que algo sobre una pareja concreta. Un agregado de última hora innecesario y que dice mucho de la poca confianza que tiene Levi en el espectador.

Innecesario porque el guion de 'Secretos de un matrimonio' (tanto la original como este remake) es claro en su ambición de contar una historia que, siendo concreta la de Mira y Jonathan, los temas, el diseño del personaje son completamente reconocibles y cualquiera es capaz de identificarse con ellos. Es un espejo, una ventana en la que mirarnos y reflejarnos.

Este artificio le quita una capa de realismo al torrente de emociones, de situaciones, resortes y mecanismos que se da entre esta pareja. Se desluce así el excelente trabajo de Chastain e Isaac que se baten en un amoroso y sentimental duelo interpretativo.

En definitiva, 'Secretos de un matrimonio' es una encomiable actualización de la miniserie de Bergman que brilla gracias a esos dos luceros de la actuación que son Chastain e Isaac, que son los que logran sacar adelante la ficción.

Temas
Inicio