'The Good Fight' se despide por todo lo alto: la estupenda temporada final del drama de abogadas navega entre disturbios violentos y casos fascinantes
Críticas

'The Good Fight' se despide por todo lo alto: la estupenda temporada final del drama de abogadas navega entre disturbios violentos y casos fascinantes

Las temporadas finales siempre son difíciles de asumir, sobre todo si estamos hablando de una de las mejores series que está en emisión actual, sobre todo si hablamos del género judicial. Es el caso 'The Good Fight', cuya sexta y última temporada arranca desde hoy en Movistar Plus+, simultáneamente a su emisión en Paramount+.

Ha pasado poco más de un año desde que viésemos por última vez a Diane Lockhart (Christine Baranski), Liz Reddick (Audra MacDonald) y compañía y nos encontramos con una firma "renovada" con cambios tanto en los despachos y altas esferas como entre los asociados "rasos". Esto incluye la llegada de un nuevo socio nominal, el ostentoso Ri’Chard Lane (Andre Braugher).

Este es un buen añadido a un cóctel que ya de por sí ya potencia la tensión palpable entre los diferentes socios (y otros trabajadores) del bufete. Algo que no tarda en notarse prácticamente desde el principio con cómo están llevando los (delicados) casos los protagonistas. Pero estas rencillas son parte de la temática de esta decena de episodios, como reflejo del estado de crispación y polaridad de la sociedad.

Camino de la guerra civil 2

Tenemos que recordar, además, que si bien tiene su condición de spin-off, es una serie que nace en el trumpismo y que está bastante enraizada en el clima político. Así, Robert y Michelle King proponen llevarnos de la mano a través de un clima de prolegómenos a la "segunda guerra civil", con disturbios constantes en la calle y amenazas con granadas grabadas con una fecha: el 10 de noviembre, cuando se emitirá el episodio final de la serie.

Aquí los guionistas siguen teniendo a Diane como su barómetro oficial. Uno que, a estas alturas de la vida y viendo la ansiedad (y sensación de déjà vu constante) que le produce todo, prefiere alienarse con una trama que nos lleva a conocer un aparente nuevo interés romántico (o por lo menos uno con mucha química) interpretado por John Slattery.

Esto no quita para que no tengamos casos con la carga política y social en la que se ha especializado 'The Good Fight'. No en vano el bufete se dedica a eso... a veces en el bando "equivocado" (o, al menos, en el que no les gusta caer). De hecho, me atrevería a decir que en esta temporada se ve aún más cierta dicotomía en los protagonistas.

Cerrando más de una década de historia

The Good Fight T6 66 Scaled

También se ve, a modo de homenaje y recompensa para los fans por lo menos en la primera mitad de la temporada, la intención de recuperar a algunos de los grandes personajes del universo de 'The Good Wife' (ahí tenemos al Eli Gold de Alan Cumming). Si bien no está claro que salga finalmente la misma Alicia Florrick (Julianna Margulies) aunque sí la nombran, siempre es una alegría ver a estos personajes.

Cameos aparte, y si bien hay veces (y subtramas) que tienen algo más de brocha gorda y cierta caricaturización de lo habitual, la temporada final de 'The Good fight' está siendo una despedida por todo lo alto. Nos encontramos con unos episodios deliciosos que nos hacen disfrutar de principio a fin con sus interesantes casos.

Temas
Inicio
Inicio