Compartir
Publicidad
'The Letdown': Netflix sigue apostando por la maternidad más carismática de la televisión en una brillante temporada 2
Críticas

'The Letdown': Netflix sigue apostando por la maternidad más carismática de la televisión en una brillante temporada 2

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Nuestra madre sobrepasada por la vida favorita ha vuelto en media docena de encantadores episodios donde todo sigue igual, pero mejor. 'The Letdown', la creación de Alison Bell y Sarah Scheller sigue divirtiendo y conmoviendo a base de corazón y una historia real como la vida misma.

La bajona no perdona

Hace aproximadamente un año tuvimos la suerte de caer en las redes del día a día de Audrey y Jeremy, una pareja más cerca de los cuarenta que de la treintena que comienza la etapa de la paternidad. De la mano, entre quedadas en el parque, talleres de lactancia y problemas en el trabajo y/o en casa, avanzamos hacia el futuro indeciso que nos dejaba su final. La vida, vamos.

Ahora, sin previo aviso, Netflix nos regala su segunda temporada, un cierre circular, ejemplar, donde la pareja ve cómo los problemas no se van, pero nos enseñan a vivir con ellos. Además, toda la tropa de amigos sigue al pie del cañón, cada uno con su lugar en la pirámide vital donde vivimos todos, cada uno con su momento de oro y siempre con el optimismo desmedido que irradia una de las series más enternecedoras de la plataforma que lo había apostado todo a los superhéroes.

A lo largo de la nueva tanda de seis episodios de media hora de duración (sin desperdicio), seremos testigos de lo traicionero que resulta el paso de los años, de la madurez que nos lleva hacia una nueva etapa de la vida donde, tal vez, no podamos seguir siendo los mismos que hasta entonces.

Critica-Theletdown2

Alison Bell y Duncan Fellows siguen cargando con el carisma y buena onda que nos enamoró en su primera temporada, y las situaciones delirantes, los diálogos hirientes y los cambios de planes más bruscos se suceden mientras el resto de amigos van también aprendiendo a tomar posiciones vitales.

En su segunda temporada, 'The Letdown' se ha vuelto algo más oscura, y aunque la exquisita veracidad de la primera temporada pueda verse un poco abrumada por giros argumentales que por primera vez podrían sonar fantasiosos, no es más que un regalo que las creadoras de la serie de ABC se permiten el lujo de regalar a sus personajes.

Sí, puede que el realismo intachable de antes se disipe, pero el corazón sigue en su sitio y, créeme, no verás un relato de la maternidad más fiel o encantador en ningún otro servicio de streaming. No hagas lo mismo que con la primera temporada: no la dejes escapar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio