Publicidad

Matrimonio con hijos: nueve películas para ver cuando ya pasas de San Valentín
Listas

Matrimonio con hijos: nueve películas para ver cuando ya pasas de San Valentín

Publicidad

Publicidad

Hoy es San Valentín, así que voy a permitirme el lujo de darte un consejo: cuidado con lo que deseas. No importa que te sientas solo, que acabes de despertar en medio de un charco de vómito o que nadie haya vaciado el cenicero después de la noche de fútbol.

Estás solo, bueno y qué. A veces uno no valora lo que tiene hasta que deja de tenerlo. Vuelve a pensarlo: ¿realmente te viene bien gastar hoy 300 eurazos en una noche? ¡¡¡Eres autónomo!!!

Oh, espera, espera un momento. Me estás diciendo que ya no hay remedio, has pasado el punto de no retorno y te encuentras casad@, con hijos y viviendo a escasos 600 metros de la casa de tus suegros. Vale, ok. En ese caso tenemos una serie de consejos cinematográficos para que tanto ella como él puedan exprimir el día de hoy al máximo.

Las damas primero

Bien, hoy puede ser un buen día a pesar de todo. Los niños están en el colegio, los abuelos en Benidorm y tu pareja está en viaje de negocios a novecientos setenta kilómetros de distancia. Y además hay huelga de controladores aéreos. Es tu momento para fantasear con el cine, porque ya es la única vía de escape que nos queda a todos.

Echas un vistazo a tu colección de títulos clásicos y decides que, por qué no, dar una vuelta de tuerca a un buen programa doble paranormal. Puedes empezar por 'Ghost', un clásico romántico que también puede ser útil en días en los que detestas el amor. Esos días en los que piensas, "oye, tampoco estaría mal que mi marido tuviera que cruzar un callejón oscuro, como ya hicieran los Wayne en su momento, y así saliera de mi vida".

Lo bueno de convertir a tu pareja en fantasma es que con un poco de suerte o un viaje al subconsciente o un poco de investigación paranormal, ya sea más seria como en 'Poltergeist' o algo más divertida como en el caso de cualquier entrega de 'Cazafantasmas', el ectoplasma que una vez compartió cama contigo podría pasar la eternidad almacenado en un cuartel anti-fantasmas.

Si estás muy quemada, a lo mejor la solución se encuentra en el poder de la espada. Para eso no se nos ocurre otra mejor que la de 'Kill Bill', la poderosa dupla de acción y anti romanticismo donde Quentin Tarantino se empachó de cine de los Shaw Brothers y una inmaculada novia vapuleada volvía de entre los muertos para poner las cosas en su sitio y a los malos en sus tumbas.

Pero a lo mejor el problema no está en tu pareja. A lo mejor el problema está en los chavales que tienes en casa. Pero claro, esa movida ya es hormonal. Animal. No se puede controlar, así que mejor nos reímos de estar pensando en llamar a 'Hermano Mayor'. En ese caso, una película infalible durante tres décadas ha sido 'Este chico es un demonio'. Una verdadera fábrica de risas:

Puedes consolarte pensando que en todas partes cuecen habas y que la familia consiste básicamente en eso: sufrir y olvidar las fechas que antes eran importantes. Ahora solo queda una fecha importante por venir: la de la muerte.

Por eso debemos estar agradecidos al cine por permitirnos una evasión hacia otras familias algo más disfuncionales. La guinda de vuestro pastel de San Valentín, amigas, podría ponerla la extraordinaria secuela de 'The Human Centipede'.

Para ellos

Bueno, colega, parece que la mujer se ha ido con los niños a pasar un fin de semana largo con los abuelos. Ya, están en el mismo código postal, pero al menos no los tienes en casa.

Los has acompañado al coche (aunque no vayan muy lejos salir con críos es como ir de camping) y ya has aprovechado para comprar unas latas de cerveza, unas aceitunas deshuesadas y unas salchichas frescas.

Como es San Valentín has pillado algo de postre y te llevas una caja de cereales de esos de colores llenos de azúcar. Leche das por sentado que habrá. Tenéis dos hijos.

La primera película de la noche, cita obligatoria, es una de las que más y mejor han reflejado la relación entre hombres y mujeres que están condenados a entenderse: 'Robocop'.

Después de ese empacho de adrenalina, la programación continúa con algo más ligero y más acorde para el día de hoy. Algo que a ti, como macho dominante, te represente en un día como el de San Valentín. Tal vez es el momento de recuperar ese lado sensible de tu estrella favorita, ese lado que empezaste a perder entre Voll-Damms: 'American Beauty'.

Claro, ahora mismo la peli ha hecho mella en lo más profundo de tu alma y necesitas recuperar el lado romántico y las mariposas de la primera cita. Apartas de un golpe el dvd de 'Ghost' que siempre anda alrededor de la mesa de la tele y recuperas esa magia del primer amor y la cita infalible. Metes 'Taxi Driver' en el reproductor y brindas por Marty.

Bueno, la noche ha sido larga y te acuerdas de los peques, así que llenas un último bol de cereales y leche y vas a por la última peli de la velada. Además, matas dos pájaros de un tiro, porque no solo te acuerdas de los niños, también estás recordando a un grande que nos dejó hace poco. Disfrutas de 'Amenaza en la sombra' como la primera vez que fuiste a Venecia con tu esposa.

Eso que te expulsa del sueño es el machacón sonido que el otro día te pareció una buena idea poner como despertador. Lo que respiras, el nauseabundo aroma de un cenicero lleno de colillas. Te preguntas cómo demonios has llegado a esa situación. Menos mal que ya es día 15 de febrero, menos mal que San Valentín ya pasó. Menos mal que es viernes y que todavía queda por delante todo un fin de semana hasta que vuelvan a casa tu mujer y los niños.

Bajas al videoclub.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir