Compartir
Publicidad

'21 días en el mundo del sadomasoquismo', Cuatro lo ha vuelto a hacer

'21 días en el mundo del sadomasoquismo', Cuatro lo ha vuelto a hacer
12 Comentarios
Publicidad

Cuatro tenía una hemorragia importante de audiencia en ‘21 días‘; la cosa empezó bastante bien con Adela Ucar pero semana a semana ha ido perdido seguimiento. Y claro, había que hacer algo para recuperar el interés; la jugada no les ha salido tan bien como con ’21 días en el porno’ de Samanta Villar, pero la incursión en el sado ha dejado un reportaje vistoso, atractivo y con ese punto extraño y “bizarro” que te hipnotiza delante de la pantalla.

Pero como ya vaticiné hace unas semanas, este ‘21 días‘ ha sido menos intenso que los anteriores. Adela apenas ha participado en lo que ha visto, no ha habido ningún tipo de convivencia, y las que han mostrado no tenían ningún tipo de sentido (¿a qué viene convivir con una pareja que practica el sado si sólo sacan un par de escenas pactadas?). Aun así, hemos tenido a la presentadora conociendo muchas variedades de esta práctica, se vistió como dómina, le dio placer/dolor a sus súbditos e incluso se atrevió con una sesión ella solita.

‘21 días en el mundo del sadomasoquismo’ ha sido un reportaje común, sin más; de hecho no ha mostrado nada que no hayamos visto ya en ‘Callejeros‘ y con imágenes más fuertes, incluso. Lo de los 21 días aquí casi que se lo han pasado por el arco del triunfo, porque aunque han seguido poniendo cuántos días habían pasado, quedaba claro que poco o nada importaba el tiempo que llevara Adela haciendo el reportaje; de hecho, es bastante probable que no hayan dedicado 21 días a hacer el reportaje, y mucho menos que lo hayan hecho en días consecutivos.

¿Importa? Pues no. ’21 días’ tiene reportajes en los que el formato sirve de verdad para mostrar una realidad (el circo, el basurero, la mina boliviana…) y luego otros que se dedican a entretener, a mostrar y a divertir. Y ’21 días en el mundo del sadomasoquismo’ ha sido un reportaje de los divertidos, donde poco importaba lo que aprendiera la presentadora en su paso por las distintas experiencias. Y ojo, que Adela incluso se atrevió a meter en sus carnes una sesión “light” de sado; ya es más de lo que hizo Samanta con el porno.

En ¡Vaya Tele! | ‘21 días en el mundo del sadomasoquismo’, el nuevo reto de Adela Ucar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio