'Escena del crimen: desaparición en el hotel Cecil': la polémica edición del vídeo y otros ángulos muertos de la docuserie de Netflix
Netflix

'Escena del crimen: desaparición en el hotel Cecil': la polémica edición del vídeo y otros ángulos muertos de la docuserie de Netflix

'Escena del crimen: desaparición en el hotel Cecil' (Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel, 2021), la última serie documental true crime que está arrasando en Netflix, se centra en el notorio Cecil, un sombrío hotel en el centro de Los Ángeles, para contar la historia de Elisa Lam, una estudiante canadiense que desapareció en el mismo en circunstancias misteriosas.

Para la ocasión, Netflix ha contado con el legendario Joe Berlinger, responsable de clásicos del cine documental como 'Brother's Keeper' (1992) y 'Paradise Lost' (1996), pero el director ha vuelto a dejar su prestigio en entredicho con una serie irregular y llena de decisiones polémicas con cierta tendencia al sensacionalismo. Uno de los momentos más confusos es la resolución del problema del famoso vídeo del ascensor, que apareció editado y se deja implícito que la responsabilidad recae sobre los encargados del hotel.

SPOILERS del documental en el texto

Amyprice

El misterio de la edición fantasma

El cuarto episodio aclara con bastantes certezas el misterio de la muerte de Lam y sugiere que hay pocos indicios para la conspiración o los fenómenos extraños. Pero hay un detalle que permanece sin resolver ¿Cómo se explican los saltos en el código de tiempo en las imágenes de seguridad publicadas por la policía? El famoso vídeo inquietante, que muestra a Lam saliendo y entrando en el ascensor, tiene cambios en el código de tiempo que ha desconcertado a los detectives durante años. No se sabe si faltan imágenes o si alguien manipuló la cinta con alguna intención especial.

En el documental, uno de los detectives entrevistados niega haber tocado las imágenes y deja implícito el espacio para la especulación de que alguien del hotel manipuló las imágenes antes de entregárselas a la policía. En una nueva entrevista con E! News, Amy Price, la gerente de Cecil Hotel que aparece en el documental, ha hablado sobre el vídeo y las acusaciones que la colocan en una posición controvertida.

"Es absolutamente falso. Me sorprendió un poco escucharlo, porque realmente no había oído algo así antes del documental. No me sorprende que la gente se sienta así debido al impulso que tienen muchos de los detectives. Ni siquiera tuve la oportunidad de ver las cintas, simplemente se las entregué. Les proporcioné una habitación para que las revisaran y eso es exactamente lo que hicieron. Cooperamos con la policía al 100 por ciento desde el momento en que llegaron. ¿Cuál sería la razón para querer editar el metraje?"

Videolam

Tal y como se presenta en la serie documental, el aspecto del código de tiempo es borroso y poco preciso. En una entrevista con Parade, Berlinger dijo que no tenía una "respuesta clara", pero ofrece algo de contexto que en el documental no queda tan claro.

"Son cámaras viejas, algunas de ellas no funcionaban. El problema del código de tiempo es que está borroso, no tengo una respuesta definitiva, pero la historia de la policía es que bloquearon las imágenes del código de tiempo porque no querían revelar cosas como la hora del día porque todavía era un caso abierto. El metraje se ralentizó, y eso tiene sentido porque las propias cámaras se ralentizaron o lo hicieron más lento para que sea más fácil reconocer a la persona en el metraje".

Ambigüedad y desarrollo tramposo

Probablemente, nadie habría dado demasiada importancia a esos detalles del vídeo si no se hubiera liado la madeja en torno a ello en su momento. Este es el tipo de ambigüedades que atraen el interés de muchos true crimes, que a menudo muestran discrepancias inexplicables para luego mostrar la eventualidad de ciertas coincidencias. En este caso, 'Escena del crimen' juega a dramatizar muchos datos irrelevantes para tratar de demostrar lo tentadores pueden ser estos misterios y dar con la puerta en la nariz al final. Pero es un arma de doble filo bastante hipócrita.

Operation
Opération Lune, el documental que confundió a Iker Jiménez

La técnica del mítico falso documental 'Operación Luna' (Opération Lune, 2002), que conseguía hacer creer que la llegada a la luna fue falsa para demostrar al final lo fácil que es creer en las conspiraciones con tono de humor, funciona aquí a medio gas. Sí, Berlinger nos muestra las muchas teorías de la conspiración a través de entrevistas a youtubers que alimentaron estas ideas alocadas alrededor del caso, para luego ridiculizarles y dejar que hagan su mea culpa de forma más humillante.

El resultado es que el director les utiliza para conseguir mantener todo el mumbo jumbo y el aire de conspiración durante tres episodios pero se lava las manos y dice "fueron los bloggers y youtubers", pero lo cierto es que el desarrollo narrativo esconde deliberadamente información perfectamente aclarada y esto se usa para crear misterio alrededor de la muerte de Lam y resolverlo casi al final del episodio cuatro, dejando horas de especulación innecesaria, acusaciones infundadas hacia la policía o el personal del hotel, completamente inútiles.

La Leyenda del Night Stalker

Esto, puede alegarse como una exposición de lo peligrosa que es la teoría de la conspiración, pero entonces, todo el fabuloso ejercicio de contexto sobre el hotel, sobre el barrio Skid Row, la pobreza en los ángeles y la turbulenta historia del hotel, que se usa hasta cierto punto para ahuyentar fantasmas de índole sobrenatural, en realidad ¿Qué importancia tienen en el caso? ¿Qué influencia puede ejercer sobre una chica con problemas mentales?

'Escena del crimen' nunca llega a unir los puntos, y toda esa información responde a colorear un desarrollo que es tramposo por una supuesta buena intención de mostrar el peligro de la especulación, pero lo único que consigue es mezclar más conceptos que enturbian la decisión de omitir detalles tan cruciales como el hecho de que el celador encontrara la puerta abierta del tanque en el que estaba el cuerpo de Lam, el análisis psicológico de una experta o en el caso de episodios anteriores, los resultados de la autopsia.

Cecil

Esto deja hueco para recrearse en la mitología de L.A. y el legado del Hotel Cecil. Información sobre que el célebre asesino Ríchard Ramírez se quedó allí durante su matanza de 1985. Algunos se presentan como hechos, como si los entrevistados estuvieran contando una historia real, el rumor de que Ramírez se hospedó en el Hotel Cecil se basa en declaraciones hechas por un empleado nocturno, pero lo cierto que una simple búsqueda online revela que hay diferentes variaciones de la misma historia, como cualquier leyenda urbana, algo que pertenece a la mitología y que no deja ninguna evidencia que la confirme.

La última noche de la Dalia Negra

Otra leyenda dice que Elizabeth Short, 'La Dalia Negra' visitó el bar la noche de su desaparición en 1947. Los registros implican que Short probablemente no se quedó en el Hotel Cecil antes de su muerte. Según 'The Cecil Hotel: The Deadliest Hotel en Los Ángeles', un oficial de policía llamado Myril McBride declaró que habló con una joven asustada el 14 de enero de 1947, el día antes de que se encontrara el cuerpo de Short. La mujer no identificada había salido de un bar en Main Street en el centro de Los Ángeles y afirmó que alguien la había amenazado con matarla.

Ladalianegra
Elisabeth Short, la dalia negra.

A lo largo de los años, la historia ha evolucionado para sugerir que Short estaba tomando unas copas en el Cecil antes de su asesinato. Sin embargo, el informe de McBride solo hace referencia a un "bar" y no específicamente al bar del Hotel Cecil. McBride también notó que la misteriosa mujer afirmó que se iba a reunir con sus padres más tarde esa noche, lo que contrasta mucho con el hecho de que Short había estado alejada de sus padres durante años. Puede que La Dalia Negra pudiera haber visitado el Cecil en algún momento de su vida, pero no era necesariamente la joven asustada con la que habló McBride el 14 de enero de 1947.

Koston Alderete

'Escena del crimen' colorea su discurso con un montón de estas historias, el uso constante de la palabra "extraño" en todos los entrevistados, o momentos como cuando se relaciona que pudo haber subido una escalera de escape de incendios del exterior del edificio y se relaciona con la "foto fantasma" que sacó el niño Koston Alderete que pasó a formar parte de la mitología del Hotel Cecil. Otras omisiones, como que Pablo C. Vergara es un director de cine premiado y se dibuja como un jevi cualquiera. La mayoría de estas historias no son aclaradas sino que se dejan como si formaran parte del tapete de mitos válidos del hotel.

Esto hace que el hecho de no aclarar con más rotundidad los lapsos del vídeo después de haber dedicado tiempo a mostrar por qué es "raro" le resulte chocante a la encargada, como tantos otros detalles se les da tantas vueltas, que emplear el mismo tiempo para ir aclarándolos necesitaría otro par de episodios, pero entonces no habría misterio. 'Escena del crimen: desaparición en el Cecil Hotel' podría haber sido una buena película de hora y media afrontando los hechos desde el principio y desarrollando la mitología alrededor de ellos como una advertencia sobre las comunidades de internet y el daño colateral que pueden causar cuando asumen la investigación, sin embargo prolonga su mística sin tener en cuenta a la familia, con una coda que trata de rendir homenaje a Lam de forma tremendamente cínica.

Ahorra más de un 20% en la suscripción anual o mensual a Disney+ antes del 23 de febrero.

Ahorra más de un 20% en la suscripción anual o mensual a Disney+ antes del 23 de febrero.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio