'The Batman' y la prueba de casting de Barry Keoghan: el actor estuvo a punto de ser Enigma en lugar del Joker más aterrador hasta la fecha

'The Batman' y la prueba de casting de Barry Keoghan: el actor estuvo a punto de ser Enigma en lugar del Joker más aterrador hasta la fecha
8 comentarios

Aunque se estrenase en el primer trimestre de un 2022 que ya está encarrilando su recta final, muchos aún no nos hemos quitado de la cabeza el magnífico espectáculo superheróico que nos brindó Matt Reeves con la soberbia 'The Batman'. Una aventura detectivesca para enmarcar que sembró su abultado —y, aún así, fugaz— metraje con no pocas sorpresas para parroquianos y neófitos.

De enigma a payaso

Una de ellas, como no podía ser menos, estuvo condensada en su breve —pero intensa— escena poscréditos, en la que pudimos entrever al terrorífico Joker interpretado por un Barry Keoghan que, originalmente, aspiró al rol de Enigma que terminó llevándose Paul Dano. Pero, como suele decirse, siempre hay un roto para un descosido.

Según ha contado el propio Keoghan en una entrevista con GQ UK, fue su audición libre para interpretar al villano principal de 'The Batman' la que le facilitó convertirse en el Príncipe payaso del crimen. Un fichaje que le transmitió su agente subrayando la necesidad de mantenerlo en secreto: "'The Batman' quiere que interpretes al Joker, pero no se lo puedes decir a nadie".

El actor, además, ha dado algún que otro detalle sobre el personaje, al que define como "un poco encantador y un poco herido, un chico roto". "Quería algún tipo de humanidad detrás del maquillaje. Quería que la gente se identificase con él... [para que supiesen que] es sólo fachada", añade antes de dejar claro que aún no han contactado con él para su posible retorno en 'The Batman 2'.

"En cuanto reciba la llamada, ahí estaré, tío. Ahí estaré".

Además, Keoghan, cuyo próximo trabajo será 'Saltburn', dirigida por Emerald Fennell, ha comentado la importante diferencia que, según él, existe entre trabajar con un hombre o una mujer ocupando el asiento de director.

"Con un hombre dirigiendo, puedo ser algo precavido. Pero con mujeres puedes permitirte ser mucho más abierto y vulnerable, y siendo un poco más vulnerable, tú y el personaje sois más accesibles. Hay algo maternal ahí".
Temas
Inicio