Publicidad

'Beartown': la miniserie juvenil de HBO sabe jugar con la emoción del deporte pero no logra el resultado esperado
Críticas

'Beartown': la miniserie juvenil de HBO sabe jugar con la emoción del deporte pero no logra el resultado esperado

Un pequeño pueblo de Suecia volcado en el hockey es el escenario de la nueva serie de HBO Europe. 'Beartown' ('Björnstad') llega hoy a la plataforma con un drama sobre hielo, nieve y patines de cinco episodios basado en la novela homónima de Fredrik Backman.

Con guion de Anders Weidemann, Antonia Pyk y Linn Gottfridsson y dirección de Peter Grönlund (Goliath), la miniserie comienza con la llegada al pueblo de un antiguo jugador de la NHL que vuelve a su lugar natal para entrenar al equipo local.

Decepcionado por cómo se ha deteriorado el primer equipo decide hacerse cargo del juvenil, lo que ya empieza a crear las primeras grietas hasta una situación que lo revienta todo el día que festejan su triunfo en las semifinales.

Ulf Stenberg, Aliette Opheim, Tobias Zilliacus, Miriam Ingrid y Oliver Dufaker forman el elenco principal que se completa con los jóvenes jugadores de hockey: Otto Fahlgren, Alfons Nordberg, Erik  Lundqvist, Rasmus Karlsson y Najdat Rustom.

Hockey sobre una pista agrietada

Eso sí, no esperéis que las cosas estallen ya en el primer episodio. Ese evento que se anticipa en las sinopsis oficiales tarda un poco en aparecer... y otro poco en ser digerido. La serie se toma su tiempo para presentarnos el ecosistema y cómo la llegada de alguien "de fuera" (que en realidad no lo es), resulta todo un revulsivo.

En lo que mejor destaca 'Beartown' es que sabe cómo utilizar su ambientación y la emoción del deporte para evitar que perdamos el interés. El hipnótico blanco de la nieve y el hielo se salpica de uniformes verdes, palos y el negro puck mostrando la unión y los lazos que se logran formar en el deporte en la comunidad.

Así, poco a poco los guionistas despliegan ante nosotros las circunstancias que rodean a los habitantes del pueblo. Sobre todo a los jóvenes promesas del hockey sobre hielo. Con la parsimonia —y la distancia— habitual de la ficción nórdica. Una distancia que, en cierta medida, impide que nos impliquemos demasiado en el drama.

Bjornstad Maya Miriamingrid Photo Niklas Maupoix C Hbo Nordic

Los problemas que tiene 'Beartown' tienen que ver con que la propuesta es un tanto genérica, navegando por arquetipos intrascendentes. Está, por ejemplo, la estrella del equipo cuyo padre es tan intransigente como exigente; el hijo de inmigrante con el que hay que meterse por ser el nuevo y, además, su madre es la limpiadora; el antiguo entrenador que tiene ojeriza hacia quien le ha quitado el puesto; la hija que intenta encajar, etc.

Sin embargo esto, en principio, no tiene por qué significar que la miniserie no aporte nada. En líneas generales el desarrollo de la historia es sólido, pero la falta de implicación con unos personajes que resultan algo planos de primeras juega mucho en contra.

'Beartown' se preocupa en explorar a estos jóvenes, su educación y su sitio en la comunidad en una correcta serie que aspiraba a ser algo mejor. Es una buena opción para quien busque un drama de estas características.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios