'Confinados': Doug Liman firma un inofensivo thriller romántico en HBO con la pandemia de fondo
Críticas

'Confinados': Doug Liman firma un inofensivo thriller romántico en HBO con la pandemia de fondo

Vamos a tener que empezar a replantearnos la ficción que nos tocará vivir durante los próximos meses. Así lo han hecho Doug Liman y Steven Knight en 'Confinados', un thriller que recuerda a los trabajos más underground de Steven Soderbergh con el clásico toque del guionista de 'Negocios ocultos', trabajo por cierto, protagonizado por Chiwetel Ejiofor, que repite aquí acompañado de Anne Hathaway.

Atrapados en casa

Hace veinte años el guionista británico Steven Knight empezó a sonar con fuerza tras su estupendo libreto en la recordada película de Stephen Frears 'Negocios ocultos'. Tras un montón de trabajos tan prestigiosos ('Locke') como artificiosos ('Aliados') a las órdenes de directores de alto nivel o bajo su propia dirección, el escritor ha encontrado en el desparpajo de Doug Liman al aliado ideal para esta rocambolesca historia de amor y crimen que tiene lugar durante el confinamiento por el maldito coronavirus de los cojones.

Liman, otro experto en vuelos en business y en furgoneta cutre, se siente cómodo con el material y no duda en arrancar la historia a través de las videollamadas que, más o menos, nos han ayudado a sobrellevar las relaciones personales o el trabajo. O tal vez nada de eso, yo qué sé. Entre el Soderbergh más experimental y el Liman más intimista, su estilo desenfadado y descaro no chirrían y encajan a la perfección en un largometraje más cercano al cineasta de 'Swingers' que al de 'Al filo del mañana'.

Evidentemente, ahora mismo es imposible organizar una producción de esas características, así que 'Confinados' juega bien ese papel de "casi" pionera en tener la pandemia de fondo. Serán muchas las propuestas con un telón de fondo similar, pero no muchas parecen capaces de reunir a un reparto internacional que incluya a Ben Kingsley, Mindy Kaling, Stephen Merchant, Mark Gatiss o Ben Stiller. El mérito es que no todos lo hacen de manera virtual.

El robo más grande jamás contado

Pero la película de Doug Liman adolece de tener una trama doble demasiado brusca. Es decir: hay al menos dos películas distintas en 'Confinados', además de una tercera en la sombra, con el pasado de unos protagonistas que por momentos parece más seductor que su aburrido presente. En el lado positivo destaca la parte que se esfuerza por mostrar las secuelas psicológicas de un encierro masivo, aunque por desgracia no siempre resulta del todo inspirada.

Confinados

Supongo que aunque por momentos afloren sensaciones que reconocemos y que seguimos atravesando, dos horas se antojan demasiadas para dos personajes como estos. Por eso funciona mejor cuando nos habla de tú a tú y epatamos desde la prisión psicológica a la que estamos sometidos. Lo otro es cine, pero no sé si el que me apetece ver ahora mismo. Necesitamos que todo esto acabe lo antes posible, porque después de un año de encierro ver a Ben Stiller via zoom nos parece lo más normal del mundo. Lo malo es que nunca llegas a pensar que esté interpretando.

'Confinados' es una simpática e inocua comedia criminal sobre soñadores encerrados en un mundo sin libertad que aprovechan su posición para ejercer algún tipo de justicia con los más necesitados. Lo que pasa es que incluso estas altas esferas parecen estar tan necesitadas como los demás. Ese mensaje dudoso afea un poco el resultado, porque realmente cuesta trabajo sentirnos en casa viendo el pisazo que tienen los protagonistas. Son los que más fácil tienen el calvario. Pero se agradece su ligereza y el esfuerzo por rodar una película durante la etapa más chunga del momento.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio