Compartir
Publicidad
'Fullmetal Alchemist' es un desastre: a la adaptación del manga le falta alma e interés
Críticas

'Fullmetal Alchemist' es un desastre: a la adaptación del manga le falta alma e interés

Publicidad
Publicidad

Uno de los grandes clásicos empeños del cine, concretamente japonés, es el de la adaptación a película de imagen real de algunas de las franquicias manga más conocidas. En la mayoría de los casos, estas traslaciones son cuanto menos decepcionante... y suelen serlo todavía más si encima se encargan en Hollywood. Pero aun así hay cierto halo de esperanza cada vez que hay un estreno de este tipo.

Esta semana Netflix estrenó en España 'Fullmetal Alchemist', la adaptación en imagen real del manga (y anime) homónimo de Hiromu Arakawa. Un ejercicio de dos horas en las que nos cuentan la historia de los hermanos Elric, dos alquimistas célebres en búsqueda de la piedra filosofal.

Ed (Ryosuke Yamada) es un brillante alquimista, apodado "de acero" debido a que tiene sendas prótesis de metal en brazo y pierna, que junto a su hermano Alphonse (Atomu Mizuishi), cuya alma está confinada en una armadura, emprende la búsqueda de la legendaria piedra filosofal con el fin de reparar todo el daño que hicieron a sus propios cuerpos tras intentar transmutar a su madre de vuelta a la vida.

Fma Homunculi

Pero no serán los únicos en esta expedición, ya que se encontrarán con la rivalidad de unos seres poderosos llamados homúnculos que, liderados por Lust (Yasuko Matsuyuki), pretenden hacerse con el codiciado objeto para sus propios fines.

Hay que ser muy consciente de que es imposible condensar el manga de Hiromu Arakawa en poco más de dos horas. De hecho la propuesta que más fielmente se ha acercado ha sido 'Fullmetal Alchemist: Brotherhood' con sus seis docenas de episodios. Pero el propósito de Fumihiko Sori fue claro desde el principio: quería ser todo lo fiel posible al manga.

Y eso significa que 'Fullmetal Alchemist' no da descanso a la trama y, a su vez, mete demasiadas cosas. Sori no deja respirar a la trama y eso lo único que hace es ahogar a la película. Razón no única por la que esta última adaptación de las aventuras de los hermanos Elric es un desastre de grandes proporciones.

A pesar del gusto (a veces excesivo) por el patetismo del dorama japonés (y de esa región de Asia en general), donde precisamente fracasa esta adaptación de 'Fullmetal Alchemist' es en sus sucesivos clímax y escenas vitales de la película. Hay escenas muy importantes para los personajes (y estoy seguro que el conocedor de la obra sabe a cuales me refiero) que pierden toda su intensidad en el paso a película.

Full Metal Alchemist Alphonse

Un ejemplo claro lo tenemos en toda la parte del intento de transmutación de la madre de los hermanos Elric. Un momento que define y cambia de manera definitiva a los protagonistas y que tiene gran carga emocional... pero que no se transmite al espectador y da la impresión de ser una anécdota aleatoria. En parte me ha recordado mucho al suicidio de Kevin Costner en 'El hombre de acero' por lo mal narrado que están y la importancia relativa que tienen ambos sucesos.

Por lo general 'Fullmetal alchemist' falla, aparte de por el guion, en su puesta en escena. Siguiendo el hilo del patetismo, de la exageración y la sobreactuación propia de la ficción nipona, a lo largo del metraje se constata que los planteamientos de escena que funcionan en las versiones animadas no lo hacen "en carne y hueso".

Fullmetal Alchemist Winry

Me refiero no tanto a las escenas de acción sino también en las que le intentan dar ese toque de humor y ligereza (por ej. los encuentros con Winry). Un tipo de gag bastante característico del manganime que caricaturiza en cierta medida a los protagonistas pero que, trasladado al live action, parecen que forman parte de una película diferente.

Decía Adam Wyngard, el director de la adaptación estadounidense de 'Death Note', que no le interesaba hacer una traslación de la obra de Ohba y Obata sino que quería que creciera por sí misma y ser un ente distinguido. Nos pudo gustar más o menos su propuesta, pero desde luego consiguió tener una personalidad y una visión propia.

Ojalá Sori hubiera tenido una filosofía parecida, ya que su versión de 'Fullmetal Alchemist' muere por forzarse a comprimir la obra original en unas dos horas carentes de personalidad y, lo más importante, de alma.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos