'Reinas al rescate' se corona como el reality más emotivo del año pasado: un paseo por la España profunda de la mano de las estrellas de 'Drag Race España'
Críticas

'Reinas al rescate' se corona como el reality más emotivo del año pasado: un paseo por la España profunda de la mano de las estrellas de 'Drag Race España'

Este 2023 tendremos 'Drag Race España' por partida doble (con la temporada 3 y el 'All Stars'). Para hacer la espera algo más corta, Atresplayer Premium decidió apostar por 'Reinas al rescate', un formato más íntimo y emotivo que nos acerca a la España profunda de la mano de nuestras reinas preferidas.

Historias LGTB+

'Drag Race España' es un buen escaparate de las múltiples facetas que tiene el drag: es diversión, es creatividad, es reivindicación... Como en el programa suele predominar un tono lúdico, 'Reinas al rescate' llega para dar mayor protagonismo a lo emocional.

Al igual que sucedió con Shangela, Eureka y Bob The Drag Queen en 'We're here', en esta ocasión son cuatro reinas de 'Drag Race España' las que se lían la manta a la cabeza y nos acompañan por la España rural para conocer distintas historias LGTB+.

Supremme de Luxe, Sharonne, Pupi Poisson y Estrella Xtravaganza son las encargadas de ir "al rescate" por varios pueblos españoles a lo largo de los seis episodios: Roda de Barà (Tarragona), Benilloba (Alicante), Linares (Jaén), Cálig (Castellón), Landete (Cuenca) y Campaspero (Castilla y León).

Un tour que nos acerca a unos protagonistas con distintas identidades LTGB+ y a sus historias: cómo son sus vidas en un ambiente rural, qué relación tienen con sus padres, qué caminos han recorrido hasta llegar allí... y qué pueden hacer nuestras reinas para ayudarles.

Cada episodio dura una hora aproximadamente y está estructurado de manera similar: las reinas reciben la "llamada de socorro" del protagonista del capítulo, llegan a su pueblo y van conociendo mejor a la persona y a las de su entorno, para concluir haciendo que protagonicen su propio espectáculo drag.

Sin duda, un reality donde sale a reducir el lado más humano del drag y su capacidad reivindicativa. El programa consigue equilibrar un tono muy emotivo, donde hay espacio para temas sensibles sin sobreexplotar el drama ni tampoco perder de vista el buen humor.

Es el programa perfecto para visibilizar otras realidades y también para acercar a aquellas personas que no estén familiarizadas con todos los matices del amplio abanico LGTB+.

La realización del reality está también planteada de forma diferente a 'Drag Race', con encuadres que enfatizan el acercamiento emocional a los personajes de cada episodio (aunque personalmente el montaje me chirría a veces, en momentos como cuando cortan un plano a mitad conversación para meter una panorámica aérea del pueblo, por ejemplo).

'Reinas al rescate' es el reality más emotivo del año pasado: un paseo por la España rural de la mano de estas cuatro fantásticas reinas, que nos acercan a distintas historias LGTB+. No sabemos si habrá temporada 2 pero, si aún no habéis visto esta primera, preparad la caja de pañuelos.

Temas
Inicio