Compartir
Publicidad
‘Titans’: la primera serie de DC Universe es una descafeinada respuesta a los héroes Marvel de Netflix
Críticas

‘Titans’: la primera serie de DC Universe es una descafeinada respuesta a los héroes Marvel de Netflix

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Cuatro años han pasado desde que supimos que en DC estaban trabajando en una adaptación a imagen real de los Jóvenes Titanes (o, simplemente, Titanes), uno de los grupos de superhéroes más longevos (paradójicamente) de la editorial. Y aunque ha habido diversos cambios de planteamiento y cadena, finalmente ha sido elegida para ser la serie que inaugure DC Universe, su plataforma de cómics y vídeo bajo demanda.

'Titans', que llegará a Netflix próximamen.0te a nivel global, narra la historia de la reunión de un grupo de jóvenes superpoderosos que, liderados por Robin (Brandon Thwaites), tendrán que detener una gran conspiración global... o al menos es lo que nos dicen en la sinopsis, porque si es por lo visto hasta el momento en la serie no tendríamos ni idea de lo que pasa.

Para 'Titans', Akiva Goldsman, Geoff Johns y Greg Berlanti (grandes guionistas de referencia para las adaptaciones de DC) han decidido usar lo que sería el núcleo duro del grupo (Robin, Starfire, Raven y Chico Bestia) y, a partir de ahí ir introduciendo a multitud de personajes y superhéroes para conformar su propia "continuidad" porque no, esto no es el Arrowverso.

El primer episodio es una buena presentación. Por un lado tenemos a Rachel/Raven (Teagan Croft) que, después de una primera escena en la que vemos que padece pesadillas sobre la tragedia de los Grayson voladores y un par de muestras de qué pasa con ella, tiene que huir de casa tras ver cómo unas misteriosas personas matan a la que, hasta entonces, creía ser su madre.

De ahí pasamos a Detroit, donde Dick Grayson comienza su nueva etapa como agente de policía tras alejarse de Gotham y de estar bajo el ala de Batman. Pero su carrera de justiciero seguirá su curso y no tardará en volver a ponerse el uniforme de Robin. Allí caerá bajo su custodia la joven Raven.

Titans Tv Show Beast Boy Raven Robin And Starfire

Por otro lado, viajamos a Austria, donde una confusa Starfire (Anna Diop) despertará sin recuerdos y en un coche siniestrado. Alguien quiere acabar con ella y deberá dedicarse a sobrevivir mientras descubre que es la pareja de un gran mafioso ruso (Konstantin Kovar).

Aquí he de admitir que, por muy estúpida que me parezca la controversia en torno a que en esta adaptación Starfire sea negra (el personaje es alienígena, no podemos hablar en términos "humanos"), creo que el diseño de personaje es fatídico. Parece que primero le encargaron el diseño a alguien para que hiciera "algo que molase" y luego hicieron la historia basándose en este diseño.

Este primer episodio de 'Titans' es, cuanto menos, entretenido. El segundo episodio sí que se acerca más a ese toque de "todo es una mierda" y "los superhéroes son deprimentes" con una historia un poco sosaína en la que se introduce a Halcón (Alan Ritchson) y Paloma (Minka Kelly).

Titans Hawk And Dove Actors

Se nota, eso sí, que cada uno de los principales implicados en el guion tiene una visión sobre cómo tienen que ser las cosas en este incipiente "universo televisivo" y en cuanto a estilo navega en una tierra de nadie. No llega a tener la ligereza del Arrowverso de Berlanti pero tampoco la oscuridad completa de las películas diseñadas por Zack Snyder.

Se queda en cierta mitad del camino en todos los sentidos y deja la sensación de que, por ambición de historia como por estilo, 'Titans' es una respuesta tardía y descafeinada a lo que está haciendo Marvel en sus series para Netflix.

No creo que sea tanto problema de historia como de tono. Esa necesidad imperiosa de dotar de una trascendencia existencial impuesta a algo que no lo tiene de manera orgánica es uno de los grandes males del género de aventuras, sobre todo del superheroico. Que ojo, ya los personajes son de por sí traumados, no hace falta darles más capas de traumas y de motivaciones que no encajan con su personalidad.

Lo que sí que no ayuda es esa sensación de que todo está hecho con los mínimos costes posibles. Si se logra ver más allá del desaturado tan característico de las películas de DC, se ve que está usado para tapar unos decorados y una utillería que dejan bastante que desear. La coreografía de combate tampoco es nada del otro mundo, por lo que si venimos a por este apartado, bastante decepción habrá.

Así en 'Titans' me he encontrado con un episodio que me ha entusiasmado moredaramente (siempre mola ver a los Jóvenes Titanes en acción) y otro que no me ha terminado de convencer. Un episodio que me ha resultado entretenido e incluso interesante y otro que es todo lo contrario. Esto parece confirmar las dudas que me genera esta serie a largo plazo.

Yo confío en que, estando Johns en el proyecto, habrá un plan para varios años/series (ya se ha confirmado que 'Doom Patrol' saldrá de aquí) y que una vez resuelta la fase de presentación de personajes (que, según la crítica norteamericana serán los tres primeros episodios) puedan ir las cosas sobre ruedas.

En definitiva, creo que estos dos primeros episodios de 'Titans' nos ofrecen una propuesta tan entretenida como dubitativa. Hay tantas razones para quedarse con ella ('Arrow', por ejemplo, comenzó fatal y su primera temporada remontó mucho) como para desestimarla, lo cual es un factor demasiado arriesgado para la primera serie de DC Universe.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio