'Wendell y Wild': una notable comedia de terror en stop-motion de Henry Selick para Netflix que no llega al nivel de 'Pesadilla antes de Navidad'
Críticas

'Wendell y Wild': una notable comedia de terror en stop-motion de Henry Selick para Netflix que no llega al nivel de 'Pesadilla antes de Navidad'

La carrera de Henry Selick quedó marcada para siempre por 'Pesadilla antes de Navidad', primer largometraje de su carrera que muchos creen erróneamente que estuvo dirigido por Tim Burton. Todas sus películas desde entonces han echado mano de la animación en stop-motion en mayor o menor medida, sobresaliendo entre ellas la notable 'Los mundos de Coraline'.

Por desgracia, Selick llevaba 13 años sin estrenar largometraje alguno, pero eso va a cambiar este viernes 28 de octubre, fecha de estreno en Netflix de 'Wendell y Wild', una película que ha tardado siete años en hacer realidad. El resultado tiene encanto y merece la pena, pero justo es destacar que no es tan sólida como sus mejores trabajos.

Un pequeño desequilibrio

En 'Wendell y Wild' habitan dos películas diferentes. Por un lado tenemos la historia de una adolescente dispuesta a hacer lo que sea por recuperar a sus fallecidos padres. Ahí es donde la narrativa resulta más clara, ya que aborda sus deseos y la forma de lograrlos con sencillez, dando además con las teclas necesarias para que su vertiente más emotiva funcione sin convertirse nunca en el único foco de interés.

Por el otro lado tenemos a los dos demonios que dan nombre a la película, siendo ahí donde proviene el toque más cómico de la función. Ellos en sí mismos me hacían pensar a menudo a una versión más retorcida de los lacayos de Hades en 'Hércules' pero sin terminar de explotar la innegable vis cómica de Keegan-Michael Key y Jordan Peele, que prestan su voz en la versión original de la película.

Lo curioso es que la mezcla de ambas cosas sí funciona, siendo cuando van por separado los dos demonios cuando hay momentos en los que la película sufre un poco al demostrar que quiere llegar a muchas cosas sin que todo fluya, como si saturase lo que debería ser mucho más claro y limpio en lo narrativo. Ahí no me sorprendería que algunos espectadores llegasen a aburrirse porque hay ocasiones en las que se complica más de lo necesario sin aportar algo que lo compense. Por mi parte no me parece tan grave como para sacarte de la película, pero sí que le resta algo de empaque.

Más detalles de 'Wendell y Wild'

Wendell Y Wild Imagen

Eso causa ciertos problemas de ritmo que se ven compensados por lo inspiradas que están varias escenas -pienso por ejemplo en la votación el ayuntamiento- y por su impecable acabado visual. Ahí Selick sí consigue equilibrar la tendencia hacia lo macabro de la historia con un acabado bonito sin caer en el preciosismo innecesario.

De hecho, la animación en stop-motion es uno de los puntos fuertes de 'Wendell y Wild', ya que se sabe sacar partido a los grandes avances que ha habido en la misma sin querer perder ese toque peculiar e imperfecto que realmente lo distingue de otras propuestas. Esto incluso se nota en el diseño de algunos personajes y ayuda a que tenga una identidad más clara.

Además, toda la parte centrada en la adolescente sí que consigue esa deseada continuidad de la que carecen Wendell y Wild. Es cierto que se historia se siente un poco previsible, pero está bien aliñada desde el guion y el personaje principal tiene el gancho necesario para que el espectador no asista a lo que sucede desde el distanciamiento emocional.

En resumidas cuentas

Wendell Y Wild

'Wendell y Wild' es una efectiva película que mezcla terror y comedia que quizá se excede incluyendo cosas de más cuando todo habría funcionado más de haberse centrado de forma más decidida por la protagonista en lugar de dar tanta presencia a los dos personajes de los que saca su titulo. Con todo, visualmente seduce, tanto en diseños como en acabado, y deja varias escenas bastante conseguidas.

En Espinof:

Temas
Inicio