Compartir
Publicidad
Publicidad
21 momentos por los que los dating de Cuatro nos han conquistado
Cuatro

21 momentos por los que los dating de Cuatro nos han conquistado

Publicidad
Publicidad

Larga vida a lo tróspido. Hace unos años, un canal como Cuatro nos sorprendió con la puesta en marcha de una serie de realities con unas particularidades muy especiales: los protagonistas buscaban el amor, la mayoría de ellos tenían una personalidades cuanto menos peculiares y la productora montaba los vídeos de una manera tan divertida que era imposible resistirse a su visionado.

Esta misma noche, disfrutaremos de un nuevo episodio de 'Un príncipe para tres princesas', el reality que Cuatro ha puesto en marcha con el año nuevo. Este programa nos hace rememorar a sus predecesores y recordar las risas que nos hemos echado con algunos de sus momentos. ¿Os apuntáis a nuestro repaso?

"Me parece que es etéreo"

Es imposible negarlo. Si nos vuelven locos este tipo de programas tróspidos es, entre muchas otras cosas, por la cantidad de "palabros" que se inventan o que confunden los protagonistas de las historias que vemos en la pequeña pantalla. La colección es bien extensa pero esta frase de Mary, equivocando hetero con etéreo está entre nuestras preferidas.

"No la quiero del PP"

Algunos de los mejores momentos de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' nos los ha brindado ese instante "pillada" en el que las madres visitan por sorpresa la casa de las pretendientas para averiguar cómo son y cuáles son sus gustos. Inolvidable el momentazo de la segunda temporada, cuando Isabel descubría las tendencias políticas de Raquel.

"Lo primero que te quiere quitar es el tabaco y la moto"

Todos los personajes que participan en los programas de Cuatro son especiales, pero quizá, haya algunos secundarios que, a pesar de su fugaz paso, hayan dejado una huella imborrable en nosotros. Así pasó con el padre de Isidoro, uno de los chicos que buscaba el amor en la segunda temporada de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

Mari Carmen

Así, a secas. De entre todos los maravillosos personajes que nos hemos encontrado en '¿Quién quiere casarse con mi hijo?', podríamos hacer un artículo sólo con las ocurrencias de Mari Carmen. Esos consejos, esas lecciones de vida, ese "Houda, Houda, con eso te lo digo todo, y con eso te lo digo todo". Impagable.

"Tu madre es como un avatar"

Verdades como puños, o como puñales. Eso es lo que salen por las boquitas de los participantes de los programas, que no se cortan un pelo. Noelia trató de hacerle a entender a David que igual tenía un poco de dependencia materna. Con palabras un tanto gruesas, eso sí.

Leti

Algunas veces no acabamos de entender muy bien qué hacen tal o cual pretendiente en el programa. Y luego está Leti. Inclasificable, divertida y única, se quedó de consejera del amor cuando su chico la expulsó. Los espectadores agradecimos la presencia de su eterno moño rojo.

Las cobras

Como decía la otra con la fama, el amor cuesta. Esto no es llegar y besar el santo. O si no, que se lo digan a todos los que han tenido que sufrir una cobra. O a Isidoro, que recibió tres en la misma noche.

Pedro y el cepillo de dientes

'Granjero busca esposa' fue uno de nuestros realities favoritos por las especiales características de sus protagonistas. Uno de los más inolvidables fue Pedro, el chico zamorano que incluso aprendió a lavarse los dientes, aunque él no estaba muy convencido del asunto.

"Un metrosexual me voy a volver"

"Si es que se está poniendo uno hasta bueno", así definía César su experiencia con el contorno de ojos y la crema hidratante que una de sus chicas quiso aplicarle. La verdad es que el granjero se moría de ganas por probar las cremas.

Lo que hay que hacer por amor

Algo verdaderamente divertido de 'Granjero busca esposa' eran todas esas chicas tan vestidas y maquedas que, de repente, tenían que sacar su lado más rural y prestarse a todo tipo de tareas de campo, como, claro está, recoger excrementos diversos. Y todo por amor.

¡Que vivan los novios!

A ver, estos programas, ¿de qué van? Pues de encontrar una pareja para toda la vida. Eso, tan complicado en el mundo real, es casi una misión imposible en la pequeña pantalla. Aunque siempre hemos tenido historias que nos han enternecido, como la de Román y Yésica.

"Yo soy vampiro y perito judicial de lo penal"

"Me gusta la sangre, pero también como espaguetis", "Está demostrado científicamente que con la ouija hay muertes en cadena". Todas estas frases y muchas más las pronunció un peculiar pretendiente de la princesa en 'Un príncipe para Corina'. Su estancia fue breve, pero anda que no dio juego.

Pedre, el nerd

Algo muy divertido de 'Un príncipe para...' era que los pretendientes se dividían por grupos: los guapos, los simpáticos... y nuestros favoritos: los nerds. A pesar de que parecían no tener nada a su favor para conquistar a la princesa, una personalidad como la de Pedre, logró triunfar entre los espectadores

Querida Corina

Anda que no hicieron chistes los montadores del programa a cuenta de Diego. El chico tomó todo un clásico de la literatura más romántica: el diario de amor y le fue fiel hasta al final, hasta que la chica le dio calabazas, más bien.

El becario

¿Sabéis quién es Mocito Feliz? Se trata de un individuo al que, muchas veces, podemos ver en la calle cuando los periodistas tratan de sacar información sobre los famosos. Pues bien, ahora Mocito cuenta con un becario surgido, ni más ni menos, que de 'Un príncipe para Laura'. Se llama Álvaro y su pasión es fotografiarse con todo personaje popular que se le cruce.

"Llámome Libri"

'¿Quién quiere casarse con mi madre?' sólo tuvo una temporada (de momento) pero nos dejó momentos de impacto. Uno de los pretendientes que más nos caló fue Libri, que venía de Asturias para conquistar a Tere. Tenía una risa de ésas que se contagia.

Alfredo, el motero filósofo

Alfredo nos conquistó a todos. Con su aspecto de duro motero, tenía un corazón muy grande y tierno y una mente muy reflexiva de las que dejan perlas. "Charo es el progreso y yo soy parte de la historia" fue una de sus frases.

"¿Te puedo tocar para dar envidia a mis amigas?"

Toni fue un italiano muy bien plantado que trajo de cabeza a más de una. Tuvo una cita con Tere, y ésta no dudó en sobetearle un poquito, para aprovechar la ocasión como merecía. A la buena mujer incluso le entraron sudores.

Paulina, la poetisa

No sólo de pretendientes curiosos viven estos programas. En '¿Quién quiere casarse con mi madre?' teníamos a una madre bastante peculiar. Paulina era poetisa y nos regaló algunas de sus creaciones. Su personalidad, dispersa, nerviosa y pizpireta dio mucho juego.

"¿Qué es el Manzanares?"

El último dating en incorporarse a la lista de Cuatro ha sido la adaptación de este programa en el que los participantes van como dios los trajo al mundo. Pero no fue su cuerpo serrano lo que llamó la atención de Estela en 'Adán y Eva', sino su desconocimiento de los ríos españoles.

"Dejé de ser lesbiana porque conocí a un tío cachas"

Miriam fue otra de esas concursantes inolvidables. De hecho, prolongó su paso por la televisión participando en el reality 'Pasaporte a a la isla'. En su presentación, nos explicó que antes era lesbiana, pero luego ya no.

En ¡Vaya Tele! | Diez personajes tróspidos sacados de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos