Compartir
Publicidad
"Snatch permite reírse de absolutamente todo en cualquier momento". Úrsula Corberó
Entrevistas

"Snatch permite reírse de absolutamente todo en cualquier momento". Úrsula Corberó

Publicidad
Publicidad

El 23 de septiembre se estrena en Crackle la segunda temporada de 'Snatch', la adaptación televisiva de la popular película dirigida por Guy Ritchie en 2000 que en España emite Orange Series. Sus protagonistas ponían rumbo a España al final de la primera, por lo que para la ocasión se ha contado con varios actores de nuestro país, entre ellos Tristán Ulloa, Úrsula Corberó y Jordi Vilches.

En Espinf tuvimos la oportunidad de visitar el rodaje de la segunda temporada el pasado mes de mayo y de charlar con varios de los protagonistas de la serie. En esta ocasión vamos repasar lo más interesante de nuestra charla con Ulloa, Corberó y Vilches. Desde cómo llegaron a la serie hasta la forma de retratar España, sin olvidarnos de cómo prepararon sus personajes y el rodaje en Málaga:

Los personajes que interpretan

Una de las grandes curiosidades sobre su participación en la serie estaba en saber qué personaje interpreta cada uno. El primero en pronunciarse fue Ulloa, que da vida a Ortega:

Yo soy un poco el malo, el villano. El alcalde de este pueblo, San Toledo, un alcalde corrupto de una ciudad al sur de España, una cosa absolutamente insólita, de ciencia-ficción.

Eso sí, el actor aclara que "No entramos a hablar de ideologías políticas, el dinero es la ideología. Tampoco es cuestión de hablar de eso. Es más puro género lo que estamos haciendo y también puro divertimento. Los personajes tienen la psicología justa para encarnar lo que representan cada uno de ellos.". Por su parte, Vilches apuntó lo siguiente sobre su personaje:

Mi personaje se llama Ramiro Ramírez y trabaja en el ayuntamiento. Empieza siendo un simple funcionario y como buen funcionario en este ayuntamiento es corrupto también. Un día recibe la visita de la familia Hill, esta banda de mafiosos, y después de un par de visitas, su destino cambia para siempre.

Ambos personajes van por separado porque, según palabras de Ulloa, "cada uno está a ver qué saca". La tercera en discordia es Corberó, cuya popularidad se ha disparado tras su participación en 'La casa de papel', quien tiene dice lo siguiente sobre Inés, su personaje en esta segunda temporada de 'Snatch':

Inés es una chica de apariencia fuerte, una mujer poderosa, una tía que no se deja pisotear. Es una driver profesional que trabaja para Ortega, el alcalde de Santoledo. Digamos que ella llega donde está el búnker, donde está la familia Hill, cortando bastante el bacalao y le dice a Albert que tiene que hacer unos trabajos para Ortega. Ahí empieza a establecerse una relación entre Albert e Inés un tanto extraña.

La actriz también apunta que pese a ser una conductora profesional, eso no le impide lucir "tacones de unos 12 centímetros", algo que considera que encaja con la peculiar naturaleza de la serie y que "quedaba muy cinematográfico". También señala que el cóctel que propone 'Snatch' permite a "la serie reírse de absolutamente todo en cualquier momento".

Resultaba imposible no preguntarles sobre las similitudes y las diferencias con la película original de Guy Ritchie. Corberó bromeaba diciendo que la principal diferencia es "que no está Brad Pitt", siendo Vilches el que lanza más luz al respecto:

Yo creo que la similitud con la película es que todos los personajes son divertidos y muy característicos. No son gente normal. Todos con unos caretos y unos gestos muy particulares. Todos son un poquito exagerados en su forma de ser. Eso sí que se asemeja bastante a la película. Creo que eso es lo que forma todo este universo Snatch, personajes un poco pasado de vueltas y que viven al límite.

Por su parte, Ulloa confiesa que la gente está diciendo que esta segunda temporada es más 'Snatch' y que "hay una estética muy cuidada, que no es para nada casual. Está puesto todo muy intencionado, entronca mucho con el lenguaje del cómic con personajes muy característicos."

El estilo de sus personajes y cómo se refleja España en 'Snatch'

Una de las claves para hacerse con los personajes es su apariencia y en el caso de Corberó tenían muy claro que iban a volver a utilizar el rojo, mismo color en el que basó su personaje en 'La casa de papel', pero "hay como un cambio a nivel estético, que juega un papel muy importante en la serie". Vilches también apunta lo mucho que le ayudó en este caso:

Sí, ayuda un montón. Yo llego al rodaje, me pongo el traje y estas gafas, y ya con que hable un poquito bien la mitad de la escena está hecha.

Además, tuvimos la suerte de ver a Vilches luciendo el aspecto que caracteriza a su personaje -por desgracia todavía no hay ninguna imagen oficial suya-, por lo que era imposible no preguntarle sobre en qué se basó para crearlo, ya que se aleja bastante de su imagen habitual. Esto es lo que nos comentó:

Lo del bigote es porque yo, aunque tengo 38 años, tengo bastante cara de jovencito aún y el bigote le da un punto así. Y lo de las gafas porque nunca había hecho un personaje con gafas. Y como este tío trabaja en una oficina, lo dije. Luego ya el equipo de vestuario me ha buscado trajes a mi medida, bastante difícil, que soy flaquito y pequeño. Tiene un punto entre ‘Cuéntame’ y un detective del FBI de los años 70. Me gusta.

La verdad es que soy bastante presumido en mi vida diaria también. El vestuario y estas cositas me ayudan mucho a crear personaje. Ahora no tengo aquí mi libreta, pero si ves fotos de José María Aznar de joven, el bigote este es muy parecido. Me gusta la estética un poco casposilla. El pelo para atrás y la gomina ya me parecía demasiado.

Ulloa

En el caso de Ulloa además de desvelar que inicialmente el personaje se llama Javier Arenas, algo que optaron por cambiar por motivos obvios, apuntó lo siguiente para dar a entender mejor qué esperar del villano que interpreta:

Hay un punto de exageración y de esperpento que en sí ya produce no sé si comedia, pero sí algo pretendido. Es un estilo. No sé, un tipo vestido de colonial y con unas gafas oscuras.. a mí me recordaba un poco al Fabra. Mira, un buen ejemplo, Jesús Gil era un tipo tragicómico. Era muy cómico también, pero era un hijo de puta.

Otro detalle que interesará a los amantes de la serie es ver cómo se refleja España, ya que no son pocas las veces que se ofrece una visión algo alejada de la realidad de nuestro país en las producciones internacionales. Ulloa señaló lo siguiente al respecto:

Tienen unos referentes más latinoamericanos que propiamente españoles. A mí me recuerda más a México que a España, pero es una percepción personal. Tampoco me preocupa que no se represente España, porque a mí lo que me interesa de esta historia es lo que estamos contando. Una historia de acción en la Costa del Sol en un pueblo ficticio con un alcalde que más allá de que se pueda parecer o no a alguno real en la que los procedimientos pueden recordar a otro tipo de estética o cultura más mexicanas.

Vilches secunda esa percepción, yendo más allá: "yo creo que más allá de que se esté rodando en España y de que en algún momento se nombra la Costa del Sol, podía estar rodándose en cualquier sitio.".

Cómo llegaron a la serie

Otro aspecto interesante sobre el que pudimos preguntarles fue sobre cómo llegaron a la serie, ya que era obvio que iban a contratar a actores españoles para los papeles locales, pero eso no quita que haya alguna anécdota curiosa sobre su llegada a la serie como lo que señaló Corberó:

Yo en enero digamos que no hablaba mucho inglés, pero tengo un coach buenísimo que me sacaba el mejor inglés de mi vida. Luego lo típico que te dicen de grabar una prueba en inglés para no sé qué, tú lo haces y como que te olvidas. Yo me preparé tres escenas con un inglés increíble, una pronunciación muy currada y de repente me llama y me dicen “Oye, Úrsula, que tienes que ir a Málaga, que el director de ‘Snatch’ te quiere ver con el protagonista”.

Y yo “Ya, pero es que yo no hablo inglés”. Que agobio, qué hago. Y me dicen “hija mía, pues ve para allá y a chapurrear, que te van a dar unas separatas allí” Y yo “no, no, no, yo no puedo hacer eso, me las tienen que dar con dos días de antelación, para poder mirármelo”. Debo decir que me hice un poco de caca encima, pero una vez llegué allí y me di cuenta de que yo las escenas las podía hacer perfectamente.

La actriz también recuerda que el casting fue fatal, pero también cuándo decidió no preocuparse más: "Todo mal, pero luego cuando me llamaron y me dijeron que me había cogido pues ya me relajo. Porque si me han cogido y se han dado cuenta del inglés de mierda que tengo, pues a partir de aquí no pasa nada.". Además, aclaró que ellos no estaban al tanto del fenómeno en el que estaba convirtiéndose 'La casa de papel' al ficharla:

Ellos no sabían de ‘La casa de papel’, porque me acuerdo que vino el creador de la serie y dijo, cuando estuvimos haciendo las pruebas de peluquería: “es que he estado pensando en un pelo que he visto en tu Instagram que me encanta” y me enseñó el pelo de Tokyo. Yo le dije es que esto es una serie que acaban de sacar en Netflix en todo el mundo y no sé, es un poco raro. Y me dijo “Vale, vale, no sabía”.

Por su parte, Vilches, al que algunos recordarán por su participación en un episodio de 'Aquí no hay quien viva' en una escena que "hace cosa de medio año me enteré de que lo colgaron en youporn y tiene 8 millones de visitas y los tags con algo así como viejas, bondage y no sé qué. Esa escena que no tiene nada erótico alguien lo colgó ahí. Me hizo mucha gracia", se presentó inicialmente para otro personaje (el interpretado finalmente por Pau Poch), pero acabaron ofreciéndolo otro y no puede estar más satisfecho, incluso con el hecho de tener que actuar en inglés:

Eso al final juega a tu favor, porque repites tantas veces el texto, te escuchas tantas veces, te miras tantas veces al espejo que cuando llegas a rodaje tienes muy claro qué es lo que vas a hacer. Yo al menos noto que estoy más concentrado, pero al 200% de lo que estaría si estuviera trabajando en mi lengua.

Por último, Ulloa estaba a punto de irse de vacaciones tras acabar las grabaciones de 'Fariña' cuando su agente le hizo llegar la posibilidad de participar en la serie. Poco tiempo y además mucho trabajo por delante porque "el alcalde que es como los malos de las películas de Tarantino, que antes de matarte te cuenta su vida primero". Así recuerda su particular prueba:

Preparar eso en dos días, imposible. Les dije que iba a hacer lo que pudiera. Les mandé un selftape, la mitad de ello estaba leído. Pegué los textos por las paredes y lo leí todo como si estuviera hablando con personajes diferentes. Y ahí quedó. Yo no pensé que me fuesen a llamar, porque me fui a Argentina, estuve tres semanas allí y no tuve noticias. Y el día que me pillaba el avión de vuelta me llama mi representante y me dice “Oye, ¿cuándo vuelves?” “Hoy” “Pues es que pasado mañana tienes que estar en Málaga” Y yo guay, que les había gustado mucho.

El rodaje en Málaga

Vilches apunta sobre el rodaje que "hemos estado por toda la provincia de Málaga, de este a oeste y de norte a sur, porque nos hemos ido moviendo mucho.", mientras que Ulloa recuerda que "estuvimos haciendo un combate de boxeo en una plaza de toros en Mijas al aire libre. Un frío del copón.", mientras que Corberó destaca el trato con la gente como lo que más ha disfrutado de Málaga:

A mi lo que más me gusta de Málaga, que amo, es la gente, esa cosa de que parece que te conoces con todo el mundo y la gente te habla. De repente comentas cosas por la gente por la calle que en Madrid es inviable que pase.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio