Publicidad

'The Unusuals', una buena serie de personajes antes que un serial policíaco

'The Unusuals', una buena serie de personajes antes que un serial policíaco
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

The Unusuals‘ es la apuesta de la ABC para sus noches de los miércoles en esta primavera. Ya sabemos que las series más potentes se estrenan en otros momentos, pero también es cierto que siempre puede saltar la liebre. Y, de momento, esta mezcla de rama policíaco y comedia socarrona tiene bastantes más puntos positivos que negativos, por lo que podría acabar resultando una propuesta refrescante.

El planteamiento es de los que invitan a salir corriendo: el día a día de un grupo de policías neoyorquinos; nada que no se haya contado antes. Precisamente en el que podía ser su principal punto flaco, acaba por ser el motivo de su mayor frescura. ‘The Unusuals’ hubiera sufrido para retratar de manera realista la lucha contra el crimen o apostar por el drama puro y duro. Pero como adopta una perspectiva cómica (aunque no paródica), lo que nos cuenta la serie tiene un tono distinto y refrescante.

Otro de los miedos era el que ‘The Unusuals’ cayese en lo procedimental: estructura de caso por semana y listo. Desde el piloto, la serie apuesta por una gran trama general sobre los secretos de los policías que puede proporcionarnos buenos momentos y que ayudarán a evitarnos la sensación de linealidad. Además, que ya hay demasiadas series de “el caso de la semana”, no necesitamos otra.

Pero, sin duda, el mayor acierto de ‘The Unusuals’, aquello donde más puede crecer, es su tratamiento de los personajes. Con un reparto coral de nombres muy buenos que se han fogueado como secundarios en numerosas series estadounidenses, la serie primaveral de la ABC ha decidido poner en ellos su mirada: en sus misterios, en sus desgracias personales y en sus rarezas.

Los actores brillan con luz propia en el show, se ganan al espectador y no son planos. Y, de nuevo, el toque cómico, de sonrisa (que no de carcajada), que lo impregna todo ayuda a ese retrato: los policías de ‘The Unusuals’ están tan llenos de defectos que hasta ellos mismos lo saben. Y el espectador puede reírse de sus historias o con ellas, como prefiera. Pero entretenerse, al fin y al cabo.

No todo es positivo. Hay bastantes ocasiones (al menos, en los dos capítulos que llevamos vistos) en los que la serie no acaba de equilibrarse bien y se escora demasiado hacia el tono de ‘Policías de Nueva York’. Eso no le beneficia, la convierte en una réplica extraña de aquella, tan llena de defectos como sus personajes. Además, se anunciaba más humor negro y no siempre se atreve a darlo. Sin embargo, mientras mantiene la intención de hacer sonreír, se convierte en una producción notable, con un ritmo muy vivo (otro acierto).

Siempre digo que dos capítulos es poca cosa para juzgar de manera definitiva una serie, pero es un tiempo suficiente para saber si te apetece volver a verla. Yo, de momento, no tengo dudas: ‘The Unusuals’, pese a todo los tópicos de su planteamiento, me gusta. Ojalá que evolucione hacia cotas aún más altas.

En ¡Vaya Tele! | Las cinco series de 2009 que más prometen

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios