Compartir
Publicidad

Miramax contra Venezuela por el Oscar y los Goya

Miramax contra Venezuela por el Oscar y los Goya
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Menudo jaleo mediático se ha armado en Venezuela con la no postulación de Secuestro Express a los premios Oscar y Goya.

Secuestro Express, de Jonathan Jakubowicz es uno de los filmes venezolanos más taquilleros de los útimos años, y una de las pocas películas venezolanas en ser distribuidas por un estudio de Hollywood. En este caso, Miramax, una filial de Disney.

Pero a pesar de estos antecedentes, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía de Venezuela (CNAC), prefirió postular 1888, el último filme del veterano realizador venezolano Anfredo Anzola.

Esto desató la tormenta.

Jakubowicz inmediatamente reaccionó con fuertes declaraciones en contra de la decisión del CNAC.

El que le pega a la familia se arruina. Y el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía nos ha pegado a todos los venezolanos. El tiempo demostrará la magnitud del error que cometen con esta inmensa bofetada.

Larry Angrisani, de Miramax, apoyó las declaraciones de Jakubowicz:

Estamos muy sorprendidos, pues genuinamente había chance, y las nominaciones siempre son positivas para sus países de origen.

Por su parte, Colin Vaines, vicepresidente de Miramax dijo estar "horrorizado":

Secuestro Express era un triunfo asegurado para toda Venezuela. Hasta al director de la otra película le convenía que Secuestro Express fuese nominada. No recuerdo muchos casos en los que gobiernos que arremeten contra la cultura queden bien parados.

El filme de Jakubowicz ha sido criticado repetidas veces por el gobierno revolucionario venezolano. Al respecto, el vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, José Vicente Rangel ha dicho que Secuestro Express "es una expresión de ese odio de clases, de esa falsificación de la verdad, es una película miserable que no tiene nada de artístico".

Jakubowicz se ha defendido, argumentando que su filme es un llamado a la paz y la unión de los venezolanos.

Nosotros seguiremos mostrando lo mejor del talento venezolano en todo el mundo, e invitamos a toda la sociedad venezolana, que nos ha apoyado tan masivamente, a no dejarse llevar por la tristeza y la frustración. Es tiempo de esperanza y no de venganza.

Sin embargo, su representante Jay Baker parece pensar de otra manera.

El agente de Jakubowicz, Jay Baker, informó que el cineasta había invitado a dos producciones de más de 30 millones de dólares para que se rodaran en Venezuela, con la certeza de que las palabras del vicepresidente (José Vicente Rangel) eran tan sólo "una opinión personal". Ahora, "esa posibilidad se cae. (Cita de El Universal).

Jakubowicz pareciera también estar de acuerdo con Baker:

Venezuela ha perdido una oportunidad de oro. No sólo por la posibilidad de que Secuestro Express fuese nominada a mejor Película extranjera, cosa que Miramax consideraba muy probable, sino porque con esto hacen casi imposible el sueño de traer producciones millonarias para que se filmen en el país.

De modo pues que los venezolanos ya pueden irse despidiendo del sueño de convertirse en un destino de las producciones de Hollywood, si no postulan el filme de Jakubowicz.

Sandra Condito, vicepresidenta de producción de Miramax, también puso su granito de arena en la polémica:

Secuestro Express inauguró lo que puede ser la industria cinematográfica venezolana. El CNAC se acaba de declarar enemigo de esta industria. Yo he trabajado en las nominaciones de películas como Fresa y Chocolate y otras de países con dictaduras. Nunca habían jugado tan sucio.

Juan Carlos Lossada, presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, se ha limitado a defender la postulación de 1888, alegando que la institución basa sus decisiones en criterios artísticos y que no atiende a imposiciones comerciales o de taquilla.

Alfredo Anzola, el director de 1888, por su parte, ha tratado de dar una respuesta de altura:

Si hubieran escogido a Secuestro Express, yo me habría contentado y hubiera sido el primero en felicitar a Jakubowicz.

En la red han colgado un petitorio virtual dirigido a los miembros de la Academia, en el que una 'representación' de los espectadores venezolanos clama por la inclusión de Secuestro Express entre las películas postuladas a la categoría de mejor cinta extranjera.

Lo paradójico de todo este embrollo es que nada, absolutamente nada, le impide a Miramax postular Secuestro Express a las otras categorías del premio Oscar, habida cuenta de que se trata de una película con capital estadounidense, subtitulada al inglés y que se ha exhibido en las salas de cine de Los Ángeles.

Secuestro Express está protagonizado por la argentina Mía Maestro, el panameño Rubén Blades y el trío de rapers venezolanos Trece, Niga Sibilino y Budu.

Con información de El Universal y PuntoCine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos