Compartir
Publicidad
Publicidad

'Gran Hermano El Reencuentro', volviendo a la nostalgia

'Gran Hermano El Reencuentro', volviendo a la nostalgia
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevo unos días pensando como podría comenzar a hacer esta crítica de 'Gran Hermano: El Reencuentro' ya que tenía que hacer un ejercicio de sinceridad con el cual igual me ganaba unas cuantas piedras a mi cabeza, pero ahí va. Yo era un adicto a los reality, y en especial de 'Gran Hermano', y aunque hace más de cuatro años de eso, siento aún una mezcla de vergüenza y arrepentimiento por ello.

Por esta antigua adicción decidí echar un vistazo a 'Gran Hermano: El reencuentro', ya que me atraía volver a ver a antiguos concursantes de reality otra vez en la casa. Me apetecía saber que había sido de sus vidas y si seguían siendo de la misma manera que los recordaba cuando entraron en el reality de Globomedia. Zeppelin

Y la verdad es que no me arrepentí de haberlo hecho, encontré lo que buscaba y muchas cosas más. Encontré esa nostalgia televisiva al ver a los antiguos concursantes entrando en la casa y recordar cada una de sus historias, desde la bonita historia de Nacho y Desi, pasando por la legionaria y llegando a momentos míticos con Fresita y el italiano.

Pero también me encontré con una Mercedes Milá con mucho más protagonismo que antes, con una especie de ego (o que le da todo igual, no lo sé) muy grande que le hace actuar de una manera muy extraña en el plató y con una realización que ha mejorado enormemente respecto a hace unos años. Porque no sé si os acordáis pero uno de los pequeños defectos del reality era su realización, en muchas ocasiones no funcionaban los micrófonos, las imágenes no entraban cuando tenían que hacerlo o las conexiones con la casa simplemente no se podían hacer vaya usted a saber por qué. Sí, eran problemas del directo, pero en la actualidad parece que han pasado al a historia.

¿Algo más en esta vuelta a los reality? Pues sí, me he dado uenta de por qué había dejado de verlos. No os equivoquéis, para mí 'Gran Hermano' es un gran formato, ha innovado en la televisión y es parte de la historia televisiva por méritos propios, pero a medida que van pasando las ediciones, el formato se ha ido empobreciendo cada vez más, dejando de ser fresco progresivamente y dirigiéndose hacia los terceros programas que se nutren de los escándalos y exclusivas que los concursantes generan, algo que es totalmente ajeno a 'Gran Hermano' y que yo odio con todo mi ser.

Es por esto que aunque me ha encantado hacer un viaje al pasado con los antiguos concursantes, no voy a ver 'Gran Hermano El Reencuentro', por mucho que Mercedes me diga que va a ser totalmente diferente y que van a sorprendernos a todos. Eso sí, los adictos a GH van a estar encantados, y no los culpo, porque esta edición 2.0 va a estar bastante bien para los que aún disfruten del formato los cuales, viendo las audiencias, aún parece que son muchos en este país.

Por cierto, si sois de estos últimos que les gusta el programa, en Fandemia hacen un arduo repaso día a día del mismo. No os lo perdáis.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos