Fallece Charles Grodin: la estrella de 'Huída a medianoche' y 'Beethoven, uno más de la familia' tenía 86 años

Fallece Charles Grodin: la estrella de 'Huída a medianoche' y 'Beethoven, uno más de la familia' tenía 86 años
4 comentarios

A pesar de tratarse de un vehículo al servicio de Robert De Niro, 'Huída a medianoche' era la película de Jonathan Mardukas, y ese contable en apuros metido de lleno en una conspiración letal estaba interpretado por Charles Grodin en el que fue el papel de su vida. Grodin fallecía ayer a los 86 años tras años de enfermedad.

Uno más en la familia

Además de brillar junto a de Niro en la comedia policíaca de Martin Brest, también fue el padre del San Bernardo más popular de la historia del cine en 'Beethoven, uno más de la familia'. Rostro bien conocido por todos los que crecieron en la década de 1990, Charles Grodin murió el martes víctima del cáncer. Se va un grande, pero para muchos seguirá siendo ese padre de familia entrañable que encadena catástrofes a costa de su perro.

Si la saga familiar fue sin duda su éxito más popular, Grodin ya había hecho carrera antes de Beethoven. Se deja ver en el clásico de Roman Polanski, 'La semilla del diablo', justo después de su debut televisivo en la telenovela 'The Young Marrieds'. Pero también y sobre todo, explotó en el cine junto a Robert de Niro con ese agradable contable de la mafia que debe ser devuelto a Los Ángeles por un cazarrecompensas sin escrúpulos. Un título de culto que dio lugar a tres secuelas directas a vídeo.

Grodin, conocido por su estilo desenfadado y su apariencia cotidiana, protagonizó en Broadway junto a Ellen Burstyn 'Same Time, Next Year', y también escribió libros sobre la interpretación. Su suerte pudo cambiar de haber sido seleccionado en el casting de 'El graduado', pero el papel protagonista terminó en manos de Dustin Hoffman.

el rompecorazones

Donde sí reventó las marcas fue en 'El rompecorazones', de Elaine May (con quien volvería a coincidir en 'Ishtar'), que tuvo un fabuloso remake a cargo de los hermanos Farrelli en la que tal vez fue su última gran comedia. También se vio en el 'King Kong' de John Guillermin, 'Los pacientes de un psiquiatra en apuros' de Michael Ritchie, 'La mujer de rojo', de Gene Wilder o la simpática 'Una novia sin igual' junto a Mike Myers en aquella película que te dio a conocer el There She Goes de The La's.

Hace más de diez años que le vimos en 'Louie', donde nos dimos cuenta de la velocidad de vértigo a la que transcurre la vida. Luego también se asomó por la notable 'Mientras seamos jóvenes', de Noah Baumbach, o 'La sombra del actor', de Barry Levinson. Se va uno de los tipos más luminosos y con mejor comicidad de nuestras vidas cinéfilas. Buen viaje.

Temas
Inicio