Compartir
Publicidad
Uma Thurman detalla los asaltos sexuales a los que fue sometida por Harvey Weinstein y el abuso laboral de Quentin Tarantino
Actores y actrices

Uma Thurman detalla los asaltos sexuales a los que fue sometida por Harvey Weinstein y el abuso laboral de Quentin Tarantino

Publicidad
Publicidad

Era cuestión de tiempo que Uma Thurman terminase estallando y revelando de golpe los momentos más oscuros que ha vivido a lo largo de su carrera. El pasado octubre ya avisó durante la premiere de su obra de Broadway 'The Parisian Woman' que estaba esperando a sentirse menos enfadada para hablar del tema.

En Acción de Gracias de ese mismo año, la actriz actualizó su cuenta de Instagram con una publicación con sabor a venganza —la inclusión de una imagen de Beatrix Kiddo, su personaje en 'Kill Bill' no es, ni mucho menos, casual— que pronosticaba tiempos aún más convulsos para Harvey Weinsten, alegrándose de que las cosas "estuviesen yendo lentas" para el productor e invitando a los lectores a "mantenerse a la escucha".

Finalmente, el momento ha llegado. Thurman ha lidiado con esa ira contenida que, según ella, le impedía abrirse, y se ha desnudado, exponiendo sus intimidades menos agradables y arrojando aún más luz, si cabe, sobre las atrocidades que se llevan cometiendo décadas en la industria del cine. Actos de las más diversas naturalezas que, para la natural de Boston, han estado perpetrados por el propio Weinstein y Quentin Tarantino.

Los abusos sexuales de Harvey Weinstein

Thurman Weinstein

Durante su entrevista con el New York Times, Uma retrocede un buen puñado de años para relatar su primera toma de contacto con ese Hollywood que hoy pretende ser enterrado, con mayor o menor fortuna, por movimientos como #MeToo. Tenía 16 años, estaba iniciando su carrera y, tras encontrarse en un club de Manhattan con un actor 20 años mayor que ella, este la forzó a mantener relaciones sexuales.

"Fui totalmente sumisa. Intenté decir que no, lloré, hice todo lo que pude hacer. Me dijo que la puerta estaba cerrada pero nunca corrí e intenté girar el pomo. Cuando llegué a casa, recuerdo que me planté frente al espejo y me miré las manos y me enfadé con ellas por no estar ensangrentadas o magulladas. Algo así cambia tu perspectiva de un modo u otro. Te vuelves más o menos sumiso, y creo que yo me volví menos sumisa."

Años después, durante el boom de 'Pulp Fiction' conoció a Harvey Weinstein y el primer intento de abuso no tardó en materializarse. Fue en una habitación de hotel en París; el productor estaba en bata y, mientras discutían sobre un guión, este se la quitó quedándose completamente desnudo.

Thurman Weinstein2

"Le conocía muy bien antes de que me atacase. Solía pasar horas hablándome sobre material, elogiando mi mente y validándome. Esto me hizo posiblemente ignorar las señales de peligro. Era mi campeón. Nunca había sido la niña mimada de un estudio. Tenía poder absoluto sobre el tipo de películas y directores que eran adecuados para mi.

"Nunca me sentí amenazada. Pensé que estaba siendo super idiosincrásico, como si fuese tu tío chiflado y excéntrico. Le seguí a través de una puerta y era una sauna. Yo estaba allí de pie con mi ropa de cuero negro, botas, pantalón, chaqueta. Hacía mucho calor y dije: 'Esto es ridículo, ¿qué estás haciendo?'. Se empezó a poner muy nervioso y enfadado, se incorporó de un salto y se fue corriendo."

Aunque lograse escapar a salvo del incidente parisino, Weinstein no tardaría en culminar su primer ataque sobre la actriz. Fue en la suite del productor en el hotel Savoy de Londres.

Thurman Cannes

"Fue como un batazo en la cabeza. Me empujó hacia abajo. Intentó empujarse dentro de mi. Intentó exhibirse. Hizo todo tipo de cosas desagradables. Pero sin hacer demasiado esfuerzo físico me forzó. Eres como un animal retorciéndose, como un lagarto. Estaba haciendo todo lo posible por devolver el tren de nuevo a la vía. A mi vía, no a la suya. Al día siguiente me llegó un vulgar ramo de rosas de 70cm de ancho. Eran amarillas. Abrí la nota como si fuese un pañal cagado y tan sólo ponía: 'Tienes muy buenos instintos'".

Tras el atroz incidente, y después de que Weinstein comenzase a llamarla de nuevo para hablar de negocios como si nada hubiese pasado, Thurman pensó que su agresor no podía quedar indemne, logrando, no con pocos esfuerzos de por medio, citarse con el empresario en el hotel Savoy. Tras sortear negativas y presiones, la actriz fue contundente en sus palabras: "Si haces lo que me hiciste a otra persona vas a perder tu carrera, tu reputación y tu familia, te lo prometo".

La única respuesta de Weinstein, a quien la intérprete acusa de amenazarla con destruir su carrera tras plantarle cara, fue a través de un portavoz, negando esto último y justificando su conducta en París e Inglaterra alegando que tenía "una relación laboral divertida y con coqueteos" con Uma Thurman. Además, reconoció "haber hecho insinuaciones sexuales a Ms. Thurman en Inglaterra después de malinterpretar sus señales en París", algo por lo que, según dijeron las declaraciones "Se disculpó inmediatamente".

Quentin Tarantino y el "deshumanizador" rodaje de 'Kill Bill'

Tarantino

Llegó el año 2001 y, tras 'Pulp Fiction', los caminos de Uma Thurman y Quentin Tarantino volvieron a cruzarse. Director y musa se encontraron en el marco de un Festival de Cannes en el que se estaba cocinando la producción de 'Kill Bill'; una situación nada agradable debido a la presencia de Harvey Weinstein, productor de las dos películas que compondrían el filme de acción y venganza.

Tras pasar por el escollo del certamen galo, la fotografía principal de 'Kill Bill' dio el pistoletazo de salida, revelando a Tarantino como una nueva figura abusadora —aunque, en este caso, no de índole sexual— para la actriz, quien define el rodaje como una suerte de proceso deshumanizador que casi termina con su vida en un accidente que pudo ser fatídico.

Killbill

El incidente, que tuvo lugar después de que el director escupiese personalmente a la actriz en la escena en la que aparece Michael Madsen haciéndolo y de que la estrangulase con la cadena en los planos en los que la ataca Gogo, sucedió durante una escena de conducción un tanto arriesgada que Uma rechazó hacer en primera instancia y que terminó realizando en contra de su voluntad.

"Quentin entró en mi tráiler y no le gustó escuchar que no, como a cualquier otro director. Estaba furioso porque les costaría mucho tiempo. Pero estaba asustada. Él dijo: 'Te prometo que el coche está bien. Es un tramo de carretera en línea recta. Llega a los 65 kilómetros por hora o tu pelo no se moverá de la forma correcta y te haré hacerlo de nuevo'. Pero aquello era una trampa mortal en la que estaba subida. El asiento no estaba bien atornillado. Era una camino de arena y no era na carretera recta".

Como podéis ver en el vídeo que acompaña estas líneas, publicado por el New York Times, el temido accidente terminó haciéndose realidad. Llegada a cierto punto del tramo, Thurman pierde el control del vehículo chocando violentamente contra uno de los árboles que delimitan el camino.

"El volante estaba en mi barriga y mis piernas estaban atascadas debajo de mi. Sentí un dolor abrasador y pensé: 'Oh, Dios mío, no voy a volver a caminar'. Cuando volví del hospital con un collarín, con las rodillas dañadas y con un chichón gigantesco en la cabeza y un traumatismo craneoencefálico, quise ver el coche y estaba muy molesta. Quentin y yo tuvimos una pelea descomunal y le acusé de intentar matarme. Él se enfadó mucho con eso, creo que razonablemente, porque él no sentía que hubiese intentado matarme. Harvey me asaltó sexualmente, pero aquello no me mató".

Uma Thurman In Kill Bill

Como resultado del accidente y de las heridas sufridas, el abogado de Thurman se puso en contacto con Miramax advirtiendo de la posibilidad de interponer una demanda por parte de su cliente. En la productora decidieron permitirle visualizar el vídeo del choque únicamente si la actriz firmaba un documento que eximiese de toda responsabilidad de "cualquier consecuencia de su futuro dolor o sufrimiento". Esto deterioró por completo su relación con un Quentin Tarantino que buscaría su perdón quince años después entregándole el material del que fue privada en su momento.

"Estuvimos terriblemente peleados durante años. Tuvimos que ir a promocionar las películas. Fue todo muy delicado. Tuvimos una pelea catastrófica en el Soho House de Nueva York en 2004, nos estuvimos gritando el uno al otro porque el no me iba a dejar ver el material y me dijo que eso era lo que habían decidido. Quentin finalmente se expió dándomelo quince años después. No es que importe ahora, con mi cuello dañado permanentemente y mis rodillas jodidas".

La reacción de Weinstein

Harvey Weinstein

La reacción de Harvey Weinstein a las durísimas declaraciones de Uma Thurman no se ha hecho esperar. Esta ha llegado de la mano de Ben Brafman, su representante legal, quien ha afirmado que los abogados del magnate van a investigar las acusaciones vertidas sobre él y a sopesar posibles acciones legales contra la actriz. Estas han sido las palabras de Brafman:

"Harvey está estupefacto y entristecido por lo que él afirma que son acusaciones falsas de Uma Thurman, alguien con quien ha trabajado cercanamente durante más de dos décadas. Mr. Weinstein reconoce haberse insinuado torpemente a Ms. Thurman hace 25 años, de lo cual se arrepiente y por lo que se disculpó inmediatamente.

El por qué iba a esperar 25 años Ms. Thurman para hablar públicamente sobre este incidente y por qué, según Weinstein, iba a adornar lo que ocurrió realmente para incluir falsas acusaciones de un intento de asalto físico, es un misterio para Weinstein y sus representantes legales. Las declaraciones de Ms. Thurman al Times están siendo cuidadosamente examinadas e investigadas antes de decidir si tomar alguna acción legal contra ella sería apropiado".

Las primeras reacciones de Hollywood

Los afectados por la demoledora entrevista concedida por Uma Thurman no han sido los únicos en manifestar su opinión sobre ella. El entorno de Hollywood ha empezado a hablar al respecto, siendo la actriz Asia Argento y el director, productor y guionista Judd Apatow los primeros en expresarse.

Argento, que ya acusó en su momento a Harvey Weinsten de haber abusado de ella, publicó un tuit claro y conciso que rezaba "FUCK TARANTINO FOREVER!" para, más tarde, además de apuntar que la nueva película de Tarantino, a la que tilda de *"abominación", "no debería hacerse", continuar con un segundo texto algo más detallado, pero igual de agresivo.

"Weinstein y Tarantino, ¡menudo par! Un violador en serie y un casi asesino. No es una puta broma lo que estos criminales aborrecibles le hicieron a Uma Thurman, antes y después de #KillBill. Pusieron su vida, su dignidad y su cordura en riesgo. Arded en el infierno, cabrones enfermos".

Por su parte, Apatow se muestra igualmente crítico con Weinstein y Taraintino en su cuenta de Twitter, atacando a la nueva producción del director y apuntando a un caso particular ocurrido con Daryl Hannah durante el rodaje de 'Kill Bill' y la posterior promoción de la película.

"Tarantino también ignoró las quejas de Daryl Hannah cuando fue acosada por Harvey Weinstein. La echaron de la gira promocional. Nadie la ayudó. Y ahora Tarantino va a hacer una película sobre Polanski. ¿Por qué alguien va a financiar esto? Esto es por lo que no se paró a Weinstein. $$$$".

Sin duda, la confesión de Uma Thurman va a traer cola durante los últimos meses y, visto lo visto, puede que incluso termine afectando a la producción de la nueva cinta de Quentin Tarantino. Estaremos pendientes de cualquier novedad al respecto de este caso, que parece estar muy lejos de haberse zanjado con la entrevista concedida por la actriz y las primeras reacciones a ella.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos