Compartir
Publicidad
Publicidad
DMAX y 'Clandestino' nos llevan al corazón del cartel de Sinaloa y las maras de El Salvador
Canales Temáticos

DMAX y 'Clandestino' nos llevan al corazón del cartel de Sinaloa y las maras de El Salvador

Publicidad
Publicidad

"Lo que se ve en la tele (en el programa), es menos de lo que nos ha pasado en realidad". Así presenta David Beriain su nueva entrega de 'Clandestino', la serie documental de reportajes en profundidad que el periodista navarro hace para DMAX. Su nueva temporada se estrena el próximo lunes 6 y se va a centrar en dos temas que prometen emociones fuertes: el cartel de Sinaloa y las maras de El Salvador.

Esta nueva entrega consta de cinco episodios de una hora divididos en dos bloques. Los primeros tres capítulos se adentran en el cartel de Sinaloa, una de las organizaciónes criminales más poderosas del mundo, que estaba dirigida por El Chapo Guzmán, y que controla el tráfico de droga hacia Estados Unidos y buena parte del mundo. Beriain pasó tres meses conociendo desde dentro su funcionamiento y su modo de vida, y a juzgar por lo visto en el primer episodio, la intensidad de la experiencia se traslada a la pantalla.

La cultura de la droga

Beriain explica que, inicialmente, la idea era hacer algo sobre El Chapo Guzmán, que entonces acababa de fugarse de la cárcel, pero cuando empezaron a preparar la historia y a buscar contactos, ya lo habían detenido y en el cartel había un clima de gran desconfianza, que generaría en una guerra por el poder. "El Chapo quiere ser conocido y ser leyenda, y eso nos habría facilitado mucho todo", señala el periodista, que cuenta cómo, en las reuniones previas con los miembros del cartel para conseguir que les dieran acceso, les explicaban que, si no cumplían con lo pactado, matarían al contacto local que había servido de intermediario.

Sinaloa2

El primer episodio de los tres dedicados al cartel nos mete de lleno en él, y en el ambiente que se respira en el estado de Sinaloa y en su capital, Culiacán. Beriain y su equipo están vigilados constantemente por los hombres de la organización y, cada vez que visitan los lugares donde se fabrica la droga, se encuentran con hombres armados con fusiles militares, chalecos antibalas, y que están dispuestos a seguir todas las órdenes del patrón sin rechistar.

Llegan a acompañar a uno de los hijos de un importante capo en una fiesta en un cementerio en la que todo el mundo lleva una pistola, algo que justifica el hombre afirmando que, como hay alcohol y droga, suele haber "pleitos" y es mejor ir preparado. El hijo de ese narco también explica el lema por el que viven todos los hombres al servicio del cartel, que es conseguir poder y dinero y demostrar que lo tienes.

'Clandestino' muestra cómo es ese mundo del narcotráfico a muy gran escala desde dentro, manteniendo la mayor objetividad posible y siendo siempre muy comscientes de que se están moviendo en un lugar muy peligroso. Beriain cuenta que, mientras estuvieron en Sinaloa, el cartel seguía de cerca sus comunicaciones y sus viajes, y agradece a Discovery la confianza depositada en ellos. "Para hacer esto hacen falta tiempo, medios y libertad", apunta Beriain, que añade que "Ya no se hace este tipo de televisión en televisión en este país".

El Salvador, segunda parada de 'Clandestino'

Maras

Los dos últimos capítulos de la temporada se titulan conjuntamente 'Exterminio a las maras', y se centran en los grupos de autodefensa que se han formado en El Salvador para atacar a las maras, las bandas criminales del país, cuya actividad lo ha convertido en uno de los lugares más violentos del mundo sin estar en guerra. David Beriain explica que "ante la falta de justicia, hay gente que se toma la justicia por su mano" y se dedica a matar a los que matan.

David Beriain y su equipo estuvieron tres meses en Sinaloa y dos en El Salvador para rodar 'Clandestino'

Para él, "la historia de El Salvador es una de las más impactantes e interesantes" que ha vivido, pasando dos meses no sólo acercándose a esos escuadrones de la muerte, sino también a miembros de las maras 18 y Salvatrucha13. Beriain explica que, en estos dos episodios, lo que les ha movido es plantear al espectador la pregunta de qué harían ellos si estuvieran en las situaciones que se plantean en un país con una media de 18 asesinatos diarios.

En las dos historias que componen esta temporada de 'Clandestino', el equipo ha conseguido un gran nivel de intimidad con las personas que centran los reportajes (Beriain cuenta que un miembro de un grupo de exterminio le ofreció la posibilidad de entrevistar a un pandillero justo antes de matarlo), y también cuenta que, una vez estaban hechos, ´"hace falta tiempo para tomar después distancia y que la cercanía no se convierta en parcialidad".

En ¡Vaya Tele! | 'La vida en llamas' nos lleva a primera línea de la lucha contra los incendios forestales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos