Compartir
Publicidad

'Anticristo', los demonios de Von Trier

'Anticristo', los demonios de Von Trier
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El viernes se estrena la polémica película de Lars Von Trier, ‘Anticristo’ (‘Antichrist’), un film que pasa del psicodrama al terror y que está protagonizado por Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe.

Un matrimonio que ha sufrido una terrible desgracia, intenta recomponer sus vidas con una atípica terapia. El marido, que sobrelleva estoicamente la situación, se compromete a utilizar su experiencia como psicólogo para acabar con los miedos de su mujer. Todos ellos son imaginarios, pero el que más la asusta puede tener un componente real.

La fotografía de la película, el uso de la música, los juegos con los tiempos y la combinación de distintos formatos o emulsiones son formidables. Von Trier había conseguido películas bellas al mismo tiempo que terribles, pero con ‘Anticristo’ se ha superado. Una atmósfera opresiva, fascinante y morbosamente atrayente se apodera del film y te invade incluso en los momentos de la trama en los que aparentemente no ocurre nada.


El comienzo, que el propio autor titula “prólogo”, nos hace presenciar unos hechos que ya han sido detonante de muchos dramas, de una forma novedosa y espectacular. En otros instantes, el mismo recurso de la cámara ultralenta nos lleva a pensar que nos encontramos ante un film experimental –valga como ejemplo la escena a la que se corresponde la siguiente imagen—, pero estamos adentrándonos en la mente de la protagonista, mientras lleva a cabo su terapia, por lo que esta fastuosidad de las imágenes muy tratadas está justificada dentro de la historia. Alejado de la cámara nerviosa del “Dogma”, Von Trier prueba y consigue muchas cosas nuevas en ‘Anticristo’.

Me atrae mucho el drama psicológico que explora la mente humana, los sentimientos y las reacciones ante situaciones impactantes. Siempre que los autores sepan realmente profundizar en la psique y mostrarnos comportamientos que pueda considerar plausibles, a la vez que enfoques que me sorprendan, este género resultará de mi agrado. La mayor parte del metraje de ‘Anticristo’ obedece a estos parámetros y, aunque aparentemente sea ligero en cuanto a su historia central, en mi opinión tiene calado suficiente y está magníficamente llevado. El danés recrea sin lugar a dudas un ambiente enrarecido y de enorme malrollo.

Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe, que son casi exclusivamente los únicos intérpretes de la cinta, están magníficos. Podría parecer que estos papeles tan extremos –el de Gainsbourg más que el de Dafoe—, si bien extenuantes, pudiesen no ser difíciles de interpretar porque los actores sólo tendrían que llevar al extremo sus trabajos. Pero me temo que la dificultad en estos casos será encontrar el punto exacto y, aunque parezca que se está dando todo, no pasarse, ya que se podría caer en el ridículo o en la falta de credibilidad. Von Trier hace un gran trabajo de dirección de actores, además de haber acertado plenamente con la elección de ambos, pues transmiten con sus rostros la chunguez que se buscaba para la historia.

Con todos estos puntos a favor y llegando justo hasta ese instante, la calificación que le daría a esta película sería, probablemente, de cuatro estrellas sobre cinco.

Cuando se inicia el último tercio, aproximadamente, el personaje de la protagonista sufre un brusco y sobredimensionado cambio que se sale de la progresión que estaba llevando hasta ese momento. El film se convierte en puro terror, que podría estar emparentado con ‘Misery’ o ‘Saw’ –en la fotografía que aparece a continuación se aprecia el cambio de tono con respecto a las anteriores—. No quiero decir que este género sea motivo para despreciar nada, pero sí que el salto tan repentino de un tono a otro hace que el film pierda toda credibilidad. En este tramo, lo que tenemos son imágenes truculentas, absoluta crueldad y algún momento bastante discutible –los animales, el epílogo, etc… —.

SPOILER: También es ese giro lo que nos introduce elementos de investigación casi policiaca que vienen tan poco a cuento como lo ya dicho: el marido estaba buscando cuál era el elemento que se debía situar en la cima de la pirámide, investigando y descartando posibles sospechosos, como en una trama de ‘House’ o de ‘CSI’. Queda la idea de que ese elemento no dará rienda suelta a su poder hasta que no sea descubierto y anotado sobre el papel, lo cual carece igualmente de sentido. FIN DEL SPOILER.

Anticristo con tono terror

‘Anticristo’ es una película muy diferente, que merece la pena ser vista porque ofrece momentos grandiosos y que está muy por encima de otras creaciones de Von Trier. No es perfecta debido a ese cambio de tono que tiene en un momento dado, pero en general se puede considerar muy lograda y lo positivo vence a lo negativo.

Más información en Blogdecine sobre ‘Anticristo’.

Mi puntuación:

3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos