Publicidad

'La otra Missy': Netflix presenta una divertida comedia romántica de usar y tirar, con una pareja protagonista formidable
Críticas

'La otra Missy': Netflix presenta una divertida comedia romántica de usar y tirar, con una pareja protagonista formidable

Publicidad

Publicidad

No nos merecemos a Happy Madison Productions. Mientras el mundo sigue yendo regular, la compañía de Adam Sandler sigue financiando viajes de placer y trabajo a sus colegas y familias para rodar ideales pasatiempos que alegren una mala tarde de confinamiento. 'La otra Missy', la nueva película de la productora para Netflix, se apoya en el carisma y la química de su pareja protagonista.

Cita a ciegas

Cuando Chris Farley nos dejó, uno de los grandes afectados por la pérdida, no solo a nivel de amistad, fue su colega David Spade. El cómico había formado la pareja ideal con Farley, y tras dos películas juntos, la extraordinaria 'Tommy Boy' y la efectiva 'Oveja negra', Farley moría antes de poder realizar su ansiada trilogía. Pues bien, casi un cuarto de siglo después de su última película, David Spade ha encontrado a su mejor compañero de reparto. Y responde al nombre de Lauren Lapkus.

La actriz, a la que hemos visto recientemente en la divertida 'Entre dos helechos: La película', se convierte en el centro de todas las miradas gracias a su irreductible Missy, una alocada soltera que solo busca una pareja que la haga sentir bien. Y, como en toda comedia romántica que se precie, no parece que vaya a encajar en los planes de su compañero de aventura.

The Wrong Missy

Dirigida por Tyler Spindel, también responsable de otro vehículo (literal) al servicio de Spade, como es la divertida 'El padre del año', y con un guión de dos veteranos mercenarios de la comedia como son Kevin Barnett y Chris Pappas, 'La otra Missy' no engaña a nadie: esto son noventa minutos de buen rollo, chistes zafios, situaciones imposibles, cameos, parientes directos de Adam Sandler (incluidas sus hijas), equívocos y alguna de las caídas más memorables del año. A la altura de las de 'Midsommar', me atrevería a decir.

Romance de fin de semana

No es que el guión de la película se mate para trazar un punto de partida original (o meridianamente claro), pero no nos engañemos: no lo necesita. Un buen par de chistes para romper el hielo y entramos en situación. Los fans de David Spade pueden darse por satisfechos con su clásico personaje superado por los acontecimientos, aunque su matiz tierno de más ayuda mucho a su Tim.

Missy

Por parte de Lauren Lapkus, nada más que rendirnos a su encanto. Este torbellino de humor clava a un personaje con un corazón que no le cabe en el pecho, pero que no dudará en utilizar todas las armas de las que dispone (sean blancas o mentales) para intentar ser feliz. ¿Cómo podríamos evitar estar ante una persona como ella? Bueno, un poco de empeño también pone a ratos.

Una comedia disparatada, (un poco) impredecible y que cumple de sobra con la entrega de chistes buenos exigibles para un producto de la familia Sandler siempre será bien recibida en mi casa. Si estás un poco cansado de la misma comedia romántica de siempre y echas de menos los días de incorrección y soltar un par de carcajadas de esas que te pillan por sorpresa, entonces 'La otra Missy' es una elección ideal para este fin de semana de ya no sé qué fase de la nueva realidad estamos atravesando. Mejor en casa, sí.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios