Publicidad

'Palm Springs': una estupenda heredera de 'Atrapado en el tiempo' que rebosa encanto y diversión
Críticas

'Palm Springs': una estupenda heredera de 'Atrapado en el tiempo' que rebosa encanto y diversión

Publicidad

Publicidad

‘Atrapado en el tiempo’ ('Groundhog Day') es una de las comedias románticas más queridas de los años 90. Hay en ella muchas cosas que celebrar, pero sin duda el uso de los viajes en el tiempo resulta esencial para construir la película alrededor de un hilarante Bill Murray. En años posteriores ha habido algún otro intento de usar esa peculiar combinación -mi favorita, sin duda, sería ‘Una cuestión de tiempo’-, pero no se ha explotado tanto como para que ya nos hayamos cansado de ella.

La última en llegar ha sido ‘Palm Springs’, título por ahora únicamente disponible en Estados Unidos a través de Hulu  -donde está batiendo récords- que es seguramente el que más se acerca a ‘Atrapado en el tiempo’ hasta la fecha, sin que eso le reste ni un ápice de personalidad. Y es que estamos ante una de las mejores comedias románticas de los últimos años, una propuesta con mucho encanto apoyada en el estupendo trabajo de Andy Samberg y Cristin Milioti, sus dos protagonistas.

Un bucle diferente al esperable

Andy Samberg Palm Springs

Estoy convencido de que la mayoría del público pensaría que los novios iban a ser los protagonistas en una película con un bucle temporal que tiene lugar el día de la boda de una pareja. Bien planteado, algo así puede dar mucho juego, pero Andy Siara, guionista de ‘Palm Springs’ ha preferido ir en otra dirección, abordando un bucle que lleva ya mucho tiempo en marcha y centrándolo en uno de los invitados.

De esta forma, se nota desde el primer momento que algo va raro en la vida de Nyles (Samberg). Podría ser que simplemente está un poco pasado de vueltas, pero no tardaremos en descubrir que está atrapado en un bucle temporal, por lo que el día siempre se reinicia, sea porque concluye de forma natural, porque intenta escapar del lugar o incluso cuando piensa que igual la tortura acaba si se suicida.

Escena Palm Springs

‘Palm Springs’ es la historia de cómo su protagonista recobra las ganas de vivir, una energía que el director Max Barbakow logra transmitir con mucho acierto al espectador y para la que resulta esencial la presencia de Milioti. La actriz ya había demostrado en repetidas ocasiones que tiene ese “no-sé-qué” que hace que sus personajes sean adorables, algo que aquí vuelve a estar presente, pero de una forma diferente a la que podríamos esperar.

Y es que su Sarah dista mucho de ser alguien perfecto, algo que se nos muestra desde la propia presentación del personaje y que va mostrando nuevas capas a medida que avanza la historia. Sin embargo, eso no impide que su encanto esté en todo momento en primer plano y que uno tenga una mayor predisposición a empatizar con la peculiar relación que surge entre los dos protagonistas.

Deliciosa

Imagen Palm Springs

Al final es eso lo que realmente vertebra ‘Palm Springs’, utilizando el tema de los viajes en el tiempo como un efectivo recurso sobre el que ir construyendo una historia de amor improbable que se encontrará con multitud de baches por el camino, sobre todo por la resistencia de él a intentar ir hacia delante.

Para ello la película cuenta con un estupendo plantel de secundarios que añaden lo que se requiere de ellos de forma muy inspirada, y eso no impide que pueda haber cierta evolución en ellos por mucho que estemos reviviendo el mismo día una y otra vez. Quizá el más destacable sea J.K. Simmons, pero otros como Camila Mendes, Peter Gallagher o Tyler Hoechlin también aporta su granito de arena para dar mayor profundidad a una película que abraza la anécdota en varias ocasiones, pero sin dejar que eso impida ofrecer un auténtico relato.

Palm Springs Escena

Todo ello aliñado con un guion que sabe ir manejando los cambios de tono, potenciando lo humorístico o lo dramático sin sentirse como un cambio brusco, sino como una evolución lógica de lo que hemos visto previamente. El propio Siara comentó que inicialmente su guion se parecía más a ‘Leaving Las Vegas’ que a ‘Atrapado en el tiempo’, pero que fue incluir ese elemento de cienai-ficción lo que hizo que su libreto evolucionase hasta lo que finalmente podemos ver.

De hecho, ese puntito de amargura no se pierde del todo en el personaje interpretado por Samberg, quien entiende muy bien a Nyles y sabe manejar tanto sus contradicciones como los cambios que van transformándole paulatinamente. Quizá no sea una actuación memorable de esas de las que te acuerdas mucho después de ver la película, pero sí es la que necesitaba ‘Palm Springs’ para no venirse abajo. Si encima le añades una química estupenda con Milioti, pues mejor aún.

Sin embargo, lo realmente esencial de una película como ‘Palm Springs’ es que transmite esa calidez que lleva al espectador a querer un final feliz para la pareja protagonista, y antes de ello ha sabido muy bien cómo divertirnos para dejar un buen sabor de boca en todos los palos que toca, incluido ese bucle temporal que tanto juego da pero que acaba por convertirse en un punto de fricción enorme para sus dos protagonistas.

En resumidas cuentas

‘Palm Springs’ es una deliciosa comedia romántica, una heredera de ‘Atrapado en el tiempo’ llama a convertirse en una de las propuestas más queridas para los amantes de este tipo de cine. Si es que incluso tiene la frescura y el encanto necesario para poder conquistar a los que hayan acabado cansados de este tipo de películas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios