'The Bee Gees: How Can You Mend a Broken Heart': fabuloso documental sobre una de las bandas más populares de la historia
Críticas

'The Bee Gees: How Can You Mend a Broken Heart': fabuloso documental sobre una de las bandas más populares de la historia

Frank Marshall vuelve a nuestras pantallas con un extraordinario trabajo documental sobre una de las bandas más importantes del pop de los sesenta, amén de pieza indispensable para la gestación del gran boom de la música disco de finales de los 70: 'The Bee Gees: How Can You Mend a Broken Heart' es un lujo.

Un amor fraternal

El director de 'Aracnofobia' llevaba unos cuantos años alejado de una producción a la altura de su talento, y parece que las toneladas de material de archivo de las que ha dispuesto para este trabajo son el mejor regreso posible. Los Bee Gees formaron parte de varias generaciones y su música aún sigue funcionando como siempre. Su pasión por el pop y la evolución hacia el sonido Miami y la música disco atravesó también una fructífera etapa de Rhythm and Blues, y todo ello se refleja de manera magistral gracias a un fabuloso trabajo de edición y a testimonios de gran nivel y valor.

Barry, Maurice y Robin Gibb buscaron su identidad al mismo tiempo que el mundo hacía lo propio. Británicos afincados en Australia, no dudaron en cruzar el charco (otra vez) en plena efervescencia beatle para probar fortuna con sus altas dotes vocales. No necesitaron mucho tiempo antes de firmar sus primeros contratos y discos, hasta que la fama empezó a resquebrajar los valores del grupo de hermanos en favor del éxito personal. Nada que no sepa ya Noel Gallagher, uno de los muchos entrevistados del documental. Eric Clapton, Mark Ronson, Lulu, Nick Jonas, Chris Martin o Justin Timberlake son otros de los artistas que desfilan por el documental. De hecho, Timberlake es uno de los responsables junto a Jimmy Fallon del monumental The Barry Gibb Talk Show de 'Saturday Night Live'.

Ese sketch tiene como cabecera 'Nights on Broadway', una de las canciones más importantes de la transición de la banda hacia un sonido más adulto, tampoco podía ser más neoyorquina. En un pasaje del documental queda claro que la inspiración de la Gran Manzana fue clave en unos Bee Gees afincados en la casa de Miami que popularizó Clapton en el '461 Ocean Boulevard'.

El único superviviente de los Gibb, Barry, recuerda su pasado ayudado por cientos de entrevistas de sus hermanos de todas las épocas activas de la banda. El componente emocional está presente desde el primer minuto, cuando el cantante asume que siempre hay un superviviente en la familia, y que en esta ocasión el elegido era él.

Fiebres, discotecas y canciones perfectas

Antes hablaba de cómo los hermanos buscaron su identidad, individual (los galones) y colectivamente, como un grupo con deseos de trascender en la escena musical. Con un par de malos trabajos a principios de los 70, la banda se reinventó como tal con un sonido más orgánico y nuevos miembros vitales para lograr el éxito. Como la figura de Arif Mardin, legendario productor soul que logró rescatarlos del olvido en 'Main Course', uno de los mejores trabajos de su carrera y el comienzo de su verdadero reinado.

Bee Gees

Por supuesto, estas historias cuentan con un alto componente trágico, y los Bee Gees no iban a ser menos. Pero Marshall sabe que a pesar de estar ante el relato de quien ha perdido a todos sus hermanos, no debe tropezar en ese incordio sentimental, porque además es lo que pretende Barry Gibb. Así, el documental aprovecha para mirar hacia la indignante Disco Demolition Night, basura propagandística que en realidad no era más que una manifestación homofóbica y racista de primer nivel organizada por Steve Dahl, un gañán irreverente que no sé hasta qué punto era consciente de lo que estaba haciendo. Resulta especialmente cruel y desalentador ver a Barry Gibb pidiendo poco menos que poder existir.

Pero aquí no hay lugar para el rencor. Los artífices de 'How Deep is Your Love' (un saludo a la magnífica versión de Take That, se la echa de menos por aquí) solo se dedicaron a pelear contra esta sinrazón y todos los obstáculos que se interpusieron en su camino. Y lo hicieron reinventándose constantemente, demostrando que muy pocos estaban a su altura ya sea fabricando hits de los sesenta, himnos R&B en los setenta o componiendo para otros grandes artistas desde el destierro.

El documental está disponible en formato de compra digital a través de Amazon Prime Video, Apple TV o Movistar +.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio