Compartir
Publicidad
‘Who is America?’: un incendiario retrato de la realidad estadounidense, tan preocupante como divertido
Críticas

‘Who is America?’: un incendiario retrato de la realidad estadounidense, tan preocupante como divertido

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Que el mundo tal y como lo conocemos se está yendo —y perdón por la expresión— a la mierda a pasos agigantados no es ninguna novedad. Tan sólo hay que conectarse a internet, abrir un periódico o encender la televisión para percatarse de cómo los mass media y una clase política cada vez menos avergonzada de airear públicamente sus extremismos están acelerando el proceso hasta límites insospechados en múltiples aspectos.

En medio de este convulso escenario, en el que el ciudadano de a pie termina siendo el principal perjudicado, una figura como la del brillante y controvertido cómic británico Sacha Baron Cohen se mueve como pez en el agua; encontrando infinidad de excusas para dar rienda suelta a su humor más cafre, satírico y con una especial voluntad de exponer las vergüenzas de los que marcan el ritmo de la sociedad. Algo que 'Who is America?' hace a la perfección.

Con su nueva serie de televisión, Baron Cohen vuelve a abrazar la fórmula que le lanzó a la popularidad en el hilarante 'Da Ali G Show' y que después explotaría en los largometrajes como 'Brüno' o el fantástico 'Borat'. Así, ha dado forma a un nuevo repertorio de personajes de lo más variopinto a través de los cuales poner en jaque a su nutrida selección de entrevistados, que oscila desde celebridades del show business norteamericano hasta a grandes figuras de la política del país.

Un representante medio del alt-right yanqui defensor a ultranza de Donald Trump, un doctor liberal new-age que pide perdón por ser un varón blanco heterosexual o un ex agente del Mossad islamófobo, violento y casi psicótico son algunas muestras de la variedad de personalidades que Baron Cohen se ha sacado de la manga para canalizar la comedia más salvaje e incómoda que vamos a poder disfrutar en mucho tiempo tanto en la pequeña como en la gran pantalla.

Who is America

Durante muchos de sus fragmentos, 'Who is America?' siembra la duda de si, en efecto, nos encontramos ante un producto cien por cien humorístico ante el que liberar nuestras sensibilidades más oscuras o, por el contrario estamos frente a una serie que, entre chistes escatológicos y personajes caricaturescos —que, sin duda, son desternillantes—, esconde un poso casi dramático al que atender con preocupación.

Por supuesto —y esto es algo de lo que Sacha Baron Cohen es plenamente consciente—, el show no está hecha para todo el mundo, pero si la mentalidad del espectador y su posicionamiento ético y político casan con la propuesta de 'Who is America?', encontrará complicado no reír a mandíbula batiente y disfrutar ante la estupidez en la que el cómico puede sumir a sus entrevistados y colaboradores.

Who is America

No obstante, esta violenta y pura satisfacción que se obtiene de, por poner un ejemplo, ver a un legislador republicano sacar a la luz su lado más oscuro —y, teóricamente, privado— mientras amenaza con convertir en homosexual a un terrorista islámico acercándole el trasero desnudo y profiere consignas racistas, no tarda en virar hacia terrenos menos agradables; convirtiendo la carcajada sonora en una mueca de preocupación e incredulidad.

Porque entre medias del esperpento, las frases lapidarias, los comentarios incendiarios y las toneladas de maquillaje que modelan a sus personajes conductores, 'Who is America?' esconde una dosis de realidad aterradora. Una realidad en la que el odio, la ignorancia, la violencia, la —falsa— moral y los más corrompidos valores reinan en el país que gobierna el mundo y que, por suerte, se nos presenta utilizando el hoy más que nunca necesario humor como catalizador.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio