Compartir
Publicidad

Martin McDonagh: "'Tres anuncios en las afueras' es deliberadamente desagradable y difícil. No es los Vengadores"

Martin McDonagh: "'Tres anuncios en las afueras' es deliberadamente desagradable y difícil. No es los Vengadores"
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Tres anuncios en las afueras' ('Three Billboards Outside Ebbing, Missouri') es una de las películas más mencionadas en la temporada de premios en la que aún estamos inmersos. Ganó 4 Globos de Oro, triunfó en los galardones del SAG (sindicato de actores) y suma 7 nominaciones al Óscar, siendo favorita en al menos tres apartados: mejor guion original, actriz protagonista y actor de reparto.

Sam Rockwell es quien tiene más opciones de victoria en la última categoría, es quien ha estado recibiendo los premios hasta ahora, aunque él mismo opina que su compañero Woody Harrelson podría "quitarle" el Óscar. Si lo gana Rockwell se avivará la polémica sobre el retrato y la evolución del policía racista que interpreta. El guionista y director del film, Martin McDonagh, ha salido en defensa de su trabajo... pero si todavía no has visto la peícula, no sigas leyendo porque hay spoilers.

Frances McDormand, Peter Dinklage y Martin McDonagh

Si estás aquí es que has visto 'Tres anuncios en las afueras' o te da igual saber lo que ocurre al final. Bien, la controversia surge por el arco argumental de Dixon (Rockwell), un violento policía que, en el tramo final, cambia de actitud y decide ayudar a la madre que encarna Frances McDormand. Este giro se ha visto como una redención y no ha sentado nada bien a una parte de los espectadores afroamericanos.

Se dice que "los críticos blancos aman 'Tres anuncios en las afueras' igual que aman a sus tíos racistas". Se critica el guion de McDonagh y que la película esté siendo tan aplaudida y premiada cuando, según estas protestas, "se preocupa más por los sentimientos" del personaje racista que por el daño que ha causado. El cineasta ha respondido a la polémica con estas declaraciones que creo que pueden dar lugar a un interesante debate:

"Viene principalmente por la idea de que el personaje de Sam Rockwell, que es un gilipollas racista e intolerante, aparentemente es redimido, quizá. No creo que su personaje sea redimido en absoluto. Empieza siendo un imbécil racista. Al final es básicamente lo mismo, pero por cómo acaba, se entiende que ha tenido que cambiar. Hay espacio para eso, y hasta cierto punto ha visto el error de sus formas, pero de ningún modo se supone que se ha convertido en algo así como el héroe redimido de la obra."

"Debía ser un film deliberadamente desagradable y difícil. Porque es un mundo desagradable y difícil. Tienes como que sostener un espejo ante eso, un poco, y decir que no tenemos ningún tipo de solución. Pero creo que hay mucha esperanza y humanidad en el film, y si observas todos esos conflictos con eso en tu corazón, puede que nos desplacemos a un lugar más interesante."

Martin McDonagh confiesa que las reacciones negativas le han dolido "un poco" pero afirma que la división de opiniones siempre es un riesgo con sus historias porque él no hace películas "para niños de seis años", esto "no es los Vengadores". "Intentamos hacer algo un poco más difícil y más reflexivo", afirma el cineasta. ¿Qué opinas? ¿Crees que hay motivo para la controversia o se ha malinterpretado la intención de McDonagh?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos