Compartir
Publicidad

Muere Jorge Grau, figura indispensable en el fantaterror español de los setenta

Muere Jorge Grau, figura indispensable en el fantaterror español de los setenta
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Día triste para los fans del fantástico de todo el mundo, pero especialmente para los españoles. Jorge Grau ha fallecido a los 88 años, según ha informado hoy su hijo en un comunicado.

Con la noticia del premio honorífico que Narciso Ibáñez Serrador recibirá en la próxima ceremonia de los Goya aún en el ambiente toca despedir a uno de los pocos coetáneos que aguantó el pulso a la hora de presentar auténticos clásicos inmortales de nuestro fantaterror, el cineasta catalán Jorge Grau.

Leyenda del fantástico

Gracias a 'No profanar el sueño de los muertos' y 'Ceremonia Sangrienta', Grau forma parte de la Historia del cine fantástico nacional desde hace prácticamente medio siglo. Su película de zombies, en la que el Ministerio de agricultura británico es el responsable de la epidemia por culpa de una extraña máquina desarrollada con el objetivo de exterminar plagas, se convirtió en referente de lo que vendría después a pesar de haber llevado apenas a trescientos mil espectadores a las salas cuando se estrenó en enero de 1975.

'Ceremonia Sangrienta', película en la que también participó en el guión junto a un no acreditado José Luis Garci, no había funcionado mucho mejor un par de años antes, de hecho funcionó algo peor, pero la recompensa del éxito llegaría después gracias a 'La trastienda', una película que pasaría a la historia por incluir un famoso y nunca visto hasta entonces desnudo integral femenino a mayor gloria de su protagonista, Maria José Cantudo.

No tuvo mucha más suerte a lo largo del resto de su carrera, y rodaría su última película en el ya lejano 1994, 'Tiempos Mejores', con un reparto formado por Arturo Fernández y Toni Cantó. Pero nada de eso importa. Ni el escaso éxito de 'La leyenda del tambor' o 'El extranger-oh! de la calle Cruz del Sur' podrían empañar el brutal legado para la eternidad de sus dos obras cumbres. Descanse en paz una leyenda de nuestro fantástico de la que hasta el más moderno e innovador cineasta del presente se acuerda.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio