"Nadie va a fijarse en vosotros". Nicolas Winding Refn carga contra Amazon tras confesar que intentaron "enterrar" su 'Demasiado viejo para morir joven'

"Nadie va a fijarse en vosotros". Nicolas Winding Refn carga contra Amazon tras confesar que intentaron "enterrar" su 'Demasiado viejo para morir joven'
11 comentarios

Después de todos estos años de carrera profesional, lo cual incluye sus apariciones públicas y sus declaraciones a prensa, no cabe la menor duda de que Nicolas Winding Refn es uno de los cineastas más peculiares del panorama actual —y con "peculiar" no me refiero exclusivamente a su sello autoral y a los aspectos formales y tonales de sus obras—.

El responsable de títulos como 'Valhalla Rising', 'Drive' o la reciente serie para Netflix 'Cowboy de Copenhague' ha vuelto a hacer alarde de personalidad durante una entrevista reciente con Vulture en la que ha confesado que la gente de Amazon Prime Video decidió "enterrar" su anterior producción catódica: la absorbente 'Demasiado viejo para morir joven'.

Shine bright like a diamond

Según ha explicado el danés, los mandamases de la plataforma de streaming decidieron minimizar el impacto de la producción por miedo a dar una mala imagen.

"Me quitaron todo mi dinero para publicidad porque tenían miedo de que la serie dañaría la imagen de Amazon. Me lo dijeron directamente. Les escandalizó muchísimo. Yo estaba en plan, '¿Qué es tan chocante?'. Ellos dijeron, 'Nos va a hacer quedar mal'. Y yo dije, 'Pero yo no creo que vaya a fijarse alguien en vosotros'".

Refn no se ha limitado a explicar la anécdota, sino que ha optado por ser más frontal en su ataque a Hollywood sin perder la oportunidad de echarse unas cuantas flores a sí mismo.

"Algunas partes de Hollywood son tan egocéntricas que creen que están en el centro del universo. La regla del miedo es muy peligrosa. Amazon lanzó la serie, pero dijeron, 'Vamos a enterrarte'. Y así lo hicieron. Eso sí, no puedes enterrar un diamante".

No obstante, la producción de 'Demasiado viejo para morir joven' parece que fue una experiencia un tanto peculiar. Según contó su protagonista Miles Teller en una entrevista con IndieWire, el director se mimetizó con Donald Trump durante el rodaje, regalando gorras al equipo en las que podía leerse "Making TV Great Again" y enviando mails trumpianos a los directivos de Amazon.

"Nic perdió la cabeza más o menos en el episodio 7. Literalmente, escribía cada viernes un email a los presidentes de Amazon como si fuese Donald Trump.Les decía, 'Soy el mejor director con el que nadie ha trabajado nunca. Sus habilidades están mejorando gracias a mi dirección. Está yendo genial, os va a encantar. Va a ser algo grande, la serie más grande de Amazon'".

En el fondo, excentricidades así son las que diferencian a un auteur de un realizador normal y corriente. O no.

Temas
Inicio