Fueron el primer intento de crear un Universo Cinematográfico de Marvel cinco años antes de 'Iron Man' (y fracasaron): llegan a Disney+ las primeras versiones de dos de sus superhéroes más míticos
Disney plus

Fueron el primer intento de crear un Universo Cinematográfico de Marvel cinco años antes de 'Iron Man' (y fracasaron): llegan a Disney+ las primeras versiones de dos de sus superhéroes más míticos

El Universo Cinematográfico Marvel ha cambiado la manera en la que vemos las franquicias y, nos guste más o menos, es una pieza imprescindible de la cultura popular que en el futuro se usará para entender el cine de esta época. Pero no es la primera vez que se intentó crear un universo conjunto de personajes basado en La Casa de las Ideas. Solo que, a inicios de los 2000, no funcionó como debía. 'Daredevil' y 'Elektra' intentaron formar un mundo propio, pero no pasaron de ahí, en gran parte porque su calidad no era la adecuada. Ahora están disponibles en Disney+, y quizá sea el momento de volver a recuperarlas y comprobar si fueron los fracasos que hemos dado por hecho.

Affleck, qué diablillo

En 1998, Marvel estaba al borde de la bancarrota: sus mejores años habían pasado (o eso creían) y sus personajes se vendían al mejor postor. Bien es sabido lo que pasó con los X-Men o Spiderman, pero también Daredevil acabó en manos de Columbia (después de que Fox y Disney intentaran hacer una película sin éxito), que se puso de inmediato a preparar una franquicia del Cuernecitos. Mientras tanto, en los cómics, Kevin Smith empezó a guionizar una serie de Daredevil que resucitaría una serie muerta para el público. Para modelar al protagonista, Smith pensó en su colega Ben Affleck, como broma interna.

Pero, a pesar de que tenía a Chris Columbus involucrado en el proyecto, todo se fue al traste y fue New Regency la que pujó más por una película de Daredevil. El guion de Mark Steven Johnson ('El inolvidable Simon Birch', 'Ghost rider') fue aplaudido entre los que lo leyeron como una aproximación oscura del personaje, e incluso Kevin Feige, que ya era el segundo al mando en Marvel, dijo que era uno de los mejores que jamás habían recibido. Entonces, ¿cuál fue el problema?

Daredevil Affleck

Por un lado, Ben Affleck, aunque era un fan del personaje desde siempre que se había leído todos los cómics de Daredevil y le conocía de forma casi enciclopédica, fue el motivo de burla de todo Hollywood desde el primer minuto que salieron las imágenes promocionales, embutido en cuero rojo. Por mucho que hubiera salido en 'Armageddon' y 'Pearl Harbor', no terminaba de adecuarse a lo que el público creía que debía ser el personaje. Por otro lado tenemos al tan amado como odiado Avi Arad.

¿Universo compartido? No funcionará nunca

Avi Arad fue el fundador de Marvel Studios y el responsable de todas las películas basadas en los cómics de la empresa a inicios de los 2000. Él produjo 'Spiderman 2', sí, pero también 'Los cuatro fantásticos', 'The Punisher' o 'Man-thing: la naturaleza del miedo'. Arad tuvo suerte, pero también poca visión de futuro. En una entrevista para promocionar 'Daredevil' comentaba lo siguiente.

No hay necesidad de juntar a Daredevil y Spiderman. Son dos personajes diferentes. Tenemos tantas películas por hacer. Para mí es como hacer juguetes que brillan en la oscuridad. Cuando estás llegando al final, les haces brillar en la oscuridad. Tenemos 'Elektra', tenemos 'Daredevil 2', tenemos 'Spiderman 2'. Demasiados personajes buenos. No necesitamos que se junten.
Matt Murdock 2

Avi Arad es un hombre de la vieja escuela, y quería películas basadas en el espectáculo y la acción (suya fue la idea de meter a Veneno en 'Spiderman 3' en contra de lo que quería Sam Raimi), destinadas a vender juguetes. Una película oscura que explorara el lado oscuro de un personaje no le interesaba y bloqueó la visión que el director tenía para 'Daredevil'. Ese guion que se llevó tantos halagos se rodó pero nunca vio la luz del sol. Las críticas fueron, con razón, absolutamente devastadoras, y el propio Ben Affleck se sintió avergonzado ("Odio la puta 'Daredevil'", dijo mientras presentaba 'Batman V Superman').

Años después, el corte para DVD de Mark Steven Johnson añadió media hora y cortó partes, recibiendo unas críticas muchísimo mejores, que incluso le comparaban con la etapa de Frank Miller. Sin embargo, aunque la crítica no fuera la mejor, sí que recaudó lo suficiente (el doble de lo que costó) para justificar un spin-off del amor de Matt Murdock: Elektra Natchios. O lo que es lo mismo, Jennifer Garner.

Una película eléktrica

Originalmente, nombres como Oliver Stone o Frank Miller estuvieron unidos a una película de Elektra que adaptara 'Elektra: asesina', pero no llegamos a ver nada de esto. De hecho, Jennifer Garner ni siquiera quería hacer la película, pero la rodço por un motivo poderoso: la obligación contractual. Rob Bowman, director televisivo, hizo lo que pudo con un guion firmado a seis manos que no se sostenía por ningún lado.

La parte más interesante era que preparaba ese universo compartido que tanto detestaba Avi Arad con una aparición de Matt Murdock que podría haber impulsado la película... y fue cortada del montaje final. Vaya ojo. Ni Avi Arad ni Perlmutter acabaron contentos con la película, y muchos le echaron la culpa al hecho de estar protagonizado por una superheroína en lugar de... bueno, ser muy, muy mala.

Marvel no intentó filmar otra película con una mujer como protagonista hasta 15 años después: 'Capitana Marvel' pasó los mil milones de dólares de taquilla y fue, le pese a quien le pese, un exitazo. Por su parte, 'Daredevil 2' se metió en un cajón para siempre, y solo se sabe que Ben Affleck quería hacer una versión oscura y que realmente tuviera que ver con los cómics originales. El final ya lo conocemos todos: Charlie Cox tomó el manto del Diablo Guardián una década después con el 'Daredevil' de Netflix, Ben Affleck acabó siendo Batman y Jennifer Garner se alejó de los superhéroes tanto como pudo.

Bueno, de todos menos de Ben Affleck: si algo bueno dieron 'Daredevil' y 'Elektra' fue una pareja que duró más de diez años en Hollywood... Y la confirmación de que no pasa nada por juntar a dos superhéroes en una misma película. Lo mismo hasta puede atraer al público, ¿no?

Temas
Inicio